16 de Octubre de 2018

Yucatán

Virgen de Guadalupe, ejemplo de vida

El presbítero Christian Uicab Tzab oficia una misa en honor a la advocación mariana, con personal de Grupo SIPSE.

Alejandro García Gamboa, director general de medios electrónicos de Grupo SIPSE, brindó un mensaje en una misa en el marco de las celebraciones a la Virgen de Guadalupe. A su derecha, el presbítero Christian Uicab Tzab. (César González/SIPSE)
Alejandro García Gamboa, director general de medios electrónicos de Grupo SIPSE, brindó un mensaje en una misa en el marco de las celebraciones a la Virgen de Guadalupe. A su derecha, el presbítero Christian Uicab Tzab. (César González/SIPSE)
Compartir en Facebook Virgen de Guadalupe, ejemplo de vidaCompartir en Twiiter Virgen de Guadalupe, ejemplo de vida

Cecilia Ricardez y Jorge Euán/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Con la invitación de tomar a la Virgen de Guadalupe como ejemplo de vida, el párroco de la iglesia de María Inmaculada, presbítero Christian Uicab Tzab, ofició la misa en honor a esta advocación mariana, con personal de Grupo SIPSE, desde directivos y operativos que se sumaron a la celebración de acción de gracias.

Esta celebración eucarística se suma a las numerosas ceremonias que se realizan en México, Latinoamérica y el mundo para conmemorar el hecho guadalupano. Hoy 12 de diciembre, el Papa Francisco presidirá la Santa Misa en la Basílica de San Pedro. 

En la misa participaron directivos  y empleados de todas las áreas encabezados por Alejandro García Gamboa, director general de medios electrónicos de Grupo SIPSE.

De acuerdo a la agencia de noticias católicas Aci Prensa, el Secretario de la Pontificia Comisión para América Latina, Guzmán Carriquiry, explicó que la celebración también está unida al viaje que el Papa realizará el próximo mes de febrero a México, en el que visitará el Santuario, como él mismo ha señalado. 

El sacerdote Uicab Tzab recordó que la festividad se enmarca en el tercer domingo de adviento y destacó el valor de la imagen de la virgen como madre y representación de la espera paciente y esmerada por el nacimiento de Jesús. 

El personal de Grupo SIPSE, de la división prensa, radio, televisión e internet se dieron cita en la misa celebrada en las instalaciones de la televisora Gala TV Mérida, donde integrantes del equipo de trabajo fungieron como lectores.

“La Virgen es la señora del adviento, la navidad sirve para la preparación del corazón y el adviento nos invita a la reflexión sobre cómo nos estamos conduciendo, porque en medio de la vorágine de actividades y el consumismo se puede perder el sentido de la vida, el único que puede llenar nuestro corazón es Dios. Tenemos que ser como María en todos los aspectos de la vida, nos enseña a servir a los demás desde la fe. La fe implica confianza, cuando se cree en Dios se puede sentir una estabilidad y aspirar a tener una vida serena. María enseña desde la dimensión de la felicidad a través de la fe, aunque la fe no elimina las dificultades, la fe ilumina el momento para enfrentarlas”, abundó.

Destacó durante su mensaje en la homilía, que la Virgen de Guadalupe, representa un códice que refleja la presencia de Dios y el cual que podía ser entendida por los indígenas aztecas, para quienes la flor significaba verdad, por eso su uso como prueba de su presencia y la cual quedó impresa en el ayate de Juan Diego.

“La tima significa en la cultura indígena, personalidad, identidad, dignidad, sustento y protección, y todos esas representaciones los engloba la imagen materna de la Virgen Morena”, concluyó. 

Tratándose de la Virgen de Guadalupe, todos los esfuerzos valen la pena

Poco importó el frío que en estos días acompaña las mañanas y noches en Yucatán; tampoco las penurias del camino, el hambre o el riesgo en las carreteras, pues sólo son pruebas que Dios pone a los que creen en El, ya que al final se convierten en fortaleza gracias al amor y fe en la Virgen de Guadalupe.

Aunque los filósofos dicen que en cuestiones de amor las promesas no obligan, en esta ocasión la promesa hecha a la Madre de Dios adquiere un carácter obligatorio, pues Ella es el principal pilar de la fe y la intercesora ante su hijo Jesucristo, y tratándose la Virgen de Guadalupe todos los esfuerzos valen la pena.

Desde hace un par de días, las calles aledañas al Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe lucen diferentes, pues además de los tronar de “voladores”, alabanzas y peregrinaciones provenientes de todos los puntos de la ciudad, los antorchistas las han “tomado”, pues transitan en ellas a bordo de camionetas, bicicletas y motocicletas adornadas con globos e imágenes de la Virgen de Guadalupe. 

A la casa de la Morenita del Tepeyac en Mérida han llegado jóvenes de diferentes municipios del interior del Estado, como Cuzamá, Acanceh, Hoctún, Valladolid y Tizimín, y aunque el agotamiento se refleja en sus rostros, la alegría con la que son recibidos por los fieles de San Cristóbal y la bendición que reciben de los sacerdotes, renuevan su fe y toman fuerza para regresar a sus lugares de origen.

También, han arribado antorchistas de Villahermosa, Tabasco, de la Ciudad de México, Campeche, incluso de San Cristóbal de las Casas, ciudad enclavada en los Altos de Chiapas.

Todos estos jóvenes traen esperanzas y llenos de fe olvidan el cansancio tras recorrer kilómetros de carreteras y aunque no se conocen comparten un solo fin agradecer a la Virgen de Guadalupe, la Reina de México y Emperatriz de América.

Al respecto, el párroco de San Cristóbal, el Pbro. Pedro Mena Díaz, comentó que más de 25 mil antorchistas arribarán al final de los festejos guadalupanos en medio de un profundo fervor y devoción, “pero sobre todo para dar gracias por los beneficios recibidos a lo largo del año”.

Y la generosidad también se desborda, pues integrantes de todos los grupos apostólicos de la parroquia de San Cristóbal se unieron para ofrecer a los peregrinos, café, galletas y sándwiches que la comunidad donó para allanar el difícil recorrido de los antorchistas.

Así, durante toda la madrugada fueron llegando un gran número de jóvenes que portaban la antorcha de la fe. 
También se sumaron a esta celebración familias y vecinos del rumbo de San Cristóbal, que como cada año asumen con paciencia y humildad las afectaciones causadas por el tráfico y el cierre de calles.

En medio de  este clima de religiosidad y fervor, hoy continuarán estas muestras de fervor y devoción hacia la Virgen de Guadalupe, quien acoge a los yucatecos bajo su manto protector.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios