23 de Septiembre de 2018

Yucatán

Estudiantes reprueban más por el estrés que por flojos

En ocasiones los alumnos fracasan por los niveles extremos de angustia ante los exámenes y no por problemas de aprendizaje.

Los estudiantes deben estar tranquilos ante las evaluaciones y recomiendan prepararse con tiempo suficiente. Imagen de un grupo de alumnos en el centro histórico de Mérida. (Milenio Novedades)
Los estudiantes deben estar tranquilos ante las evaluaciones y recomiendan prepararse con tiempo suficiente. Imagen de un grupo de alumnos en el centro histórico de Mérida. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Estudiantes reprueban más por el estrés que por flojosCompartir en Twiiter Estudiantes reprueban más por el estrés que por flojos

Jorge Euán/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- La ansiedad ante los exámenes se constituye en un problema cuando ejerce un efecto negativo sobre el rendimiento, por ello muchos estudiantes fracasan por los niveles extremos de ansiedad que presentan ante un examen, y no por problemas de aprendizaje específicos.

Lilliana Esther Puerto Pacheco, especialista en Educación y docente de la de la Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Autónoma de Yucatán, señala que la palabra examen estresa a todos por igual, no importa la edad ni el rol que se desempeñe, ni cuantos exámenes  se hayan presentado en la vida.

Señaló que “lamentablemente estamos condicionados porque ser examinado o evaluado implica ser juzgado y dejar evidencia de lo que sé o lo que no sé; es por eso que como maestro es importante quitar la etiqueta juzgar o de castigar con el examen, y facilitar al alumnos el poder demostrar sus conocimientos a través  de una herramienta que no los estrese”.

Comentó que el estrés se define como la respuesta automática y natural del cuerpo ante situaciones que resultan amenazadoras o desafiantes, “por tanto, debemos entenderlo como una situación normal frente a una presión o una exigencia del entorno, en este caso, los exámenes, pero si esta respuesta se prolonga y genera estados de ansiedad, se pueden ver resentidos el desempeño académico y las relaciones personales”.

Manifestó que la actitud de los estudiantes frente a la aplicación de un examen debe ser de tranquilidad y en espera de las consecuencias.

“La parte que está en manos del alumno es estudiar, preparase y sobretodo hacerlo con suficiente tiempo. El estrés ante un examen desaparece ante la certeza del conocimiento. El éxito radica en cuánto tiempo invierten para estudiar y preparase para una evaluación”, indicó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios