24 de Septiembre de 2018

Yucatán

Suicidio, grave problema en la adolescencia

Especialista destaca que con campañas permanentes las tasas de casos suicidas se reducen.

Los invitados y los conductores discutieron razones del problema. (Milenio Novedades)
Los invitados y los conductores discutieron razones del problema. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Suicidio, grave problema en la adolescenciaCompartir en Twiiter Suicidio, grave problema en la adolescencia

Coral Díaz/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- “El suicidio es un problema de salud pública, pero lo más importante es que es prevenible, y existen experiencias donde se ha comprobado que con campañas permanentes las tasas se reducen”, indicó el psiquiatra especialista en prevención del suicidio Arsenio Rosado Franco.

Bajo la conducción de Adela Canales y Jorge Barrera, el experto fue invitado al programa radiofónico Salvemos Una Vida que se transmite por Amor 100.1.

En víspera del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, Rosado Franco recordó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) determinó que el 10 de septiembre se haga hincapié sobre la prevención de un flagelo mundial, que día con día aumenta, pero que es algo que se puede prevenir si se toman las acciones entre la sociedad y los gobiernos.

Señaló que es importante entender que nadie se suicida en pleno uso de razón: la gente se suicida cuando llega a tener un estado de salud alterado, generalmente relacionado con la desesperanza, y esto lo pueden dar en un porcentaje muy alto con trastornos de salud mental.

“Lo más relacionado (con el suicidio) hoy día es la depresión y otros factores que han aparecido,  como el alcohol, las adicciones, el trastorno bipolar y esquizofrenia; podríamos decir que en el 99 por ciento de los casos hay un trastorno mental secundario”, refirió.

Las estadísticas refieren que hasta el 11 por ciento de la población en algún momento de su vida ha tenido ideas suicidas

También existen factores como la baja autoestima o trastornos de personalidad, ya que hay chicos que desde jóvenes viven deprimidos por sus circunstancias.

“Un ejemplo claro en Yucatán, es cuando se realizó un estudio en zonas rurales en niños que se suicidaron y el dato que fue común en los cuatro, es que sufrieron de abuso sexual reiterado. Entonces imaginemos cómo estará su autoestima: se callan, se ocultan y esto trae consecuencias”, puntualizó.

Señaló que el suicidio no tiene que ver con un aspecto socioeconómico, le puede afectar a cualquiera.

“El suicidio hay que hablarlo, no hay que verlo como un estigma, como un problema de salud, porque habitualmente, cuando queremos ocultar las cosas por miedo o ignorancia sale contraproducente”, subrayó.

Dijo que las estadísticas refieren que hasta el 11 por ciento de la población en algún momento de su vida ha tenido ideas suicidas, pero los mecanismos de control, la salud y los valores hacen que esa idea se disperse rápidamente.

Adela Canales mencionó, que eso quiere decir que la gente que puede estar en un momento de su vida con depresión, y que no lo ha manifestado, puede llegar a tener esa idea, en ocasiones muy fugaz, pero que si no se atiende a tiempo, no se platica siquiera se pueden tomar esas conductas suicidas.

En este sentido Rosado Franco, mencionó que por eso el suicidio es un grave problema en la adolescencia, ya que en esta etapa hay muchos cambios hormonales, a nivel neurológico de maduración y a veces no hay una entidad establecida.

“Por eso vemos que la edad más frecuente donde se presenta un problema más intenso es en la adolescencia, de hecho, hace poco salió un reporte donde prácticamente el lugar número uno de muerte en la población joven adolescente es el suicidio y evidentemente en esa edad todavía no hay todos los mecanismos de juicio completos, no se ha desarrollado la personalidad, entonces es necesario que se hable del tema y ayudar a prevenir”, destacó.

Recalcó que los padres de familia deben tener información, saber qué hacer porque los cambios culturales de 1950 a la fecha han sido muy rápidos y cada generación ha llevado a cabo cambios cualitativos (de factores).

Por ejemplo: hay fenómenos económicos, ambos papás tienen que trabajar, hay menos hijos, ya no hay familias extensas, gran parte de la educación recae en la escuela, influyen los amigos y se presentan diversas crisis.

“Muchas veces los papás no estamos informados sobre qué debemos de hacer, buscar ayuda de los expertos, a través de la literatura. Actualmente hay muchas maneras de informarse, ya que mientras más conocimiento tengamos es más fácil resolver las cosas, así mismo hay que tomar en cuenta que nos toca como papás fomentar valores y predicar un buen ejemplo, no puedo decirle a mi hijo que no tome si yo estoy tomando alcohol”, determinó.

Emociones y astros

Por su parte la representante del grupo de terapeutas de la Fundación Mexicana René Mey de la Península de Yucatán, Leonor Abimerhi Villajuana de Alcocer, indicó que actualmente la tierra está en movimiento y todo el electromagnetismo que se genera, los efectos de la Luna y los astros, se está demostrando que está causando problemas a nivel emocional en las personas.

“A veces se sienten desesperadas o están deprimidas o están tristes, eufóricas, alegres, o sea, hay unos cambios drásticos en el temperamento que muchas personas tienen hasta pérdida de memoria, sutil, pero todo esto es efecto de los movimientos astrológicos”, refirió.

Señaló que no hay que asustarse, sólo estar alertas a esta situación y que ante cualquier situación de incomodidad emocional platicarlo, porque a lo mejor otra persona está sintiendo lo mismo y esto se debe a los ajustes energéticos que se están presentando.

En este tenor, Rosado Franco dijo que hay datos interesantes, por ejemplo muchos lugares con las latitudes, los cambios de estaciones generan de alguna manera problemas.

“Es clásica la depresión estacional en Europa, que es cuando hay invierno, hay cambios en la luz de onda y eso hace que la gente llegue a tener depresiones severas, que no se trata con medicamentos, se trata con luz, para lo cual hay una onda de luz específica que se pone en su casa y eso cambia las cosas”, comentó.

Asentó que hay otras evidencias que se van dando y que en marzo y septiembre, que es cuando hay los equinoccios y los solsticios, siempre hay algún tipo de incremento de algunos trastornos.

Por ejemplo, es común que en esa época aumente la frecuencia de maniacos o de depresiones endógenas, por lo que tienen que ver los cambios en el magnetismo, la luz, la gravedad con las mareas tienen bases y hay que retomarlo en la investigación.

“El término de lunático, no por nada viene de lunas, ya que los antiguos expertos, cuando no había tratamientos, ni medicamentos, estaban en los hospitales psiquiátricos o manicomios, y veían que esto era cíclico y si podían establecer una relación entre los cambios de lunas y las conductas”, manifestó.

Adela Canales comentó que la gente debe saber que el estar deprimido, no quiere decir que sea  algo que no se puede curar, ya que muchas veces es sólo parte del clima, de la carga de trabajo, del estado de ánimo, por estrés.

La invitación

Leonor Abimerhi Villajuana de Alcocer comentó que el día 29 de septiembre se realizará el “Día de la buena acción”, una meditación en el Bosque de Chapultepec, en el tótem canadiense, con René Mey, así como una conferencia y sanación de manera gratuita.

Cabe señalar que parte de la película de René Mey, “HIM: Más Allá de la Luz”, se hizo en este escenario.

Para mayores informes o para inscribirse las personas lo pueden hacer  al correo electrónico: [email protected] o pueden registrase en: www.renemey.org

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios