12 de Diciembre de 2017

Yucatán

Urge inclusión de yucatecos con discapacidad

MÉRIDA, Yuc.- El DIF trabaja para crear espacios en los que se considere la participación de gente con capacidades diferentes.

Los niños con discapacidad reciben terapias. (Milenio Novedades)
Los niños con discapacidad reciben terapias. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Urge inclusión de yucatecos con discapacidadCompartir en Twiiter Urge inclusión de yucatecos con discapacidad

Coral Díaz/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Como parte de sus ejes prioritarios, el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) estatal busca generar acciones para la inclusión de las personas con discapacidad en todos los sectores.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Geografía e Informática (Inegi), en Yucatán 127 mil 425 personas tienen alguna discapacidad, lo que representa un 6.5 por ciento de la población.

El director del DIF Yucatán, Límber Sosa Lara, explicó que el objetivo, que implica la construcción de una sociedad incluyente, no se enfoca en la creación de programas exclusivos o aislados, sino de aquellos en los que se considere la participación y los espacios para la gente con discapacidad.

"Si bien desde las perspectivas del Gobierno se realizarán esfuerzos para llevar esta concientización y abrir los espacios, hacemos una labor compartida con agrupaciones de la sociedad civil con amplia trayectoria en este tema en las distintas áreas, y se trabajará en una agenda conjunta para realizar las acciones coordinadas, a fin de tener mejores resultados", apuntó.

El funcionario recordó que las autoridades del DIF se reúnen cada semana con representantes de más de 30 asociaciones para realizar un trabajo integral, en el cual una de las primeras acciones es la instalación del consejo promotor para la atención de las personas con discapacidad.

Como se recordará, el 3 de diciembre de 2011 se publicó la Ley para la Integración de Personas con Discapacidad del Estado de Yucatán, y el reglamento que la rige entró en vigor el pasado 22 de agosto; a partir de esa fecha se tienen 90 días para instalar dicho consejo.

Sosa Lara señaló que el DIF promueve la participación conjunta y colabora como una instancia más dedicada al tema, el cual es prioritario para el Gobierno, que busca construir, junto con la sociedad, mejores oportunidades para todos.

"La discapacidad es un tema que lo deben tratar todos, ya que es una condición en la que cualquiera puede transitar, sea de manera temporal o permanente, por un accidente; o el propio proceso natural de la vida al llegar a la tercera edad, donde se limitan los movimientos o se pierde la visión", explicó.

Subrayó que estas condiciones hacen que se deba trabajar de manera puntual para atender la problemática en cuanto a la inclusión social y el respeto a los derechos de esas personas, "desde las cosas más sencillas, como el no utilizar los cajones de la gente con discapacidad, o el considerar los accesos que deben tener los edificios para un mejor desplazamiento".

DIF apuntala rehabilitación

El Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) estatal se prepara para fortalecer la infraestructura de atención para gente con discapacidad, con mejoras en las 63 Unidades Básicas de Rehabilitación (UBR) que están en funcionamiento y con la apertura de otras 40.

Estas unidades atienden un promedio anual de seis mil 500 personas, que en compañía de sus familiares acuden a recibir tratamiento y terapias. Algunos edificios de las unidades cuentan con un espacio amplio y se encuentran en buenas condiciones, pero otras presentan una situación precaria.

Cabe señalar que la mejora de estas unidades es uno de los compromisos del gobernador Rolando Zapata Bello en el tema de la discapacidad y del trabajo de asistencia social, por lo que al requerir un esfuerzo conjunto con los ayuntamientos para la inversión, se realizan las gestiones para conseguir recursos.

En el caso de la infraestructura física, los ayuntamientos ponen los recursos, mientras que al DIF corresponde el equipamiento, aunque también pueden entrar recursos federales.

Uno de los beneficios de que cada ayuntamiento tenga una UBR es que se puede rehabilitar a las personas más cerca de su casa, sin tener que viajar a Mérida, lo que implica menos gastos de transporte.

También redunda en una atención de mayor calidad, ya que podrán recibir más sesiones o las que requieran, en un tiempo más eficaz, pues por el traslado se concretaban en un mayor periodo.

En el caso del Centro de Rehabilitación y Educación Especial (CREE) del DIF acuden al día a recibir terapia o rehabilitación 150 personas, las cuales provienen de varios municipios a sesiones de fisioterapia en electroterapia, mecanoterapia, hidroterapia, estimulación temprana y los programas de rehabilitación en casa.

En cuanto al personal encargado de las UBR, el DIF estatal, dijo, mantiene una capacitación constante de las técnicas actuales en rehabilitación, a fin de obtener mejores resultados en los pacientes. La contratación y el pago corresponde a los municipios.

am/dua

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios