17 de Diciembre de 2017

Yucatán

Su tradición es dar de comer al peregrino que llega a Mérida

La Familia Faber lleva 20 años de preparar alimentos para los fieles de la Virgen de Guadalupe, luego de largos recorridos.

Los antorchistas fueron recibidos por personas altruistas. (Theany Ruz/SIPSE)
Los antorchistas fueron recibidos por personas altruistas. (Theany Ruz/SIPSE)
Compartir en Facebook Su tradición es dar de comer al peregrino que llega a MéridaCompartir en Twiiter Su tradición es dar de comer al peregrino que llega a Mérida

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- La familia Faber sigue una tradición de más de 20 años de regalar comida a peregrinos guadalupanos que llegan a Mérida, luego de largos recorridos para visitar el Santuario de la Virgen de Guadalupe en el templo de San Cristóbal.

Esta costumbre la inició la señora Pilar Faber Tun hace dos décadas y desde hace cuatro años, la retomó su sobrina Karen Ojeda Faber y su familia, quienes se dieron a la tarea de dotar de sándwiches y jugos el 11 de diciembre por la noche a los antorchistas, en la víspera de la fiesta mariana.

Su misión duró varias horas hasta la medianoche, con ocho miembros de la familia trabajando desde niños hasta adultos. En total regalaron 132 piezas con sus respectivas bebidas para los viajeros que arribaron con el cansancio marcado en su rostro, pero con el ánimo de celebrar a la Virgen.

“Ayudar a los antorchistas es compartir un poco de lo mucho que Dios y la Virgen nos dan cada año, es un sentimiento que nos nace para ayudar y nos esforzamos para dar algo, realmente es mínimo con todas las bendiciones que Dios nos da en salud, amor y bienestar económico”, comentó Karen Ojeda.

La joven madre destacó que este trabajo propicia la unión familiar, porque durante el proceso de preparación se reúnen para cocinar y planear la distribución de los sándwiches por la noche.

Así como la familia Faber durante la velada guadalupana, llamaron la atención varias personas que también se solidarizaron con los antorchistas regalándoles agua y tortas.

Sorprendidos

Muchos peregrinos quedaron sorprendidos por el acto de generosidad y aceptaban la ayuda, mientras otros agradecían con una sonrisa.

tLos peregrinos llegaron también ayer, durante todo el día provenientes de lugares tan lejanos como el Distrito Federal, Veracruz y Tabasco.

t“Hasta que Dios nos preste vida lo seguiremos haciendo, para ayudar y seguir con la tradición que inició mi tía”, dijo Pilar Faber.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios