22 de Octubre de 2018

Yucatán

Otros 'tesoros' de Chichén Itzá que quizás no conocías

Además del majestuoso Castillo del Kukulcán, esta zona arqueológica cuenta con otros impresionantes atractivos.

Chichén Itzá es la segunda zona arqueológica más visitada de México después de Teotihuacán. (Notimex)
Chichén Itzá es la segunda zona arqueológica más visitada de México después de Teotihuacán. (Notimex)
Compartir en Facebook Otros 'tesoros' de Chichén Itzá que quizás no conocías Compartir en Twiiter Otros 'tesoros' de Chichén Itzá que quizás no conocías

El País
CIUDAD DE MÉXICO.- Este miércoles, Chichén Iztá fue noticia en el mundo debido a que investigadores de la UNAM y del INAH dieron a conocer el descubrimiento de una subestructura dentro del Castillo de Kukulcán, la cual tendría 10 metros de altura y una base de 12 por 18 y que se habría edificado en la época de los "mayas puros", es decir, entre el 550 y el 800 después de Cristo.

Por lo anterior, Verne de El País realiza un recuento de los tesoros de Chichén Itzá que quizás no conocías: 

Esta no es la primera vez que esta zona arqueológica da de qué hablar y se entiende, pues es no en vano la segunda zona arqueológica más visitada de México después de Teotihuacán.

1. Debajo de la pirámide de Kukulcán hay un cenote. Este templo se levanta de forma equidistante entre cuatro cenotes que se encuentran al norte, al sur, al este y al oeste. En 2014 se descubrió el quinto ubicado debajo de la pirámide. El cuerpo de agua mide 25 metros de diámetro y tiene una profundidad de 20 metros. Su nombre es Axis mundi o eje del mundo.

2. Hay un altar circular en forma de tortuga. Ubicado en la Serie Inicial de Chichén Itzá, también conocida como Chichén Viejo, existe un enorme altar circular en forma de tortuga que cuenta con cabeza, patas y cola. Es el único de su tipo en toda la zona arqueológica.

3. Se escucha el canto de un quetzal cuando aplaudes. Cuando una persona está parada frente a la escalinata de la pirámide Kukulcán y emite un sonido impulsivo como un aplauso, se produce un sonido agudo parecido al canto de un quetzal. Este efecto acústico se llama la Cola del Quetzal y se da debido a la forma de sus escaleras. La altura y el espacio entre los escalones de la pirámide crean un filtro acústico que enfatiza algunas frecuencias de sonido mientras que suprime otras.

4. Tiene el juego de pelota más grande de Mesoamérica. Este complejo arqueológico cuenta con 13 juegos de pelota, pero hay uno que destaca por sus dimensiones. El que se encuentra a un costado de la gran plaza norte mide 70 metros de ancho y 168 de largo lo que lo hace el más grande de Mesoamérica.

Tal vez te interese: Castillo de Chichén Itzá dejaría de ser Maravilla del Mundo

5. Hay un jaguar adornado con jade. Al interior de la pirámide de Kukulcán hay un jaguar pintado de rojo cuyas motas y ojos son incrustaciones de jade. Sus fauces tienen forma de trono. Se cree que los grandes sacerdotes lo utilizaban como trono.

6. Todavía se pueden ver aluxes en el templo de los guerreros. En la cosmogonía maya, los aluxes eran unos seres pequeños que se encargaban de realizar los sacrificios a los dioses. Al interior del Templo de los guerreros, en la parte más alta se puede observar una mesa de sacrificios sostenida por estos seres. La mesa tiene orificios que permitían que la sangre que corría llegara al cenote sagrado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios