14 de Diciembre de 2017

Opinión

La voz íntima de un libro

Las palabras de este libro de Cristóbal León Campos fueron hilvanadas con la paciencia de un artesano.

Compartir en Facebook La voz íntima de un libroCompartir en Twiiter La voz íntima de un libro

Hace unos días, en el Gran Museo del Mundo Maya, tuve la oportunidad de presentar el libro de Cristóbal León Campos titulado “En voz íntima”. Muy pocas personas se atreven a abrir su corazón, su alma y su mente y dejar pasar a quien lo desee a través de la lectura de sus textos tejidos palabra por palabra, con el esmero de un artesano que no sólo pone su dedicación y tiempo en el trabajo, sino un estilo personal y único, pero, sobre todo, su corazón.

Así me he imaginado que fue escrito este libro, con paciencia y dedicación, eligiendo la palabra adecuada, la frase exacta que pudiera transmitir lo que evoca su ser y su alma, y desde sus experiencias de vida hablar con el corazón a otras almas que, como muchas, atraviesan por facetas de la vida dificultosas, momentos claves y exactos para necesitar una buena dosis de reflexiones poéticas para crear vínculos, para generar empatía y para dar esperanza, a través de un recorrido por las cinco estaciones por las que viajamos como lectores de este libro: la primera es la consciencia, después la voluntad, la existencia, la transformación y, por último, el renacer.

No creo que no respondan a una secuencia indudablemente necesaria en el transcurso de la vida. No sé si todos hayan tenido que pasar por ellas, algunos creo nos hemos quedado esperando aún el tren para llegar a la siguiente estación, pero Cristóbal, me parece al leerlo, ha hecho el recorrido completo, porque los textos que acompañan cada apartado del libro son experiencias de vida que, aun siendo gestadas desde la intimidad del autor, las han convertido en experiencias humanas universales, de tal forma que su voz íntima se convierte en la voz del alma y la conciencia humana.

Cada página invita a la reflexión con una mirada poética y positiva de la vida, una constante llamada o alerta a despertar las almas aletargadas por las circunstancias y adversidades, para dejar atrás lo que nos ciega, lo que nos vuelve sordos, inmóviles e indiferentes, lo que disminuye nuestras capacidades de ser simplemente seres humanos, y ahí radica su aspecto fundamental: lo humano.

Por eso es un libro esperanzador, de alguien que sabe que sí hay una luz, que sí vale la pena esperar, que hay otra forma de mirar la vida y ser felices, alcanzar los sueños y posibilitar las utopías.
Les invito a leer este libro, revolucionario como su autor, de quien además puedo decir: la gratitud y la amistad nos une en la palabra y en la vida.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios