19 de Septiembre de 2018

Yucatán

'Soy cónsul del Líbano en homenaje a mi papá'

Roberto Abraham Mafud señala que la religión fue clave en la inmigración de libaneses a Yucatán.

"Los descendientes de libaneses ya formamos parte de las actividades sociales, económicas, culturales, empresariales, humanistas, arte, altruismo, etc. en Yucatán” dijo Abraham Mafud. (Milenio Novedades)
"Los descendientes de libaneses ya formamos parte de las actividades sociales, económicas, culturales, empresariales, humanistas, arte, altruismo, etc. en Yucatán” dijo Abraham Mafud. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook 'Soy cónsul del Líbano en homenaje a mi papá'Compartir en Twiiter 'Soy cónsul del Líbano en homenaje a mi papá'

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Roberto Abraham Mafud, cónsul honorario del Líbano, aceptó el cargo en homenaje a su padre, Asís Abraham Daguer, nacido en dicha nación, y el orgullo que siente por su ascendencia y cultura libanesa, la cual se desarrolla en sincretismo con la mexicana y la yucateca, desde finales del siglo XIX.

Como parte de su labor consular, en mayo realizó un recorrido por la Península de Yucatán, con el nuevo embajador del Líbano en México, el historiador Hicham Hadam, quien encabeza encuentros con la comunidad libanesa de esta zona. 

Para continuar con la tradición, el diplomático será invitado a participar en la coronación de la reina del Club Libanés y la conmemoración de la Independencia del Líbano, el viernes 22 de noviembre.

Actualmente, también preside la Asociación Cultura Yucatán e impulsa el proyecto del rescate del ex Convento San Francisco de Asís de Conkal, su arte sacro, su pinacoteca y la biblioteca.

¿Cuál es su labor como cónsul honorario del Líbano?

Apoyar a los ciudadanos y descendientes del país de origen de mis padres. Mi papá nació en Líbano, en la región del Kura, en 1920. Es una distinción representar algunas gestiones honorarias de la nación, lo más común es tramitar visas, documentos de identidad, pasaportes, registro de hijos de los libaneses recién llegados y solicitar pasaportes y todo tipo de solución de problemas generales básicos. Tengo la circunscripción de Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

¿Qué facultades le fueron conferidos a diferencia de otros cónsules honorarios?

Puedo emitir poderes, tanto específicos y generales. Aquí hay un poco más de apertura en las funciones de las que normalmente realiza un consulado honorario. En el primero, son de representación general, de actos de dominio, para hacer trámites para representar a alguien en un conflicto; son parecidos como los poderes notariales en México y la categoría de específico es para una transacción o representar a alguien en un acto específico.

¿Con qué frecuencia se realizan este tipo de trámites?

Si hago bastantes, el promedio es 35 trámites consulares anuales, en los casi ocho años que llevo en el puesto.

¿Cómo percibe la comunidad libanesa a Yucatán?

Es muy buena, porque se integró al 100 por ciento con las costumbres de Yucatán. Todo lo que son los principios y valores que traíamos del cristianismo original del Medio Oriente, se combinó con el cristianismo católico de México; creo que eso fue la clave, porque venían con la misma religión. Además, el buen recibimiento que dio México a los inmigrantes ayudó mucho, así como la actitud de recibirlos sin restricciones. Los descendientes de libaneses ya formamos parte de las actividades sociales, económicas, culturales, empresariales, humanistas, de música, arte, altruismo, etc.

¿Cuántos componen la comunidad libanesa en el Estado?

Se calcula una comunidad de siete mil libaneses, principalmente descendientes. 

¿Existe en la actualidad movilidad de ciudadanos libaneses a la Península de Yucatán?

Sí, han llegado 300 libaneses que se han establecido en Quintana Roo, algunos en Progreso y en Mérida; son gente con menos de 10 años de haber llegado, familias nuevas de inmigrantes.

¿Qué oportunidades encuentran en la entidad?

Les gusta contactar gente de origen libanés, parientes lejanos, amigos que tienen que ver con sus familias; encuentran puntos de integración rápida. Recientemente recibí gente en Chetumal y Cancún, Quintana Roo, personas con ganas de trabajar. Les gusta la seguridad de Yucatán y la oportunidad de trabajo y de integración.

Una persona que ha ayudado mucho en este proceso es Don Elías Moussa, yo le llamo con gran estima Vicecónsul; él fue un factor de integración de la mayoría de personas y él daba la referencia para quienes llegaron, y sobre, los que ya viven aquí; generó los vínculos.

¿Qué importancia tiene el Club Libanés para la comunidad residente y descendiente de libaneses?

Es un pilar para la integración de la comunidad libanesa, se fundó en 1930 y estuvo ubicado en una primera etapa en la calle 60 por 45 y 47, posteriormente en 1978 se cambió a la sede actual, ubicada en la colonia Vista Alegre Norte, gracias al impulso de 20 familias lideradas por el entonces cónsul del Líbano, Juan Macari Canán, en colaboración con José Chapur Zahoul, Antonio Moisés Jorge, Ricardo Dájer Nahum, José Mena Abraham, así como la familia Abraham (William, Asis y Salim Abraham Daguer); ellos fueron los principales impulsores para la nueva sede.

¿Qué significa ser cónsul honorario?

Es una distinción, sobre todo lo acepté por mi papá; para él fue una alegría enorme verme ostentar el cargo con el que represento el país donde nació. Lo hice como un homenaje.

¿De cuántos años son los periodos de cónsul honorario del Líbano?

De dos y cuatro años, y de manera indefinida, dependiendo de la disposición del cónsul y la embajada. En mi caso, mientras todo siga como ahora, estaré en disposición de continuar en un periodo más.

¿Cuál es su formación académica? 

Soy contador público egresado de la Universidad Autónoma de Yucatán, tuve estudios adicionales de piano en el Conservatorio de Viena, Austria; música en la escuela Berklee College of Music de Boston, Masachusetts, Estados Unidos; estudié cursos de maestría de piano en el Mozarteum de Salzburgo.

¿Su perfil artístico, cómo ha aportado en su trabajo consular y el que realiza en Yucatán?

Cuando presidí el Patronato del Instituto de Cultura (ahora Sedeculta) hicimos buenas propuestas, como la del Gran Museo Maya de Mérida y luego se lo dimos a Jorge Esma Bazán para que la desarrolle; también hicimos propuestas de un nuevo teatro de la ciudad y el desarrollo del sistema estatal de orquestas juveniles. En este apostolado cultural, llevamos eventos artísticos al Club Libanés. 

Consulado de Líbano

Dirección: Calle 23 # 143 x 32 colonia Buenavista
Teléfono: 9254111 y 9267920
Horarios de atención: Lunes a viernes de 9:00 a 14:00 horas

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios