16 de Octubre de 2018

Yucatán

Yucatán, a la altura de Europa y EU... en ludopatía

La Encuesta Estatal de Adicciones 2014 revela que la cifra de ludópatas en el estado supera a la media nacional.

Contra lo que pudiera pensarse, en cuestión de juego la principal adicción de los yucatecos no son los casinos (foto) sino las máquinas tragamonedas en sitios públicos. (SIPSE)
Contra lo que pudiera pensarse, en cuestión de juego la principal adicción de los yucatecos no son los casinos (foto) sino las máquinas tragamonedas en sitios públicos. (SIPSE)
Compartir en Facebook Yucatán, a la altura de Europa y EU... en ludopatíaCompartir en Twiiter Yucatán, a la altura de Europa y EU... en ludopatía

Coral Díaz/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- A pesar de haber aparecido hace poco tiempo, los casinos y las máquinas tragamonedas en el Estado registran estadísticas de probables jugadores compulsivos similares a las de Monterrey, Tijuana, así como a países europeos como España, en donde esta tendencia se considera un problema de salud pública.

La Encuesta Estatal de Adicciones 2014 reveló que Yucatán alcanzó un 2.99% en este sentido, que equivale a 60 mil posibles ludópatas, lo que supera la media nacional, que es de menos del uno por ciento.

Estos son los primeros datos que se dan a conocer en la materia, después de que el Estado incluyera en la encuesta de adicciones, que realizó a principios de año, a esta enfermedad, así como a los nuevos avances tecnológicos, lo que lo hizo convertirse en el primero que focaliza estos temas.

El coordinador de Programas Especiales de Salud Mental de la Secretaría de Salud del Estado (SSE), Miguel Ángel Viveros Erosa, indicó que la principal adicción de los yucatecos son las máquinas tragamonedas, las cuales se encuentran en “tienditas” y mercados.

Alto índice de jugadoras

Mencionó que otro de los datos que arrojó el análisis es que existe un alto índice de mujeres “jugadoras”, respecto a otros países. Normalmente la estadística indica que por cada fémina extranjera, cuatro mexicanas son ludópatas; la relación con el hombre es 2 a 1. “De esta manera podemos ver que sí existe un grave problema”, añadió.

El especialista explicó que es importante diferenciar lo que es un jugador patológico de un jugador compulsivo, ya que el primero puede ser alguien que trabaje, que no se desintegre su familia, pero que esté en riesgo de llegar a eso y convertirse en un ludópata, que es la condición cuando ya no puede funcionar por su adicción.

“El jugador problemático es el grupo más grande y es donde debemos incidir más con las medidas preventivas para poder tener un impacto y no llegar a niveles de juego tan fuertes como ha sucedido en algunos lugares de Europa y Estados Unidos, donde la oferta de casinos y juego es más alta”, puntualizó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios