25 de Septiembre de 2018

Yucatán

Ya no cabe la población en Mérida (gráfico)

Expertos analizaron la planeación de la ciudad y concluyeron que presenta problemas de movilidad.

Uno de los grandes retos para un mejor desarrollo urbano de la ciudad es la movilidad. (José Acosta/SIPSE)
Uno de los grandes retos para un mejor desarrollo urbano de la ciudad es la movilidad. (José Acosta/SIPSE)
Compartir en Facebook Ya no cabe la población en Mérida (gráfico)Compartir en Twiiter Ya no cabe la población en Mérida (gráfico)

Ana Hernández/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Expertos en desarrollo urbano analizaron este miércoles la planeación de Mérida y concluyeron que la capital yucateca presenta problemas de movilidad y requiere con urgencia una modificación del Programa de Desarrollo Urbano, “pero no con los cambios de siempre”, sino reconociendo que las dimensiones metropolitanas exigen un nuevo rumbo.

En el auditorio “Silvio Zavala Vallado” del Centro Cultural Olimpo, el director del Instituto Municipal de Planeación (Implan), Edgardo Bolio Arceo, presentó los resultados de los “Estudios Estratégicos para la Planeación Urbana”, los cuales, precisó, no son conclusiones, sino marcos de referencia para ayudar a construir la visión actualizada, generosa e incluyente para mejorar la calidad de vida de las personas.

Esto implica, señaló, plantear estrategias y jerarquizar acciones con visiones de largo plazo con enfoques de sostenibilidad, integralidad y competitiva; los resultados se incluyeron en un libro que se pretende sea herramientas de consulta, reflexión e investigación, con el fin de establecer criterios de planeación del territorio municipal.

Bolio Arceo resaltó la importancia del estudio, ya que es resultado de múltiples sesiones de trabajo, encuestas y aportaciones de casi 400 personas, desde ciudadanos hasta expertos sobre el tema, pues considera aspectos ambientales, sociales, económicos y urbanos.

Indicó que son recomendaciones para identificar proyectos detonadores que se apliquen en zonas “piloto”, con la finalidad de desarrollar acciones estratégicas e innovadoras a corto y largo plazo.

Señaló que en el tema de movilidad encontraron que el problema general es la inadecuada condición urbana, y no existe suficiente percepción y comprensión del tema por parte de la ciudadanía.

“Hay ausencia de la visión de movilidad, inadecuado objeto de regulación e inexistentes canales de participación en ese tema, así como carencia técnico y jurídico; por ello se propone una estrategia de tres pasos”, indicó.

Explicó que el primer paso es el impulso de un marco jurídico, ya que muchas leyes no han sido revisadas; se debe considerar el enfoque de movilidad y no solo de vialidad y transporte.

Otro aspecto, dijo, es tener información para construir un programa de movilidad sustentable, y por último, orientar políticas hacia la cultura de movilidad en la ciudadanía.

Se deben identificar proyectos detonadores a diferentes escalas de intervención, tomar zonas “piloto” para realizar propuestas de transformación que favorezcan acciones innovadoras, y “actuar en diferentes plazos, pues no todo se puede hacer en simultaneo”. 

Consideró que se debe comenzar con acciones pequeñas con impactos multiplicadores, que sean catalizadores del cambio y que el ciudadano perciba de inmediato, como trabajar en las banquetas, sembrar árboles y mejorar rutas de camiones y paraderos.

'Construir' una Mérida diferente

Por su parte el presidente del Patronato del Centro Histórico de Mérida, Raymundo Vargas León, señaló que lograr el cambio de Mérida implica la suma de esfuerzos de diferentes sectores, desde autoridades, empresarios y sociedad civil, con el objetivo común del beneficio general.

En entrevista, el líder de este organismo dijo que se han considerado acciones de corto, mediano y largo plazo que deben ser catalizadores del cambio que requiere la ciudad.

Mencionó que lo anterior fue una propuesta general de consenso de los grupos que participaron en la creación de este marco de referencia, lo que sigue es la elaboración de proyectos.

Precisó que el Patronato que dirige es miembro del consejo del Implan y en cada mesa de trabajo que se realizó han participado, y destacó la necesidad de que las acciones realizadas tengan continuidad para lograr los objetivos.

Indicó que están en la disposición de seguir apoyando el trabajo de gestión con las autoridades y la sociedad civil para sumar esfuerzos y lograr resultados en el Plan de Desarrollo Municipal.

Vargas León señaló que lo relevante es pasar de los planes a la acción, lo cual implica atender y entender los resultados del análisis que ciudadanos y expertos realizaron de cada tema, para tener una visión diferente y más amplia de lo que requiere la ciudad, en beneficio de sus habitantes, que se busca sea integral e incluyente.

Expresó que debe existir mayor participación, ya que parte importante de las propuestas considera la revisión, consolidación o cambios de marcos normativos para lograr una mejor ciudad con una visión de desarrollo metropolitano.

Áreas funcionales y vanguardistas

El análisis del futuro desarrollo de Mérida incluye considerar la visión del espacio público de la ciudad, por lo que propone que el cambio de estas áreas sea acorde con una visión integral de su uso y funcionamiento vanguardistas.

En los espacios públicos es fundamental tener una visión multidimensional del espacio, no solo percibido como el área donde hay dos árboles, una banca y un foco, sino considerar los aspectos perceptivos, espaciales, funcionales, económicos y sociales que contribuyen a la vitalidad de la sociedad.

Durante la revisión de la situación encontraron problemas técnicos y de gestión, que derivan de dos ramas de acción, una que tiene que ver con la intervención directa en los espacios de la ciudad, y otra con los aspectos del fortalecimiento de las dependencias municipales, con una plataforma de información técnica y con la consolidación del marco normativo y regulatorio, así como la participación ciudadana en la toma de decisiones.

Se indicó que lograr una mayor participación ciudadana al desarrollar proyectos de interés común generará que estos espacios públicos sean polivalentes y de calidad.

Sobre el medio ambiente, el análisis abarcó ocho temas y encontraron falta de interés de la ciudadanía en los tópicos urbano-ambientales, falta de vinculación entre unidades administrativas que tienen relación con el asunto, la carencia de información para la toma de decisiones, así como la aplicación parcial de las leyes.

Los especialistas que revisaron el asunto indicaron que para lograr un desarrollo urbano sostenible, Mérida debe considerar cuatro temas prioritarios: las áreas verdes, las áreas naturales protegidas, los residuos sólidos y el agua.

En cuanto a las comisarías, el análisis indica que estas comunidades son “a los ojos de muchas personas” tierra apta para el crecimiento de la ciudad, lo cual genera condiciones desfavorables para el desarrollo de esas localidades, así que requieren un nuevo marco regulatorio y que las poblaciones puedan ser gestoras de su desarrollo integral.

Los estudios de participación ciudadana relacionados con transformación del hábitat humano les permitieron identificar diferentes fases en el aspecto de transformación, y en escalas de participación ciudadana hay baja, media y alta; el reto elevar el nivel y la calidad de la participación.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios