21 de Septiembre de 2018

Yucatán

Un aeropuerto en el 'camino de los brujos'

Los extraños seres no pudieron agredir a los seres humanos porque no podían pasar junto a la luz de la fogata.

El aeropuerto ubicado en el municipio de Kaua ha 'espantado' a veladores y guardias privados. (Jorge Moreno/Milenio Novedades)
El aeropuerto ubicado en el municipio de Kaua ha 'espantado' a veladores y guardias privados. (Jorge Moreno/Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Un aeropuerto en el 'camino de los brujos'Compartir en Twiiter Un aeropuerto en el 'camino de los brujos'

Jorge Moreno/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Ayer estuve platicando con un expolicía de la Secretaría de Seguridad Pública (S.S.P.), quien me comentó que en el tiempo en que estuvo laborando en esa dependencia pudo vivir en carne propia varias situaciones paranormales que le pusieron literalmente la piel “de gallina”.

“Uno de los casos más fuertes que viví ocurrió en el aeropuerto de Kaua, fue más o menos en el año 2000 cuando nos mandaban a un grupo a cuidar ese sitio, ya que todos los de seguridad privada que habían contratado se iban, nadie se quería quedar ahí”.

Recuerdo bien que nos quedamos tres días, de martes a jueves, ya que el viernes temprano nos cambiarían de turno; hicimos una pequeña casita de lámina y por las noches una fogata; lo raro es que en el grupo todos nos llevábamos bien, pero desde que llegamos se sentía una mala vibra muy fuerte, teníamos pleitos y la tensión era máxima, ya que todos estábamos armados”.

“La noche del jueves, le empezamos a reclamar unas cosas a nuestro jefe y él muy molesto se alejó; nosotros lo seguimos porque pensamos que podía hacer una locura con su pistola y de pronto escuchamos que estaba insultando y disparó hacia el monte dos veces”.

“Llegamos rápidamente y entonces nos dijo que era algo que estaba viendo, que eran dos ojos rojos que lo observaban; otros escuchamos algo también, entonces yo saqué mi pistola y disparé, a los pocos minutos escuchamos un lamento muy fuerte y tenebroso, como si un perro aullara pero creo era un animal o algo muy grande, pues se escuchaba cómo crujían las hojas y las ramas, como si estuviera huyendo”.

“Al día siguiente platicamos con el dueño de uno de los ranchos cercanos y de inmediato nos sacó de dudas, aunque era algo sorprendente y difícil de creer para quienes no lo han vivido, pues nos dijo que en donde acampamos era justo el camino de los brujos y hechiceros que determinados días pasan por ahí, ya sea transformados o normales, entonces como teníamos fogata, éstos no podían pasar junto a la luz, por eso sentíamos toda esa mala vibra y nos querían agredir”.

“Nosotros no teníamos idea de que ese era el camino en donde pasaban los hechiceros, sino sin duda nos hubiéramos puesto en otro sitio, así entendimos porque ningún velador ni los de seguridad privada se querían quedar ahí”.

“Eso no fue todo, dos noches antes también vimos como nos aporreaban las láminas de la casita, como si la quisieran botar, eran como dos manos abiertas que golpeaban y estas se sumían pero al salir ya no había nadie, también notábamos que luego de apagar determinadas luces en las zonas del aeropuerto, éstas se prendían, y hasta nos regañaban por radio pues pensaban que no las apagábamos, todo lo vivido ahí fue una experiencia muy fuerte, no cabe duda que todo eso de lo paranormal sí existe”, finalizó.
 
Cabe mencionar que el año antepasado hablamos sobre ese mismo sitio (el aeropuerto de Kaua) pero con relación a luces extrañas y avistamientos de OVNIS que habían reportado empleados y gente que vive cerca, pero es la primera vez en que damos a conocer este caso que sin duda sería digno de un guión de una película de Hollywood.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios