20 de Septiembre de 2018

Opinión

Terremoto quiebra a la SEP

Cuando la Secretaría de Educación Pública andaba estirando los pocos pesos...

Compartir en Facebook Terremoto quiebra a la SEPCompartir en Twiiter Terremoto quiebra a la SEP

Cuando la Secretaría de Educación Pública andaba estirando los pocos pesos que le quedaban en el “cochinito” para terminar austeramente el último trimestre de este año, ahora, súbitamente, se le cae el cielo debido a la gran cantidad de escuelas que se vieron afectadas en sus estructuras e instalaciones debido al fuerte sismo del pasado siete de septiembre. En un primer recuento de daños, se reportaron unas 76 escuelas averiadas en la Ciudad de México, otros 28 colegios en Oaxaca y unas 35 instituciones más en Chiapas; sin embargo, con el paso de los días, la lista y la gravedad de los deterioros se disparó en Oaxaca y Chiapas, las zonas más afectadas.

Con un pronóstico reservado, la SEP reconoce que en Oaxaca hay más de 500 escuelas que resultaron deterioradas, de las cuales unas 82 tienen daños graves que implican su reconstrucción total o parcial, además del equipamiento de muebles, equipos de cómputo, materiales educativos y libros de texto que los alumnos perdieron en sus hogares afectados.

En Chiapas, el daño se contabiliza en números mayores, ya que, en un cálculo rápido, se detectaron más de mil escuelas con desperfectos, de las cuales en 50 de ellas se requiere su demolición. Al igual que en Oaxaca, estos planteles deberán ser dotados de todo el equipamiento necesario para su puesta en servicio. Ante el desastre, las clases se suspendieron y fue hasta el pasado miércoles que las reanudaron en aquellos espacios donde los alumnos y maestros no corrieran riesgo alguno; sin embargo, miles de alumnos tendrán que esperar varios meses para ver su escuela reedificada y en tanto serán atendidos en lugares improvisados, dándose el servicio de manera irregular, a lo que se suman algunos rebeldes maestros de la CNTE que no iniciaron el presente curso escolar.

Hablando de pesos, tenemos un desfonde del presupuesto educativo que, de por sí, ya se encontraba comprometido con los nuevos proyectos y el pilotaje de la puesta en marcha del nuevo modelo educativo. Los primeros comentarios del secretario de Hacienda, José Antonio Meade, dejan ver que las finanzas del sector público federal tendrán este año un déficit, conforme al paquete económico para el próximo año, lo que augura un nuevo recorte al gasto educativo. Ante la desgracia y los recortes presupuestales, la educación seguirá sumida en la austeridad y la parálisis de los nuevos proyectos educativos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios