18 de Julio de 2018

Yucatán

Los ambulantes, lastres para la 'Joya de la corona'

Además de afectar al comercio establecido, generan mala imagen en el centro histórico, el principal atractivo turístico de Mérida.

Mensaje enviado por un ciudadano consciente y preocupado por el grave problema que se vive en el centro histórico, y es allá cuando nos preguntamos nuevamente ¿de qué sirve promover el estado en el extranjero si el corazón de Yucatán está gravemente herido? (Sergio Grosjean/SIPSE)
Mensaje enviado por un ciudadano consciente y preocupado por el grave problema que se vive en el centro histórico, y es allá cuando nos preguntamos nuevamente ¿de qué sirve promover el estado en el extranjero si el corazón de Yucatán está gravemente herido? (Sergio Grosjean/SIPSE)
Compartir en Facebook Los ambulantes, lastres para la 'Joya de la corona'Compartir en Twiiter Los ambulantes, lastres para la 'Joya de la corona'

Sergio Grosjean/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Si de algo estoy seguro, es que [email protected] [email protected] a la alcaldía de Mérida están conscientes que el centro histórico es sin duda el más importante atractivo turístico de la capital yucateca, y por consiguiente, de vital importancia ya que el estado vive en gran medida de la llamada industria sin chimeneas.

Partiendo de esa premisa, creo que vale la pena mencionar –para que luego no digan que no lo sabían o nadie se los dijo, aunque personalmente lo he comunicado- que el comercio informal está sepultando al comercio establecido, y de paso consolidando una pésima imagen de Yucatán ante el mundo, y es por ello transcendental crear a la brevedad posible espacios adecuados para los llamados changarros informales y/o vendedores ambulantes que ocupan aceras, calles o accesos a negocios.

No ajeno a esta dinámica, en los últimos años las vendedoras conocidas como las chiapanecas se han convertido en una indiscutible competencia para los negocios del primer cuadro, ya que a las puertas de cualquier local comercial se instalan y venden su mercancía en las narices de los comerciantes establecidos –e inspectores-, y por lógica ninguno de estos últimos pueden competir en precios, ya que estas mujeres no tienen que pagar una onerosa renta, luz, impuestos, agua, sueldos etc. etc., aunado que las aceras y calles del corazón meridano son su territorio y donde prácticamente hostigan a los turistas para que les compren. ¿Y me pregunto por qué hay tal anarquía y apatía por aplicar la ley? ¿Acaso los inspectores reciben una tajada del pastel? 

Prefieren dejarle el problema al sucesor

Creo que esta problemática se debe en gran medida a que la enorme mayoría de  los que ocupan la principal silla de la llamada “Joya de la Corona” prefieren heredarle el problema a su sucesor pues es más cómodo y políticamente mejor, y finalmente posiblemente rumiarán o pensarán que no es su problema pues los comercios no son suyos, “¡así que se las rasquen como puedan!”,  ya que ellos simplemente estiran la mano y reciben su jugoso sueldo –por no decir los millones que danzan de la corrupción-. Ya  bien lo decía César Garizurieta, -político y amigo del entonces presidente Adolfo Ruiz Cortines- “vivir fuera del presupuesto es vivir en el  error”- y los burócratas lo saben a la perfección.

Pero esa es otra historia que por el momento no tiene solución en el país, por eso mejor  regresando al tema que nos ocupa diríamos que la problemática en el centro histórico no es  novedosa, ya que en la anterior administración fue igual, y la que le precedió no fue diferente y así consecutivamente por lustros agravándose el problema paulatinamente. ¿Por qué no ofrecerles un espacio a [email protected] mercaderes para que puedan ofertar sus productos? Por ejemplo,  tal y como acertadamente me comentaba un empresario, en vez de remodelar antiguas casonas para meter a 40 ó 50 vendedores ambulantes, mejor se adecuen los mercados; como por ejemplo, al San Benito se le podrían instalar bandas eléctricas para hacer más cómodo el acceso a los pisos  superiores, a tiempo que se reordenen los giros comerciales y adecuando las instalaciones para tal fin. 

Existen cientos de locales vacíos y/o guaridas en esos niveles, ya que la gente no  accedió por las condiciones en las que se encontraban desde su inauguración. Imagínese subir dos plantas para comprar y luego descender por escaleras o rampas cargando bolsas. Allá si les faltó utilizar el sentido común a los arquitectos que diseñaron este espantoso y morrocotudo edificio.

"Ineficiente wacal"

De la misma forma, para darle fluidez a este ineficiente “wacal”, podrían  instalarse servicios, como una ventanilla única municipal, módulos de la CFE, JAPAY o bancos, entre otros. 

Sin duda, necesitamos que quien dirija el destino de la ciudad sea alguien con visión, preparación, valores, que haya triunfado en sus anteriores encomiendas de indiferente índole, y sobre todo, que cuente con un buen equipo de trabajo y asesores a los que escuche; que haga a un lado a esa caterva de parásitos que andan de saltamontes de puesto en puesto solo estirando la mano y reventando el presupuesto.

Señoras y señores candidatos ¿creen tener la capacidad de trascender y plasmar su huella en la imagen de nuestro municipio? Ojalá y así sea porque ya estamos hartos tanto del pinto como el colorado y anexos, y de allá que se me venga a la mente el viejo refrán: Mientras los científicos hacen que lo imposible se vuelva posible, los políticos hacen que lo posible se vuelva imposible. Mi correo es [email protected] y twitter @sergiogrosejan.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios