15 de Diciembre de 2018

Yucatán

Tras 8 años de silencio, escucha la voz de sus padres

El DIF Yucatán entrega aparatos auditivos a personas de escasos recursos.

La presidenta del DIF Yucatán, Sarita Blancarte, en la entrega de una de las diademas auditivas. (SIPSE)
La presidenta del DIF Yucatán, Sarita Blancarte, en la entrega de una de las diademas auditivas. (SIPSE)
Compartir en Facebook Tras 8 años de silencio, escucha la voz de sus padresCompartir en Twiiter Tras 8 años de silencio, escucha la voz de sus padres

SIPSE.com
MÉRIDA, Yuc.- En cuestión de minutos, el silencio que acompañó a Ricardo Ek Uitz se convirtió en parte del pasado pues este día, tras ocho años de espera, escuchó con claridad las voces de sus padres y la risa de su hermana, luego de que la Presidenta del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en Yucatán, Sarita Blancarte de Zapata, le colocara una diadema auditiva.

"Estamos muy felices, sin este apoyo jamás hubiéramos podido tener la esperanza de que nuestro hijo pudiera escuchar. Desde que nació batallamos para que este momento llegara",  expresó emocionada Carolina Uitz Chan, madre del menor.

En evento celebrado en las instalaciones de la dependencia estatal, el director general del DIF, Limber Sosa Lara, subrayó que ese tipo de apoyos, dirigidos a personas de escasos recursos, son una muestra del compromiso de las autoridades por otorgar igualdad de oportunidades a todas las generaciones.

"Si bien estamos aquí para hacer frente a una discapacidad, también reconocemos las extraordinarias virtudes de las niñas, niños y jóvenes como los que hoy reciben estos aparatos. Nos queda claro que en ocasiones sólo se requiere el equipo necesario para desarrollar esas aptitudes que cada uno tiene", afirmó.

Durante la entrega, el jefe de Servicios Médicos del DIF Yucatán, José Manuel Pino Andrade, apuntó que cada diadema tiene un costo superior a los 10 mil pesos, por lo que representa una importante ayuda para las familias de recursos limitados.

Junto con sus padres, Ricardo, oriundo de Izamal, escuchó las instrucciones del audioprotesista, Hugo Olvera Herrera, quien explicó a cada uno de los beneficiarios la manera correcta de utilizar esos aparatos de alta tecnología.

"Yo soy vigilante, gano poco, nunca iba a tener el dinero para darle esta alegría a Ricardo, por eso ver cómo está feliz, escuchando lo que decimos me llena de emoción. Sólo puedo decirles gracias por dejarme vivir esto", platicó Ricardo Ek Oxté, mientras observaba como su hijo graduaba la intensidad de los sonidos que percibía a través de su nueva diadema.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios