13 de Noviembre de 2018

Yucatán

Casas de Paseo de Montejo valen 8 veces más que hace 10 años

Valor catastral de los inmuebles de la zona incrementa como si fuera antigüedades.

Dos yucatecos, padre e hijo, diseñaron el Monumento a la Patria. (SIPSE)
Dos yucatecos, padre e hijo, diseñaron el Monumento a la Patria. (SIPSE)
Compartir en Facebook Casas de Paseo de Montejo valen 8 veces más que hace 10 añosCompartir en Twiiter Casas de Paseo de Montejo valen 8 veces más que hace 10 años

Ana Hernández/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Mérida tiene en el Paseo de Montejo un gran potencial de desarrollo turístico y económico, lo que genera que el valor de su superficie sea similar al que adquieren los objetos antiguos, se incrementa con el paso del tiempo.

Y es que el valor catastral de los inmuebles en esa zona se ha multiplicado por ocho en poco más de una década, aunque en algunos casos el aumento ha sido mayor, lo cual depende del tipo de edificación realizada.

Una investigación realizada sobre edificios históricos (cuyo valor real es imposible de valuar) reveló que los predios localizados en esa importante avenida son los “mejor cotizados”, siendo los más altos los de las dos escuelas que funcionan en la zona.

El director del Catastro de Mérida, Heide Joaquín Zetina Rodríguez, precisó que los monumentos ubicados en esa área sólo poseen valor artístico, ya que no tienen determinada la superficie o el número que ocupan en la calle, lo cual se realiza ahora en las nuevas áreas.

En la revisión de la información, se constató el valor que los predios adquieren, considerando la superficie que ocupan, por estar en esa importante zona; por ejemplo, en cuanto a hoteles, el Victoria, el más reciente en el Paseo de Montejo, es de menor valor que el Conquistador, con diferencia de varios millones de pesos.

El Conquistador está mejor valorado catastralmente, y por mucho, aun sea comparado con el Hyatt, que está ubicado en la calle 60, a 100 metros de esa avenida de Mérida. Los tres tienen categoría de cinco estrellas.

Datos oficiales indican que en el Paseo de Montejo, desde el Remate de la calle 47 hasta el Monumento a la Patria, hay 162 inmuebles (incluyendo cuatro monumentos). La mayoría de los edificios tienen usos comerciales diversos, desde cafeterías, restaurantes, hoteles, papelerías, agencias, aseguradoras y bancos,entre otros.

Algunos inmuebles que tenían una superficie de poco más de mil 300 metros cuadrados (el equivalente a un predio de 45 por 30) en el año 2000 estaban en valor cero; pero en 2006, según los metros de construcción, en mil 400, aproximadamente; luego subieron a dos millones 700 mil pesos en su valor catastral, y ahora, en 2013, cuestan casi siete millones y medio de pesos.

Escuelas primero

Aunque se suele pensar que las dos tiendas de empresas transnacionales ubicadas en esa avenida son los edificios con el mayor valor catastral, no es así, ese honor corresponde a las dos escuelas ubicadas en esa emblemática avenida de Mérida, primero la Modelo, seguida del Colegio Teresiano.

Cabe recordar que actualmente hay recursos federales aprobados para mejorar la imagen de esta histórica zona meridana, lo cual repercutirá en aumentar más el valor de su metro cuadrado.

Como se ha informado con oportunidad, en las últimas semanas el patronato y la fundación Paseo Montejo iniciaron una disputa para consolidarse como el grupo empresarial y de expertos que debe decidir la aplicación de los recursos federales destinados al rescate y conservación de la primera avenida residencial de Mérida.

A principios de año, el coordinador de los diputados priistas en el Congreso de la Unión, Mauricio Sahuí Rivero, reveló que habían obtenido ocho millones de pesos para aplicar en ese proyecto de rescate.
Esto desató el interés de los dos grupos antes mencionados para ser considerados en la definición del ejercicio de los recursos.

Por cierto, en esa avenida de Mérida ninguno de los inmuebles ocupa a lo largo ni ancho el total de la calle o cuadra, de hecho, el que tiene mayor longitud es el edificio de la Escuela Modelo, y aunque su superficie es menor que la del Colegio Teresiano, tiene más construcción, lo cual lo coloca como el inmueble de mayor valor catastral de esa importante área.

Monumentos-joyas

En el Paseo Montejo, los monumentos históricos representan en la actualidad hitos de referencia urbana; no obstante, surgieron como producto de acontecimientos socioculturales que se fueron manifestando y desarrollando a lo largo del siglo XX.

Esta avenida surgió a finales del siglo XIX como un área de élite, producto del auge henequenero para la construcción de viviendas de la alta sociedad de la época.

A lo largo de ella se erigieron cuatro monumentos construidos a una distancia casi homogénea que, sin proponérselo, dan cuenta cronológica de eventos trascendentales de la ciudad.

Ahí están los monumentos a los Montejo, a Felipe Carrillo Puerto, a Justo Sierra O´Reilly y a la Patria.
Como ejemplo, el monumento a Justo Sierra O´Reilly fue la primera estatua erigida, ubicada en el límite original del Paseo Montejo, y que hoy en día se localiza en la cuarta glorieta. Se inauguró el 15 de enero de 1906 para rendir homenaje póstumo al literato yucateco en su 45 aniversario luctuoso.

Maqueta

Con miras a conservar la importancia histórica y de paso incrementar la plusvalía del Paseo de Montejo, la Subdirección de Patrimonio Cultural del Ayuntamiento de Mérida elaboró una maqueta a escala.

Cabe indicar que no es la primera vez que se intenta reposicionar la imagen turística de esa avenida histórica, que posee 162 inmuebles, de los cuales 13 son de la época prerrevolucionaria, 68 del nacionalismo (neocolonial), 12 del movimiento moderno (postrevolucionario) y 69 contemporáneos.

La razón por la cual se elaboró a detalle la maqueta es con la intención de conservar la importancia histórica del lugar, que incrementará aún más la plusvalía de esa parte de Mérida.

Cabe indicar que la reproducción del Paseo Montejo a escala incluía las luminarias y la vegetación que integran el Paseo de Montejo y formó parte del proyecto de ordenamiento urbano que planeaba realizar la administración que encabezó Angélica Araujo Lara.

El estudio también mostró que algunas actividades que se realizan en esa zona deterioran a los edificios, ornamentos, rejas y parte del mobiliario; las autoridades municipales han evadido admitir públicamente el efecto negativo que la celebración del Carnaval causa en esa zona, desde la contaminación del subsuelo, por los aceites y líquidos, hasta la grasa impregnada en las paredes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios