15 de Octubre de 2018

Yucatán

Abuso de tecnología genera reumatismo

El síndrome de túnel de carpo surge por una sobreutilización de las extremidades en posiciones irregulares, puede aparecer en la infancia.

Los doctores recomiendan evitar un uso excesivo de la tecnología. Imagen de dos jóvenes que revisan su celular en una calle de Mérida. (Milenio Novedades)
Los doctores recomiendan evitar un uso excesivo de la tecnología. Imagen de dos jóvenes que revisan su celular en una calle de Mérida. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Abuso de tecnología genera reumatismoCompartir en Twiiter Abuso de tecnología genera reumatismo

José Salazar/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- El uso excesivo de la tecnología genera diversos trastornos en la salud, como el síndrome de túnel de carpo, que aparece por una sobreutilización de las manos en posiciones anómalas, y lo más preocupantes es que la edad en que aparece es cada vez menor, presentándose incluso en la infancia.

“Entre el 10 y 15 por ciento de los reumatismos extraarticulares corresponden a este problema, debido al uso y abuso de teclados, teléfonos celulares y tabletas”, apuntó Jacinto Herrera León, reumatólogo y coordinador de Medicina Interna del Hospital General Regional Número 1 “Lic. Ignacio García Téllez” del IMSS.

El especialista indicó que esta afectación cada vez es más común en la infancia, “causando molestias que ni nos imaginamos. La mano está conformada por huesos, tendones, músculos y ligamentos, si uno de ellos falla, repercute en toda la extremidad”.

“Por si fuera poco, el uso a temprana edad de las herramientas tecnológicas ha promovido la vida sedentaria, malos hábitos alimenticios, rebeldía y disminución en rendimiento escolar... lamentablemente por la falta de vigilancia de los padres”, aseveró.

Agregó que existen otras enfermedades asociadas con la modernidad, como la obesidad, colesterol y triglicéridos, problemas crónicos como el hipotiroidismo o la artritis reumatoide. 

Sospecha

Tras la sospecha clínica de túnel carpiano, los especialistas realizarán una exploración de la sensibilidad y fuerza de la mano y los dedos, así como maniobras que desencadenen la sintomatología.

Estas maniobras son:

  • Prueba de Tinel: consiste en percutir suavemente con los dedos la zona del tendón palmar, provocando hormigueos.
  • Prueba de Phalen: consiste en una flexión forzada de las dos palmas juntas formando un angulo de 90 grados con el antebrazo, mantenido durante un minuto, lo que provocará la aparición de los síntomas.
  • El signo de Durkan: presionando sobre la zona del tendón palmar se apreciarán los síntomas característicos.

Con estos síntomas y estas maniobras el diagnóstico del síndrome de túnel carpiano es prácticamente certero.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios