15 de Octubre de 2018

Yucatán

La espiritualidad eleva los niveles de la salud

Los resultados de la meditación son benéficos en los ámbitos neurológico, psicológico y fisiológico, afirman especialistas.

El diplomado que ofrece la Uady se basa en la necesidad que tiene el hombre de trascender a un plano espiritual. (Amilcar Rodríguez/Milenio Novedades)
El diplomado que ofrece la Uady se basa en la necesidad que tiene el hombre de trascender a un plano espiritual. (Amilcar Rodríguez/Milenio Novedades)
Compartir en Facebook La espiritualidad eleva los niveles de la saludCompartir en Twiiter La espiritualidad eleva los niveles de la salud

Cecilia Ricárdez/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Fomentar la espiritualidad en la vida impacta de manera positiva en el fortalecimiento del sistema inmunológico, afirma el investigador Elías Góngora Ayora, de la Facultad de Psicología, quien junto con académicos de la Universidad Autónoma de Yucatán, promueven investigaciones, espacios formativos y conocimiento sobre beneficios neurológicos, psicológicos y fisiológicos de la espiritualidad en las personas, entendida como la necesidad de trascender sobre lo material, esto en una dimensión distinta a la religión. 

Con esta base, en febrero pasado se abrió el primer diplomado de Espiritualidad, que responde a la necesidad de otorgar reconocimiento a esta parte del ser humano, en un ejercicio de construcción de significado y sentido, no sólo para el conocimiento sino para la vida.

“Este tema cada día tiene más importancia en el ámbito científico, en general el ser humano tiene la necesidad de darle un sentido a su vida, de trascender, sentirse parte de algo superior, que no se ciñe a lo religioso, por ejemplo ayudar a los demás, porque alguien puede tener una religión y no ser espiritual y viceversa”, indicó.

“Cuando una persona atiende su lado espiritual, la paz, la tranquilidad, alcanza una mayor salud mental, mejores relaciones con los demás, el enfrentamiento de situaciones difíciles, incluso con enfermos terminales responden mejor a los tratamiento, en tanto aquellos que desatienden esta parte, son pesimistas o tienen menos recursos para enfrentar los problemas”, abundó.

Destacó que el tema es abordado en la facultad de una manera seria y con respaldo científico, con esta base desde hace tres años comenzaron  la investigación “Enfrentamiento positivo de la vida, integración del qué y cómo en el contexto de la cultura”, y los resultados obtenidos lo presentarán en el Congreso Mexicano de Psicología Social; incluso, se prevé la publicación de un libro al respecto. 

En ese estudio tiene cabida la dimensión de la espiritualidad y encontraron que aquellas personas que procuran esta parte, tienen una mejor salud mental, pueden disfrutar más las experiencias de la vida y abonan a su felicidad. 

En esta labor  se realizaron entrevistas, intervenciones y la medición de la frecuencia cardiaca y de respiración de las personas al exponerlos a situaciones o pensamientos de tensión. A través de electrodos que alimentaban un software, se registraron los datos y se pudo medir la diferencia, luego de un trabajo de relajación, respiración y entrenamiento para tener una disposición activa positiva para enfrentar el estrés y tener el control.  En este proceso comprobaron que todo el sistema se regula y la persona puede  decidir mejor.

“La relación de la espiritualidad con la salud son estudiadas  por las neurociencias y  la neuroinmunología, que investiga cómo el aspecto psicológico impacta en el cuerpo, pues se ha demostrado que el estrés impacta negativamente en la salud, entonces cuando se tiene la dimensión contraria,  el efecto es positivo para el cuerpo, hay cambios al nivel hormonal, al nivel endocrino y hay estudios correlacionados que lo demuestran”, agregó.

El doctor recomendó tener en cuenta la espiritualidad, eligiendo el camino que a cada persona le convenza para encontrar el sentido de la vida, puede ser la música, el baile, el arte en general, el contacto con la naturaleza, servir a los demás, compartir para sentirse parte de un todo, el deporte, la meditación y también es válido manifestarlo a través de la religión, como una de las alternativas. 

“Cada persona  puede seguir su camino, pero que sienta que lo que hace, es una forma de trascender para sí y para los demás”, apuntó.

En el programa del diplomado figuran temas como “la Preparación del viaje”, “Aproximaciones disciplinares en Ciencias Sociales y Humanidades”, “Arte y patrimonio”, “Tradiciones orientales”, “Cristianismo” y “temas contemporáneos”. Este espacio formativo busca incluir distintas visiones académicas y disciplinares interesadas en el mundo de la espiritualidad y al mismo tiempo tradiciones religiosas e incluso de meditación.

Los estudios
  • En la investigación participó un equipo de psicología positiva de la Uady, entre estudiantes y  académicos. 
  • Los resultados se presentarán en el VIII Congreso Internacional de Relaciones Personales y V Congreso Latinoamericano de Psicología Transcultural, que se llevará a cabo del 7 al 9 de septiembre del 2016, en la Ciudad de Villahermosa, Tabasco.

Tai chi, disciplina que conecta la mente con el cuerpo

“Con el movimiento y la respiración podemos conectar, cuerpo, espíritu y mente, para ser más fuertes, sanos y felices”, expresa doña Elsy Margarita Talavera Denis, de 70 años, quien desde hace 17 años practica Tai Chi y afirma que esta disciplina le ha aportado una salud integral, se enferma menos y tiene fortaleza para disfrutar de su familia, en especial de sus nietos.  

Ella es integrante del grupo que se ejercita en el Centro Cultura Ibérica y junto con sus pares de todo el país buscan romper un récord Guinness, al reunir cerca de cinco mil personas haciendo Tai chi de manera simultánea en todos los estados de  México, el próximo 23 de abril, en una actividad coordinado por el Consejo Mexicano de Turismo Deportivo (Cometud).
Miguel Herrera Baños, maestro con 20 años de experiencia en artes marciales, dijo que este tipo de ejercicio de bajo impacto ayuda a recudir la presión arterial alta, aumenta el equilibrio, la flexibilidad, fortaleza los músculos, auxiliar en la reducción de la ansiedad y depresión, dormir mejor, aliviar el dolor crónico, aumenta la agilidad,  estimula el buen funcionamiento del sistema inmunológico aporta una sensación de bienestar y armonía general.

De lunes a viernes, el grupo de la Ibérica inicia sus activación a las 7:00 horas, posteriormente algunos continúan con clases de yoga o de folclore, como es el caso de la señora Elsy, quien toma Tai chi y baila jarana. Elisa Montejo González fundó la agrupación hace 17 años, y en ella participan hombres y mujeres de diferentes edades, pero con el objetivo común de lograr una salud integral.

“Te ayuda a liberarte de las tensiones, del estrés, de toda la basura; respiras, te calmas y puedes comenzar con el ejercicio. Con el tiempo lo disfrutas tanto que hasta en vacaciones y fines de semanas lo haces, porque si no sientes que hace falta. El ejercicio es bueno para el cuerpo y la mente, incluso me ha ayudado a enfrentar mejor los problemas de la vida y ver que siempre hay solución, y no te derrumban”, comentó Elsy Margarita Talavera. 

El evento de abril tendrá su sede principal en la Ciudad de México, en la Plaza del Monumento a la Revolución, y de manera simultánea en espacios públicos de todos los estados del país.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios