18 de Octubre de 2018

Yucatán

Prepara Ana Rosa Payán su 'regalo de reyes'

La expresidenta municipal de Mérida en dos ocasiones alista su regreso a la política en busca de la alcaldía, pero ahora fuera del PAN.

La exfuncionaria afirma que el próximo 10 de enero es la fecha límite, para definirse si se lanza de candidata y con quién. (Milenio Novedades)
La exfuncionaria afirma que el próximo 10 de enero es la fecha límite, para definirse si se lanza de candidata y con quién. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Prepara Ana Rosa Payán su 'regalo de reyes'Compartir en Twiiter Prepara Ana Rosa Payán su 'regalo de reyes'

Ana Hernández/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Al retomar la causa que la hizo incursionar en la política, para defender y dar voz a los ciudadanos, la exalcaldesa meridana Ana Rosa Payán Cervera prepara su “regalo de reyes”: será en la primera decena de enero cuando defina de qué manera y cómo regresará al escenario político.

En entrevista con MILENIO NOVEDADES, señaló que analiza la forma, para que, de acuerdo con las leyes electorales, busque por tercera ocasión la Alcaldía de Mérida; sería la segunda contienda política en que participaría sin ser representante del Partido Acción Nacional (PAN), en el que militó casi cinco lustros.

¿Cuándo y por qué incursionó en la política?

Comencé a interesarme en forma más seria a principios de los 80; en 1981, cuando se iba a elegir gobernador, alcaldes y diputados, no me parecía la propuesta de que la gubernatura la ocupara el general Graciliano Alpuche Pinzón, consideraba un despropósito que alguien que no era arraigado al Estado pudiera gobernarnos. 

Pero así se manejaban las cosas en ese tiempo, y como el PRI era el único partido que ganaba, no había más opciones para Yucatán y para México. 

¿Entonces, ¿cómo comenzó?

Realizaba actividades de corte religioso, la religión sirve para prepararnos y fortalecernos espiritualmente, sirve de base para los principios en la casa y la vida… así fue como ingresé a Acción Nacional, consideré que era el único partido que podía considerarse de oposición.

Ahí empecé la construcción de toda una vida y una carrera, sin pensar que ése era el principio de una vida y una carrera, porque la idea inicial era combatir al mal gobierno, acabar con los malos funcionarios, que fuera un gobierno que sirviera al pueblo y no a sí mismo.

Ya fue alcaldesa de Mérida en dos ocasiones, ¿cuál fue la gestión más complicada?

La primera vez fue novedad, venía de ganar como diputada federal de mayoría y había un ambiente de confianza en el equipo y el reconocimiento de la gente, había puesto una oficina de atención ciudadana en los altos del Callejón del Congreso, lo que me dio la posibilidad de seguir. 

Era 1990, después de una competencia interna un poco complicada, en la que logré obtener el triunfo por la candidatura a la alcaldía, empezó algo que nunca imaginé que podía ocurrir, una “rosamanía”, de ahí se suscitó una serie de acciones que nos permitió hacer una campaña de mucha empatía, a pesar de la llegada de (José) Guadarrama (Márquez), y del desbarajuste que hizo, nos plantamos en la Plaza Grande, se hizo una defensa legal del triunfo y se logró reconocer la mayoría para la Alcaldía de Mérida, el 1 enero de 1991.

Para el 14 de febrero ya estaba Dulce María Sauri como gobernadora interina, porque le habían pedido su renuncia a Víctor Manzanilla; esa primera llegada fue interesante azarosa, pero muy alentadora para el ciudadano, que por fin vio que su voto su valía.

La segunda, fue resultado de una suma de buenas intenciones: Vicente Fox a la Presidencia, Patricio Patrón en la Gubernatura, era la secretaria de Acción de Gobierno del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, y sólo un aspirante se había inscrito por la Alcaldía de Mérida, pero no obtuvo el respaldo, y dado que no había tiempo para emitir otra convocatoria, se hizo un encuesta y fui designada al cargo.

Esto ocurrió después de ciertos movimientos complicados para el Partido Acción Nacional, que ya lleva mucho tiempo con pugnas internas, y parte de eso también se dio en el 2001.

¿Y ahora qué hará?

Un grupo de ciudadanos vino a visitarme y a platicar de una tercera vía, no los partidos tradicionales, sino ciudadanos, considerando la candidatura independiente, pero la Ley  es complicada para los independientes por la serie de requisitos que se imponen, y es desventajoso para quien opte por esa vía.

Los partidos políticos son instrumentos al servicio de los ciudadanos, ya en unos días más en el mes de enero definiremos a través de qué instrumento participaremos.

¿Qué impacto busca?

Una representación ciudadana que le devuelva a las personas la confianza en las autoridades, en los funcionarios, hay un desencanto a nivel local y nacional de todo lo que huela a política y gobierno, no hay uno que se salve.

Debemos demostrar que sí existimos personas que podemos ser capaces de trabajar sin más ambición y deseo que servir a los ciudadanos, que Mérida sea una ciudad del siglo XXI, ponerla en ese nivel; no podemos acostumbrarnos a los mismos sistemas, como el problema del transporte, hay que romper esquemas, queremos sumar esfuerzos de gente profesional que quiere dar a la ciudad tres años de su vida y replantear los cimientos para esa Mérida del siglo XXI.

Su regreso al PAN cómo queda, ¿es política?

Yo renuncié en el 2007, en el 2010 intenté regresar y me dijeron que no; en el 2012, al apoyar la coordinación de redes ciudadanas para la campaña de Josefina Vázquez Mota se consideró, y me incluyeron en la lista de diputados locales plurinominales, pero ese periodo termina el 31 de julio.

En 2010 pedí perdón a todos los que había lastimado cuando me salí, aunque estoy convencida de que lo volvería a hacer si se presentaran las mismas circunstancias que en ese momento hubo, pero no volví a intentar afiliarme, y a la vuelta de días y años fue lo mejor. 

Yo no soy política, soy una ciudadana, porque lo más importante no es pertenecer a un buen partido, sino ser un buen ciudadano, siempre ha sido así, de hecho porque estoy consciente de mis derechos y obligaciones, cuando decidí entrar a la política no entré por la política misma, sino porque consideraba que como ciudadana tenía que hacer algo.

Entonces, ¿cuándo definirá si va y con quién?

En enero, el 10 es la fecha límite, porque arrancan las precampañas. 

Un poco de historia

En 2010 Ana Rosa Payán compite como candidata a la gubernatura por la coalición “Todos somos Yucatán”, que formaron los partidos PT y Convergencia; había buscado la nominación por el PAN y compitió contra Xavier Abreu Sierra, quien ganó en una contienda, que ella denunció estuvo plagada de irregularidades, incluso buscó que el CEN la anulara, pero no se concretó.

La exalcaldesa, quien cumplió el 10 de septiembre pasado 63 años de edad, considera que urge recuperar y redimensionar la importancia de los derechos y el poder ciudadanos para acabar con los excesos políticos que se han cometido, y que tienen hoy al país al borde del precipicio.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios