21 de Septiembre de 2018

Mosquito trae a Yucatán un dolor de cabeza más: fiebre amarilla

La enfermedad es transmitida por el mismo vector del dengue, chikungunya y zika.

Al zika, dengue y chikungunya se suma una enfermedad más: la fiebre amarilla. Yucatán se mantiene alerta ante la posible llegada de la enfermedad. (Milenio Novedades)
Al zika, dengue y chikungunya se suma una enfermedad más: la fiebre amarilla. Yucatán se mantiene alerta ante la posible llegada de la enfermedad. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Mosquito trae a Yucatán un <i>dolor de cabeza</i> más: fiebre amarillaCompartir en Twiiter Mosquito trae a Yucatán un <i>dolor de cabeza</i> más: fiebre amarilla

José Salazar/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- La fiebre amarilla, transmitida por el mosquito Aedes aegypti, representa hoy en día una amenaza latente para Yucatán, como en su momento lo fueron dengue, chikungunya y zika, que actualmente afectan a la población, advirtió el doctor Carlos Machain Williams, investigador del laboratorio de arbovirología del Centro de Investigaciones Regionales “Dr. Hideyo Noguchi” de la Uady.

“La introducción de diferentes arbovirus debido a la globalización y los viajes que realizan personas de un continente a otro, combinados con la presencia del mosco vector y las condiciones climáticas, pueden dar pie a epidemias inesperadas, como es el caso de la fiebre amarilla. Esta enfermedad es endémica de las zonas tropicales de África y América y a diferencia del chikungunya, es prevenible por medio de la vacuna D-17, señaló Machain Williams.

Ante los brotes en varios países de África y América del Sur, y considerando los elevados movimientos poblacionales a las áreas con transmisión, así como la existencia de los vectores en amplias regiones del territorio nacional, la Secretaría de Salud, por medio de la Dirección General de Epidemiología (DGE), emitió un aviso preventivo, a quienes viajen a Angola, Congo y Uganda o que regresen a México provenientes de esos países.

Hasta el mes pasado, Angola reportó tres mil 464 casos sospechosos de fiebre amarilla, con 353 defunciones. En la República Democrática del Congo (RDC), el Ministerio de Salud confirmó casos de fiebre amarilla asociados con los de Angola el 22 de marzo de 2016, y declaró oficialmente un brote el 23 de abril. 

Al 23 de junio, ese país reporta mil 307 casos sospechosos con 75 defunciones.  En Uganda, el Ministerio de Salud reportó casos de fiebre amarilla el 9 de abril de 2016. Al 8 de junio se han reportado 68 casos sospechosos.

La DGE advirtió de que quienes viajen a esos países adquieren el riesgo decontraer fiebre amarilla y exhortó a vacunarse contra esta enfermedad cuando menos diez días antes de partir hacia el continente africano. La vacuna representa casi el  cien por ciento de efectividad en la prevención de la infección.

La dependencia también alertó que de presentarse los síntomas acudir inmediatamente al médico.

Síntomas de la fiebre amarilla

  • Fiebre
  • Dolor muscular
  • Intenso dolor de espalda
  • Dolor de cabeza,
  • Escalofríos
  • Pérdida de apetito
  • Náuseas, vómito
  • Coloración amarillenta de la piel

Quien presente estos síntomas, que son los característicos de la fiebre amarilla, no deberá automedicarse; deberá tomar abundantes líquidos y electrolitos orales para evitar deshidratarse. Es preciso que le comente al médico tratante el antecedente de su viaje a los países afectados por la enfermedad. 

“Las personas provenientes de áreas con transmisión o que visitan éstas y carecen de vacuna contra la fiebre amarilla, conjuntamente con la existencia del vector en amplias regiones del país, constituye un riesgo de introducción y dispersión del virus, por lo que espreponderante fortalecer las acciones de vigilancia epidemiológica con el propósito deidentificar de manera inmediata la ocurrencia de casos sospechosos e implementar lasacciones de prevención y control que eviten la circulación del virus”, menciona el aviso. 

La fiebre amarilla es una enfermedad causada por un flavovirus que pasado el período de incubación es de 3 a 6 días, la infección puede presentarse en dos fases: la primera se caracteriza por fiebre acompañada de dolor de cabeza y de forma intensa en la espalda, escalofríos, pérdida de apetito y náuseas o vómitos. 

En la fase dos llamada tóxica, se presenta fiebre elevada, la piel del paciente se torna amarilla y padece dolor abdominal y vómitos.

La mitad de los pacientes que ingresan a la fase tóxica de esta enfermedad fallecen en un plazo de 10 a 14 días, la otra mitad se recupera sin daños orgánicos importantes.  

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios