20 de Agosto de 2018

Yucatán

Impulsan el autoempleo entre personas con discapacidad

Enseñan bordado en punto de cruz a 40 personas con algún tipo de limitación física que venden en exposiciones.

Los talleres donde los participantes aprenden y realizan las manualidades, como los de la foto, son impartidos por maestras especializadas en discapacidad. (Milenio Novedades)
Los talleres donde los participantes aprenden y realizan las manualidades, como los de la foto, son impartidos por maestras especializadas en discapacidad. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Impulsan el autoempleo entre personas con discapacidadCompartir en Twiiter Impulsan el autoempleo entre personas con discapacidad

Alicia Carrasco/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Con gran éxito continúa el Movimiento Nacional de Personas con Discapacidad, de la CNOP, el cual promueve el autoempleo por medio de manualidades, que procuran la conservación de las tradiciones de bordado en la entidad.

Luego de un año, este proyecto en pro del bienestar y desarrollo de personas con capacidades diferentes, hoy en día cada uno de los integrantes pueden aportar con un ingreso económico, producto de su trabajo. Hasta el momento se beneficiaron a 40 familias.

Este taller, que procura la enseñanza de la técnica de bordado en punto de cruz, una tradición del Estado, a personas con discapacidades, cuenta con el apoyo de maestras especialistas en discapacidad intelectual, visual, de comunicación, con conocimientos en lenguaje de señas, psicólogas, médicos, y voluntarios.

“Abrimos nuestro taller de capacitación, donde se realiza todo tipo de manualidades adecuado a las festividades, pero la base esencial de nuestra actividad es el punto de cruz, una de las manualidades tradicionales del Estado. Comenzamos con cuatro jóvenes, ahora somos 40”, comentó Silvia López Balam, secretaria del movimiento.

Explicó que lo atractivo de este taller es que los participantes están siempre acompañados de algún familiar, ya que es una forma de que también sus seres queridos se involucren.

Agregó que si bien actualmente en algunas empresas se contratan personas con capacidades diferentes para algunos puestos, no todos cumplen con el perfil, quedan a la deriva y sin opciones para subsistir o apoyar a la familia, en este sentido, este taller es una forma de autoemplearse y contribuir laboralmente.

“El trabajo se vende en diferentes puntos y exposiciones, y con las ganancias, se vuelve a invertir, aunque cabe destacar que todas las ganancias se les entregan íntegras al joven que realizó el trabajo”, mencionó Silvia López.

Los trabajos en punto de cruz que realizan los jóvenes, se adhieren a artículos de baño u otros, principalmente en toallas, todo es de la mejor calidad y diseño.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios