21 de Septiembre de 2018

Yucatán

María Teresa Anaya Duarte, ejemplo de servicio y humildad

Durante la misa de cuerpo presente de la religiosa, el Padre 'Manito' habló sobre sus virtudes y el amor que sentía por el prójimo.

Compartir en Facebook María Teresa Anaya Duarte, ejemplo de servicio y humildadCompartir en Twiiter María Teresa Anaya Duarte, ejemplo de servicio y humildad

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Enmarcada por los espacios de los últimos lugares donde prestó sus servicios, el Colegio Mérida, tuvo lugar la misa de cuerpo presente de la hermana María Teresa Anaya Duarte, quien fue Superiora de la Comunidad Jesús-María y de dicha casa de estudios.

La ceremonia eucarística estuvo presidida por el sacerdote Jorge Carlos Menéndez Moguel, mejor conocido como el padre “Manito”, quien compartió una amistad y vocación con la religiosa, quien falleció la noche de martes 26 de mayo a los 70 años de edad.

“Fue ecónoma general de la congregación, una mujer muy ordenada, pero sobre todo muy sencilla, se distinguió por ser una servidora particularmente en la congregación de los niños y los jóvenes, pero principalmente de los pobres, una verdadera enamorada de los pobres como dice Jesús en el Evangelio", recordó el sacerdote.

El cura dijo que "la última semana fue dramática para salud, se complicó mucho y desde la noche del martes descansó".

Casi toda su vida Religiosa desempeñó el servicio de administradora y ecónoma de distintas obras y comunidades

Durante la ceremonia participaron padres de familia, maestros, personal administrativo, exalumnas y alumnas del Colegio Mérida, así como su instituto filial el Coelgio“Avelino Móntes Linaje” donde fue ecónoma de la comunidad durante el 2014. Destacaron las hermanas de la Congregación Jesús – María de la capital yucateca.

“Siempre la muerte de una religiosa, así como de un sacerdote, es una invitación de Dios, a que alguien tome la estafeta y alguien continúe su obra, y esto debería ser una llamada de atención para que, sobre todo las alumnas las que han tenido contacto con las religiosas de Jesús – María".

"La hermana María Teresa fue una mujer que nos dio ejemplo de que puede ser una auténtica cristiana y se puede ser feliz al mismo tiempo”, abundó el padre Manito.

María Teresa Anaya, es proveniente de una familia devota y creyente, en la que destacan dos varones Jesuitas y con ella dos religiosas. 

Entró a la vida Religiosa en la Congregación de Jesús - María el 12 de diciembre de 1963, hizo sus primeros votos  el 31 de julio de 1966 y sus votos perpetuos en 1971.

Casi toda su vida Religiosa desempeñó el servicio de administradora y ecónoma de distintas obras y comunidades.

Esta noche se realizará otra misa esta vez con sus cenizas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios