24 de Septiembre de 2018

Yucatán

El Tiempo Ordinario recuerda que somos peregrinos: Arquidiócesis

En este ciclo, que dura 33 semanas, en las misas se reflexionará sobre los milagros y las enseñanzas de Jesús.

Durante el Tiempo Litúrgico Ordinario se realiza la fiesta de La Candelaria. (José Acosta/SIPSE)
Durante el Tiempo Litúrgico Ordinario se realiza la fiesta de La Candelaria. (José Acosta/SIPSE)
Compartir en Facebook El Tiempo Ordinario recuerda que somos peregrinos: ArquidiócesisCompartir en Twiiter El Tiempo Ordinario recuerda que somos peregrinos: Arquidiócesis

Jorge Euán/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Con la solemnidad del Bautismo del Señor, el pasado domingo concluyó el periodo de Navidad para dar paso al Tiempo Litúrgico Ordinario, en el cual la Iglesia buscar crecer y madurar en la fe y la esperanza.

De acuerdo con la Arquidiócesis, el Tiempo Ordinario, que tiene una duración de 33 semanas, no es de poca importancia, sino que se le quiere distinguir de los “tiempos fuertes”, que son el ciclo de Pascua y el de Navidad con su preparación y su prolongación.

“El Tiempo Ordinario tiene su gracia particular que hay que pedir a Dios; en este ciclo vemos a un Cristo ya maduro, responsable ante la misión que le encomendó su Padre, le vemos crecer en edad, sabiduría y gracia delante de Dios, su Padre y de los hombres”, explicó el vocero de la Arquidiócesis de Yucatán. Pbro. Jorge Martínez Ruz.

Indicó que en esta primera parte del Tiempo Ordinario tendrá cinco domingos, antes del Miércoles de Ceniza, que marca el inicio de la Cuaresma y que se celebrará el 10 de febrero. Dentro de este ciclo la Iglesia también se ubica la Presentación del Señor, mejor conocida como la fiesta de La Candelaria, que en Mérida tiene un gran arraigo en el templo del mismo nombre, ubicado en el Centro Histórico de la ciudad.

Precisó que el Tiempo Ordinario se divide en dos periodos, el primero que arranca del Bautismo del Señor hasta el comienzo de la Cuaresma, y el segundo, luego de la fiesta de Pentecostés hasta antes del Adviento.

“El año litúrgico es el desarrollo de los diversos aspectos del único misterio pascual y es el más amplio  del año, el cual va del lunes 11 de enero al martes 9 de febrero y comprende cuatro semanas y media. La segunda etapa inicia el lunes 16 de mayo y hasta el 26 de noviembre”, precisó.

Asimismo, indicó, durante este año litúrgico, incluyendo el Tiempo Ordinario, la lectura del Evangelio corresponderá a San Lucas, por lo que en las misas se podrá reflexionar sobre los milagros y las enseñanzas de Jesús, hasta desembocar en el Triduo Pascual.

“El Tiempo Ordinario significa la oportunidad para crecer en nuestras tareas ordinarias, así como los esposos en el matrimonio, en la vida espiritual, profesional, en el trabajo, en el estudio, en las relaciones humanas. Debemos crecer también en medio de nuestros sufrimientos, éxitos, fracasos. Este periodo nos recuerda que somos peregrinos en el mundo y como Iglesia vamos al encuentro del Señor”, manifestó.

Puntualizó que la Iglesia a lo largo del año “nos invita a reflexionar y a vivir de acuerdo con los misterios de la vida de Cristo”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios