25 de Septiembre de 2018

Yucatán

 / Clima

Vedas hunden economía de costa yucateca

El mal tiempo y cuatro vedas ponen a los habitantes del vecino puerto contra la pared al quedarse sin ingresos.

Pescadores de Progreso se arriesgan a pescar el pargo de variedad denominada canané. (SIPSE)
Pescadores de Progreso se arriesgan a pescar el pargo de variedad denominada canané. (SIPSE)
Compartir en Facebook Vedas hunden economía de costa yucatecaCompartir en Twiiter Vedas hunden economía de costa yucateca

Manuel Pool/SIPSE
PROGRESO, Yuc.- Cuatro vedas vigentes colapsan la economía porteña, por lo que, para evitar quedarse sin ingresos y a pesar de conocer poco sobre su manejo, pescadores se arriesgan en la pesca del pargo de la variedad denominada canané.

Sin embargo, el fuerte norte que desde hace cuatro días impacta a la región, mantiene inmovilizados a lo hombres de mar, en diversos puntos de la costa.

Ayer, una paulatina mejora en las condiciones climatológicas permitió que el puerto de Yukalpetén, que se mantenía cerrado desde las tres de la mañana del pasado día 26 de febrero, abriera desde el mediodía a la flota mayor, mientras que se mantuvo la bandera roja para embarcaciones menores, ya que aunque el sol retornó por momentos, en el mar se registraban fuertes vientos de 30 km/h  y oleaje de hasta metro y medio de altura.

Desesperados, otros hombres de mar se organizaron para viajar a lugares tan remotos como Frontera Tabasco, donde, afirman no hay veda de mero, pero el mal tiempo los ha obligado a mantener sus barcos amarrados en puerto, por lo que no les ha quedado más que consumir los víveres que disponían para toda la travesía.

Mientras tanto, en Progreso se vive un efecto dominó que repercute en toda la comunidad, pues al depender la mayor parte de la población de la pesca, al estar vigentes la veda de mero, pepino, sardina y desde el viernes, la de langosta, no hay circulante.

“Dicen que la veda del mero es de un mes, pero en realidad, durante mes y medio o dos meses las familias de los pescadores se quedan sin dinero, ya que no se toma en cuenta el tiempo de avituallamiento del barco y que pasan en el mar, que en casos de mal tiempo hace que se alargue el tiempo de retorno, hasta el momento en que se les paga”, dijo la gerente de la Cámara Nacional de la Industria Pesquera Delegación Yucatán, Rebeca Solís de García.

La entrevistada indicó que, de la flota afiliada, integrada por unas 400 embarcaciones, la mayoría se encuentra en puerto.

(A esto se suma la cancelación de las llegadas de uno de los cruceros que cada semana arribaba a la terminal remota, mientras que el otro estará de nueva cuenta el próximo jueves 7).

La suma de estos factores ha propiciado que en los comercios las ventas bajen a más del 50% por lo que varios de los propietarios entrevistados manifestaron que en estos días de mal tiempo han finalizado la jornada en blanco.

Y mantienen la esperanza de que, con la llegada de la Semana Mayor, la derrama que dejen los visitantes, en su mayoría nacionales, represente una autentica bocanada de aire que les ayude a paliar la situación.
 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios