18 de Diciembre de 2017

Yucatán

Con baile y juego de pelota rescatan esencia maya

A través de su compañía de danza prehispánica Pucxical-Keej, el coreógrafo Armando Osorio Uscanga busca recuperar la cultura ancestral.

Entre los mayas el juego de pelota era considerado un ritual. (Notimex)
Entre los mayas el juego de pelota era considerado un ritual. (Notimex)
Compartir en Facebook Con baile y juego de pelota rescatan esencia mayaCompartir en Twiiter Con baile y juego de pelota rescatan esencia maya

Agencias
UXMAL, Yuc.- Con el fin de recuperar parte de la cultura maya, Armando Osorio Uscanga ha transmitido sus conocimientos a cientos de niños y jóvenes de la Península de Yucatán a través de su compañía de danza prehispánica Pucxical-Keej, en la cual además se aprende de la música y vestuario de esta civilización.

Con el mismo interés de difundir la cultura prehispánica, cada equinoccio de primavera, el también coreógrafo y profesor ha impulsado diversos torneos del juego de pelota, disciplina que consideró se encuentra en peligro de extinción.

La formación Pucxical-Keej inició sus trabajos en 1998 y a través de estos años ha realizado diferentes presentaciones en las cuales se ha rendido tributo a los dioses mayas, explicó Osorio en entrevista con Notimex.

“Con los bailes, vestuarios y maquillaje que se usan durante las coreografías se intenta rescatar la cultura maya, que era muy pacifista, era de recibirte en sus casas con mucho afecto, aunque no se conocieran”, indicó.

“Mi propósito fue que de un tiempo para la actualidad, hacer que la gente que vive en esta región retomara su cultura, y es lo que se está haciendo.

"Damos clases a las comunidades indígenas, se paga a los profesores de las comunidades de la compañía Pucxical-Keej por medio del turismo cultural de la región, cuando se trabaja en las zonas arqueológicas ahí se gana por medio de propinas”, indicó.

Del dinero que se recauda durante los espectáculos una parte se utiliza para pagar a los profesores y otra para conservar los vestuarios de los bailarines, expuso Osorio Uscanga.

Para esta compañía de danza existen diferentes formas de homenajear a los dioses, por ejemplo con ofrendas de copal y cantos de caracoles marinos a los cuatro puntos cardinales.

El encargado de purificar el lugar para el ritual es el chamán, quien llama a los guerreros y a los músicos a cantar una alabanza en honor al astro rey.

Esta compañía se amplió en 2003, al fusionarse con el Ballet México Lindo, ya juntas se empezaron a presentar en una prestigiosa cadena hotelera española; tiempo después fueron contratadas sin audiciones previas por diferentes empresas.

Osorio Uscanga refirió que antes de dirigir este grupo de danza, fue integrante de varias compañías, en las que estuvo en contacto con diversas figuras de este ámbito; además, viajó a Europa y África hace 15 años, en donde trabajó intensamente como profesor.

Así, con una filosofía en pro de lo indígena, dividió su tiempo entre la conducción de su ballet y la difusión de la cultura maya, que lleva a la práctica por medio de la compañía que él mismo creó.

Durante el paso de los años, Pucxical-Keej ha demostrado una constante evolución, al grado de ofrecer una presentación casi cada día en la actualidad.

“Nos presentamos en los principales hoteles de la Riviera Maya y doy clases en los pueblos de Yucatán: Pisté, Yaxuná, Xocempich y Ticimul, esto lo empecé desde el 2007, ahora ya la gran parte de la gente de los alrededores de la gran ciudad antigua de Chichén Itzá les da orgullo portar los trajes de sus ancestros”, aseveró.

Aclaró que no ha creado ninguna fundación para apoyar sus proyectos, pero cuentan con la aprobación para ofrecer espectáculos en el corredor turístico de la Riviera Maya, con lo que patrocina sus clases y los torneos de juego de pelota.

Respecto a esta disciplina, dijo que es fundamental que se siga practicando para no se pierda, por lo que lanzan convocatorias para que la gente participe de este deporte en el que es fundamental el movimiento del antebrazo y la cadera.

“En cada solsticio hacemos estos torneos, en donde hay una gratificación para el equipo ganador con tal de que no se pierda esta tradición.

“Somos la primera cultura que jugó con una pelota y somos los primeros en perder totalmente nuestras tradiciones. De 100 millones de habitantes que somos en el país, los que jugamos acaso somos mil, por lo que está en peligro de extinción”, informó.

Acotó que en la cultura maya no había ningún tipo de sacrificios, al contrario, se realizaban ofrendas en las que la gente se sumergía en los cenotes para obtener mensajes.

“Realmente la gente lo ve como si fuera un sacrificio, pero no es así, es una ofrenda, es como los bomberos, quienes se ofrecen para hacer un trabajo”, concluyó el coreógrafo, quien se presentó durante la reciente edición del Rally Maya México 2015.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios