18 de Octubre de 2018

Yucatán

Supervisan remozamiento de mercado Lucas de Gálvez

Ayer se retiró al último de los locatarios para que se proceda a la demolición de la antigua zona de carnes.

El alcalde Renán Barrera Concha y otros funcionarios del Ayuntamiento supervisaron los trabajos de remozamiento en el mercado Lucas de Gálvez. (SIPSE)
El alcalde Renán Barrera Concha y otros funcionarios del Ayuntamiento supervisaron los trabajos de remozamiento en el mercado Lucas de Gálvez. (SIPSE)
Compartir en Facebook Supervisan remozamiento de mercado Lucas de GálvezCompartir en Twiiter Supervisan remozamiento de mercado Lucas de Gálvez

SIPSE.com
MÉRIDA, Yuc.- El alcalde Renán Barrera Concha encabezó la noche del miércoles una visita de supervisión al interior del mercado Lucas de Gálvez a fin de constatar los avances en los trabajos de remozamiento que se realizan.

Acompañado de representantes del Patronato del Centro Histórico y de sus directores de Obras Públicas, Desarrollo Económico, Gobernación y Policía Municipal, el presidente municipal constató el avance en el galerón conocido como “Ex carnes”, donde ya fueron retirados los locales comerciales, así como el piso y actualmente se está derribando el viejo y desgastado techo.

Todo este sector será demolido y se construirá uno nuevo, de dos niveles para albergar a los locatarios que, de esa manera, contarán con espacios adecuados y pasillos más amplios.

Barrera Concha giró instrucciones para que se redoblen las medidas de seguridad a fin de evitar accidentes durante los trabajos, que se realizan en horario nocturno como parte de los acuerdos que se tomaron con los locatarios para evitar las menores afectaciones en sus ventas.

Actividad las 24 horas del día

El recorrido inició a las 20:00 horas y se extendió por más de una hora. Se vio que la actividad en el lugar abarca las 24 horas del día. Había vendedoras de frutas y de alimentos, en tanto otros se preparaban para recibir mercancías para su venta diaria.

La actividad permanente hace más difíciles las labores de remozamiento, lo cual hizo comentar a Carlos Arcudia Aguilar, director municipal de Obras Públicas, que ha sido más fácil avanzar con los trabajos durante las noches, de lunes a sábado.

Caminando entre pisos ya sin locetas, en otras partes con cemento recién colado y en algunos sitios con las entrañas del mercado abiertas para la introducción de servicios, como drenaje, tanto pluvial como del sistema sanitario de los locales comerciales, Renán Barrera fue informado del avance que tienen los trabajos.

En ese centro de abastos, por el cual transitan alrededor de 150,000 personas al día y en el que se invertirán poco más de $55 millones, los trabajos no son sólo será para renovar pisos y las instalaciones eléctricas e hidráulicas, sino que además se le dotará de adminículos adicionales con los que no cuenta ahora, como trampas de grasa para los locales que lo requieren, a fin de evitar que el sistema sanitario se sature.

Ante los trabajos para derribar el techo de la zona de “ex carnes” y para evitar riesgos, ayer se retiró el último de los inquilinos del sector de los zapateros que colinda con esa edificación, y que serán albergados en el área del parque Eulogio Rosado. Retornarán a su sitio original aproximadamente en un mes.

El sector de “ex carnes” será demolido por completo, incluyendo el techo y pisos. Contará con 75 locales, con ventilación, entradas varias, iluminación natural mediante ventanales, así como nocturna; agua, drenaje, baños, etc. Lo que fue el área de pollos contará con neveras expendedoras, por lo que ya no habrá mesas y tendrá cuarto frío para que sea mayor la higiene del producto que expenden.

Los comerciantes de este sector ya fueron reubicados en los locales que instaló el Ayuntamiento en el pasaje entre el Museo de la Ciudad y el edificio de Los Portales. Se espera concluir el nuevo edificio a finales de junio.

En qué consisten los trabajos

En todo el mercado se trabaja en los drenajes pluvial y sanitario, introducción de nuevo sistema eléctrico y se están cambiando las láminas de los techos, entre otras labores.

Entre albañiles, carpinteros, electricistas, herreros, ingenieros y arquitectos, un promedio de 80 personas trabaja a diario en horario nocturno en el mercado. El “banderazo” de inicio de los trabajos lo dio el Alcalde el 9 de enero pasado.

Ante la riqueza histórica que guarda el subsuelo de Mérida, sobre todo en la zona que ocupa el mercado Lucas de Gálvez, los trabajos que se realizan en el subsuelo son estrechamente vigilados por arqueólogos en busca de vestigios históricos.

En el aledaño mercado San Benito se invertirán $7 millones en trabajos diversos.

Entre las personas que acompañaron a Renán Barrera en su recorrido estuvieron, los directores Felipe Riancho Cámara (Desarrollo Económico), Rafael Pinzón Miguel (Gobernación) y el subdirector operativo Enrique Alcocer Basto, además de Mario Romero Escalante (Policía Municipal). También participaron Alejandro Gil Sandoval, director de la Oficina de Gestión y Zacil Canto Ureña, ambos del Patronato del Centro Histórico de Mérida que está apoyando al Ayuntamiento en este proyecto.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios