16 de Octubre de 2018

Yucatán

Masiva visita a Fieles Difuntos en cementerios

La tradición se mantiene tanto firme en el camposanto General, Xoclán y Panteón Florido.

La gente acudió en masa a los cementerios de Mérida este miércoles. (Jorge Acosta/SIPSE)
La gente acudió en masa a los cementerios de Mérida este miércoles. (Jorge Acosta/SIPSE)
Compartir en Facebook Masiva visita a Fieles Difuntos en cementeriosCompartir en Twiiter Masiva visita a Fieles Difuntos en cementerios

Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- El olor a flores, el ruido del claxon de vehículos por calles atestadas de venteros ambulantes, y por su puesto la romería de cientos de familias que iban de un lado a otro dirigiéndose a visitar a su ser querido, fue la estampa que, como cada año, se observó en los cementerios de esta ciudad, con motivo del Día de los Fieles Difuntos.

Poco después de que la Secretaría de Seguridad Pública implementó a partir de las 07:00 horas un operativo de vigilancia y vialidad en los cementerios General y Xoclán, muchas personas comenzaron a llegar a esos campos santos y a los demás que hay en Mérida, a bordo de vehículos particulares o del servicio de transporte público.

“Llegamos como a las ocho de la mañana para que no nos gane luego el Sol”, comentaba Gertrudis Cocom, que ayudada de su nieto y a paso lento, se dirigía a llevar flores y prenderle una veladora a la tumba de su difunto esposo. Posteriormente, iba a escuchar la misa de 10 de la mañana que ofició en Xoclán el Vicario General de la Arquidiócesis, Pbro. Candelario Jiménez, en representación del Arzobispo de Yucatán, Gustavo Rodríguez Vega, quien viajó a Brasil para participar en la Comisión Regional de la Cáritas de América Latina y el Caribe.

En un recorrido por los principales cementerios quedó de manifiesto que el fervor y las tradiciones hacia los seres queridos que se adelantaron al sueño eterno se encuentra más viva que nunca. Sin distinción de clases sociales y credos, se pudo observar a familias enteras, desde el abuelito hasta el nieto con flores, otros orando frente a la última morada de su familiar, encendiendo veladoras, limpiando la maleza, e incluso repintando las tumbas.

También el ir y venir de gente con cubos hacia las tomas de agua, ya sea para llenar los floreros para que las flores no se marchiten fue algo común de observar.

“Esta es una tradición que buscamos inculcar en la familia, por eso vienen nuestros hijos, sus esposas  y también traen a los niños. No deseo que mis nietecitos les inculque cosas en la cabeza de que los panteones son lugares donde espantan, de que hay fantasmas, esos son solo cuentos”, decía doña Raquel Méndez, quien se encontraba en el Panteón Florido, rodeada de su familia en esta fecha, que ya se ha hecho tradición para visitar al abuelo.

Los comerciantes

En todos los cementerios los que igual no faltaron fueron los vendedores ambulantes que ofrecían prácticamente de todo. Refrescos, agua embotellada, kibis, tortas, chicharrón, sin faltar los paleteros, heladeros y los que venden granizados.

También a diferencia de días anteriores, los que tuvieron ayer buenas ventas fueron los puestos de flores, ubicados dentro y en las afueras de los cementerios General y Xoclán. En algunos de ellos aprovechan para ofrecer también veladoras de distintos tamaños, con o sin vaso.

En el Xoclán fue un ir y venir constante de mototaxistas, como José Uc, quien comentó que llevaba ya ocho dejadas de Juan Pablo II al cementerio y eso que tenía unas tres horas de haber comenzado a trabajar.

“El día va a estar bastante bueno”, decía, mientras era apurado por los agentes de la SSP, que se encontraba en la entrada principal de Xoclán a que baje su pasaje, pues entorpecía el tráfico.

A diferencia del cementerio Xoclán donde estacionarse no fue mucho problema, en el Cementerio General las personas tenían que dejar sus vehículos mucho antes de llegar, pues las calles estaban repletas de automóviles estacionados. En algunos casos no quedó de otra que caminar más de cinco esquinas para llegar a la entrada.

En el Panteón Florido muchos dejaban sus automóviles sobre la avenida de Circuito Colonias, pues resultaba más complicado tratar de entrar con todo y vehículo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios