24 de Junio de 2018

Yucatán

Ven en conflictos biológicos el origen de enfermedades

Gonzalo San Agustín, especialista de origen español, habla sobre el verdadero origen de ciertos males.

Gonzalo San Agustín, especialista en Nueva Medicina Germánica, Descodificación Biológica Original y Biomagnetismo Médico, impartirá el próximo día 14 la conferencia “Vive Saludable”. (Milenio Novedades)
Gonzalo San Agustín, especialista en Nueva Medicina Germánica, Descodificación Biológica Original y Biomagnetismo Médico, impartirá el próximo día 14 la conferencia “Vive Saludable”. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Ven en conflictos biológicos el origen de enfermedadesCompartir en Twiiter Ven en conflictos biológicos el origen de enfermedades

José Salazar/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- El tema de esta semana del programa “Salvemos una vida”, que se transmite todos los viernes por Amor 100.1 FM de Grupo SIPSE, fue “El código biológico y el origen de las enfermedades”, que contó con la participación de Gonzalo San Agustín, especialista de origen español en Nueva Medicina Germánica, Descodificación Biológica Original y Biomagnetismo Médico. 

Bajo la conducción de Jorge Barrera y Esperanza Nieto, el invitado comentó que hace años padeció psoriasis, asma e infecciones y alergias repetitivas, a lo que los médicos le dijeron que sus enfermedades “se trataban, mas no se curaban”.

“Me dediqué a formarme en este tema (Descodificación Biológica) cuando acudí con un médico que desarrolló un sistema terapéutico con el que me pude curar de tres enfermedades. Eso me dejó fascinado y por eso estoy aquí en Mérida para compartirlo el próximo 14 de marzo en la conferencia “Vive Saludable”, en el Hotel City Express (ubicado en Prolongación Montejo con 45, colonia Benito Juárez Norte)”, indicó. 

“En este tema hay que comprender cómo funciona la biología. Mis estudios están basados en los conocimientos de un doctor alemán, que a raíz de un evento traumático, que fue la muerte de su hijo, desarrolló cáncer. Entonces, al investigar, se dio cuenta que la gente que tenía cáncer había pasado por un evento traumático sin resolver. Y no son los problemas emocionales en sí, porque estos no existen, son un invento del humano. En realidad, los conflictos son biológicos”, apuntó. 

Gonzalo San Agustín dijo que cada parte del cuerpo tiene una función y cuando se altera la función, se altera esa parte del cuerpo. Y mencionó como ejemplo, la piel.

“La piel responde a conflictos de separación, cuando una persona vive una situación así surgen problemas de psoriasis, dermatitis, etcétera”, expresó.

“Los huesos te dan el valor, el movimiento, pero cuando vives un conflicto de desvalorización esto te afecta en los huesos. Así tenemos cada parte del cuerpo. Entonces cuando alguien llega con un síntoma, así sea un dolor leve o un tumor terminal ya sabemos qué conflicto está viviendo. Son leyes de la naturaleza, una opinión, terapia o técnica”, agregó.

El invitado expuso que su método es acudir al momento en que la persona accedió al conflicto, para provocar un “cambio neurológico” y una vez hecho este cambio el estrés desaparece y la persona se cura.

Dos formas de enfermarse

“El cuerpo no se enferma por sí solo. Únicamente hay dos formas de enfermarse: por tu boca, lo que comes; o por tu mente, lo que piensas. En el tema de la alimentación hay una gran variedad: omnívoros, veganos, vegetarianos, etcétera, pero en estos grupos siempre hay gente enferma. El problema es que lo que nos han dicho que es bueno, no lo es y viceversa”, mencionó.

Gonzalo San Agustín dijo que una de las cosas más tóxicas para la salud y que genera muchas enfermedades, es beber agua.

“El agua es buena si proviene de pozos, montañas, subsuelo, manantiales. Ese sí. Pero las aguas embotelladas pasan por un proceso de filtración, donde pierden los minerales y electrolitos. Entonces, la gente que bebe esta agua comienza a presentar caída de cabello, cansancio crónico, uñas que se rompen, problemas de tiroides, ataques de ansiedad e infecciones repetitivas, entre otras, que son ocasionadas por falta de minerales. Si lo bueno del agua es que te hidrata, la embotellada no hidrata, por eso la gente al beberla se queda con sed”, explicó. 

“La misma naturaleza nos dice como hemos de alimentarnos. Hemos ido en contra de ella. Hay que entender la fisiología del cuerpo y las reacciones químicas. La gente me pregunta: ¿qué bebes? Yo le digo que un suero que preparo en mi casa. Pero por ejemplo, cuando no sabes cómo funciona el cuerpo, un día bebes el suero y el agua a la vez, estás dando órdenes contrarias porque el suero mineraliza y el agua desmineraliza. Al hacer esto te va a dolor de cabeza y diarrea”, puntualizó.

“Cuando conoces la biología ya sabes por qué se enferman y curan las personas, eso está escrito, son principios vitales de la naturaleza. De eso voy a hablar en la conferencia que daré el 14 de marzo. Vamos a dar detalles y tips para que la gente pueda entender y probarlo. Cuando la gente entiende el conflicto que ha vivido y ve el síntoma que tiene, es algo que le ‘vibra’ mucho”, manifestó.

San Agustín dijo que su método se basa en el conocimiento de que el cerebro es “una máquina que no sabe nada, lo que graba lo ejecuta”.

“Por ejemplo, si ves una película de miedo y tienes miedo, ¿por qué?, si es mentira, es una pantalla y son actores, pero como tú lo ves y lo sientes, eso crea una química en el cerebro que te dan energía y el cuerpo se hace adicto. Entonces si todo el día estás pensando en los problemas que tienes, los que te imaginas y los que podrían pasar, es como ver la película de miedo, no existe, pero están empezando a crear ese tipo de química que se va al cuerpo. 

Entonces, según como lo vivas, vas a desarrollar síntomas de enfermedad”, detalló.

Positivismo insuficiente

Agregó que el pensamiento positivo es de gran ayuda pero no es suficiente porque en el cuerpo hay una química “memorizada” de años atrás. 

“Entonces si la persona vive una ruptura amorosa, un problema económico, sexual o emocional, se crea una química interna. Luego quiere cambiar sus pensamientos, pero no se da lugar al cambio en la química interna, porque el cuerpo es adicto a lo que por muchos años se le ha dado”, afirmó. 

Mencionó que más que haber enfermedades, hay soluciones biológicas. Indicó que por ejemplo, en un salón de clases se enferman algunos niños y otros no a causa de un virus. 

Gonzalo San Agustín comentó que realizó un estudio en donde encontró que las personas “enfermas”, siempre estaban en ondas cerebrales llamadas beta (de estrés), y las personas “sanas”, con ciertas técnicas cambiaban de ondas beta a alfa o zeta (de creatividad), que es lo natural.

“Las personas enfermas tenían un Ph ácido y las sanas, un Ph neutro. Entonces dijimos, ¿qué pasaría si a estas personas les neutralizáramos el Ph y les ayudáramos a entrar en ondas alfa? Pasó que se curaron, desaparecieron sus síntomas  y sus parámetros volvieron a la normalidad. Por eso decimos que no son virus, no son genes ni nada de eso, sólo es una manera de vivir a la que el cuerpo se va adaptar”, detalló.

El amor

A pregunta de Esperanza Nieto, el experto en Biomagnetismo Médico dijo que el amor como toda emoción es una química y además debería ser el estado natural de las personas.

“El amor, si haces una resonancia y observas el cerebro de una persona con amor y otra con odio no tiene nada que ver. El amor es crear una química y volver al estado natural. Es un estado del ser. Cuando estás enamorado, todos los valores se regulan y tus problemas dejan de serlo y estás tan bien porque no puedes esperar al día siguiente, es lo que deberíamos vivir todo el tiempo. La gente con amor vive el aquí y el ahora, cuando vives en el pasado se llama depresión y cuando vives en el futuro se llama ansiedad”, explicó.

Gonzalo San Agustín agregó que el amor es un estado de equilibrio químico y biológico y que cada pensamiento que tiene el ser humano crea una emoción y la emoción vibra.

Aseguró que con su sistema, la persona se cura en menos de tres consultas y que el cuerpo es el que se cura por medio de métodos de acompañamiento como la biodescodificación y que si la persona no está dispuesta a hacer un cambio en la vida, no podrá sanar. 

Finalmente, comentó que los primeros nueve meses vida de la persona son los más importantes ya que cuando el bebé nace, más del 50 por ciento del inconsciente ya está programado. 

  • Los boletos para asistir a la conferencia de Gonzalo San Agustín se pueden adquirir comunicándose al teléfono celular 9991 62-92-68.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios