19 de Agosto de 2018

Yucatán

Mar inundará casas veraniegas de Yucatán

Seduma advierte de "un severo problema" en el litoral yucateco.

Especialistas advierten severos cambios en ecosistemas por el aumento paulatino del nivel del mar. (Milenio Novedades)
Especialistas advierten severos cambios en ecosistemas por el aumento paulatino del nivel del mar. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Mar inundará casas veraniegas de YucatánCompartir en Twiiter Mar inundará casas veraniegas de Yucatán

Ana Hernández/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- El rescate de playas, más que una alternativa estética o de disfrute de la población, forma parte de las acciones para mitigar o revertir la erosión costera y el intercambio de agua dulce y salada, señaló el secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma), Eduardo Batllori Sampedro.

En entrevista, el funcionario señaló que el problema de la costa yucateca es severo: la erosión de este ecosistema no sólo puede verse como una afectación del mar que acaba con la playa o la contaminación que recibe, por lo que se filtra al subsuelo, sino los efectos que representan para las comunidades.

Batllori Sampedro explicó que la pérdida de la playa no sólo genera problemas a quienes han construido viviendas “a la orilla del mar” o cercanas a ella, sino que implica una afectación al subsuelo que modifica el intercambio de agua salada con dulce; además, se pierde la primera barrera de contención contra los efectos de los ciclones.

Se pierde la primera barrera de contención contra los efectos de los ciclones, afirman

Las dunas, explicó el funcionario, tienen una función trascendental en la defensa de la costa ante el embate de algún ciclón, “el problema es que las personas no han entendido la importancia de su función y existencia, y las retiran o construyen sobre ella”.

Comentó que estas áreas se forman por los depósitos de arena que lleva el viento, a pesar de sus condiciones extremas, sirven de hábitat para algunas especies de plantas que crecen sobre ellas, las cuales ayudan a “amarrar” la arena a la zona, fortaleciendo el desarrollo de las dunas.

Actualmente, existen lineamientos estatales y federales más severos en cuanto a la construcción en las playas, pero falta por hacer para que las personas apoyen a conservar los ecosistemas.

Indicó que el proyecto de rescate de playas, en el cual se invertirán 50 millones de pesos en partes iguales por los gobiernos local y federal, es parte del proceso de recuperar la playa. 

Miden los investigadores efectos en costa yucateca

Mientras tanto, en Celestún y Telchac Puerto, investigadores del Cinvestav se preparan para registrar datos con software especializados sobre los efectos del mar en la costa, a fin de determinar estrategias de conservación y las medidas de previsión que las autoridades podrán aplicar.

Se estima que por el incremento del nivel del mar muchas casas de la zona veraniega de la costa yucateca estarán inundadas en 40 años, como ocurre ya en Chelem.

Ema Rosa Alonzo Marrufo, coordinadora operativa de la Red Institucional de Cambio Climático, explicó que las autoridades municipales han mostrado disposición de apoyar las acciones que permitan obtener datos que ayuden a prever los efectos de esta situación.

Temen que en 40 años muchas casas cercanas a la playas queden inundadas

Uno de los objetivos es construir un índice de vulnerabilidad al cambio climático en la zona costera, aprovechando la información que obtendrán con la medición a través del Modelo para Efectos de Marea del Nivel del Mar (Slamm 6).

Víctor Manuel Vidal Martínez, investigador del Departamento de Recursos del Mar del Cinvestav Mérida y coordinador de la Red de Cambio Climático del Sureste, señaló que los resultados de este programa les permite ver el incremento crónico del nivel del mar.

Está ocurre gradualmente, de 4.67 milímetros por año, y permitirá “planear, en caso de inundaciones o tormentas, cuánto entrará el agua; en el caso de huracanes, cómo será la ola de tormenta y dónde podríamos estar seguros; son herramientas que podrían servir para hacer programas de apoyo a la población”.

Precisó que se puede estimar cuánto entra el mar poniendo varas, pero se debe medir también el efecto de las inundaciones, hasta dónde llega la ola de tormenta; en Galveston, Alabama, alcanzan hasta cinco y siete metros de altura, y saben cuánto entra a la costa, así que las personas que viven cerca de la costa corren mucho riesgo. 

Proyección
  • El nivel del mar incrementará unos 40 milímetros en 10 años; se prevé que con estos aumentos en 40 años se inunden las casas veraniegas de Yucatán.

Auguran ciclones más frecuentes y devastadores

Por otro lado, las tormentas y huracanes serán cada vez más frecuentes y devastadores debido a que existe más energía acumulada en la atmósfera, por lo cual es urgente tomar medidas en los corredores de ciclones, advierten investigadores.

En Yucatán se ha detectado que el oriente, en especial San Felipe y Río Lagartos, es donde pasan más los huracanes. “Es una zona que tenemos que modelar muy bien”, señaló Víctor Manuel Vidal Martínez, investigador del Departamento de Recursos del Mar del Cinvestav Mérida y coordinador de la Red de Cambio Climático del Sureste.

En el marco del Taller de Integración Internacional sobre el Aumento en el Nivel del Mar para el Golfo de México, el especialista precisó que, además, en Celestún se aplica el Modelo para Efectos de Marea del Nivel del Mar (Slamm).

Prevén que en esa zona haya un incremento del nivel del mar en 59 milímetros para el año 2100, es decir, una pérdida de poco más de 10 mil hectáreas de ciénaga dulce, así como el avance de agua estuarina en más de 30 mil hectáreas, lo que implicará el aumento de zonas pantanosas.

Se calcula que en México cada hectárea de manglar, por sus productos de pesca y biológicos, genera 37 mil 500 dólares por año; la pérdida de 18 mil hectáreas de manglar en Celestún implicará un déficit de 675 millones de dólares anuales.

Al presentar la ponencia “La experiencia inicial mexicana con modelos Slamm”, que realizó con apoyo de David Romero y Jorge Euán Ávila, del Centro de Investigación y Estudios Avanzados del IPN Unidad Mérida, explicó que en un principio tuvieron problemas por carecer de imágenes Lidar (LIght Detection And Ranging -detección por luz y distancia) para la región, pero desarrollaron una técnica para rasurar imágenes de satélite y poder aplicar el Slamm.

En entrevista, Vidal Martínez indicó que la unificación de criterios y técnicas en el uso de esta herramienta permitirá hacer proyecciones más efectivas.

“Nos enseñan a usar el modelo. Es importante porque necesitamos hacer proyecciones importantes utilizando toda la información acumulada durante 20 años de datos obtenidos en la costa de Yucatán, en las zonas costeras de Celestún, Dzilam y Chelem, con el fin de proporcionárselos a quienes toman decisiones o al público para que sepan cómo proceder”, dijo. 

Evalúan técnicas

Los investigadores de México y Estados Unidos evaluaron ayer los resultados y técnicas de aplicación del Modelo para Efectos de Marea del Nivel del Mar (Slamm, por sus siglas en Inglés).

Indicó que algunas comunidades que conocen los efectos de las tormentas ahora adquieren propiedades tierra adentro, para esperar mientras las islas se secan, como es el caso de Holbox.

El manejo del Slamm permitirá planear con presidentes municipales y autoridades  estatales la ubicación de hospitales, escuelas y otros edificios importantes, para estar seguro de que no se inundarán.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios