26 de Septiembre de 2018

Yucatán

Antibióticos engordan a niños

Experto señala que esos medicamentos pueden alterar a los microorganismos que viven en el estómago y el intestino.

A muchos niños se les administran antibióticos desde el primer año. (Milenio  Novedades)
A muchos niños se les administran antibióticos desde el primer año. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Antibióticos engordan a niñosCompartir en Twiiter Antibióticos engordan a niños

Coral Díaz/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Por estudios epidemiológicos se ha logrado identificar que tener el antecedente de usar antibióticos en el primer año de vida es un factor de riesgo asociado a muchos otros para la generación de obesidad, afirmó Rodrigo Vázquez Frías, especialista en Pediatría y Gastroenterología.

“La conclusión entonces sería que los antibióticos son malos y no es así porque han sido de gran ayuda para el manejo de una gran cantidad de enfermedades  y han logrado abatir en mucho la morbi-mortalidad infantil y consecuentemente llegan a ser adultos, pero sí se tiene que estar más consciente de los potenciales efectos adversos que se puedan tener”, refirió.

El médico señaló que cuando se altera la microbiota (comunidad de microorganismos que viven a lo largo y ancho del estómago e intestino) puede hacer que se despierten o apaguen ciertos genes y esto puede tener un efecto posterior para que una persona sea susceptible para que desarrolle obesidad.

Por tanto, el médico adscrito al Departamento de Gastroenterología y Nutrición del Hospital Infantil de México dijo que eso de que los antibióticos generen o puedan condicionar obesidad no es algo nuevo, pues se conoce que los veterinarios, los que crían a las gallinas, a los puercos, sabían que si les dan antibióticos a dosis bajas a estos animales van a engordar más.

“Entonces con base en estas observaciones se empezó a identificar que los antibióticos forman una pieza más en el rompecabezas  de lo que genera la obesidad, por lo que decir que eres persona obesa porque comes mucho no es tan así, ya que por una parte tiene que ver con qué tanto come y qué antecedentes tuvo en la infancia”, mencionó.

Señaló que en estudios epidemiológicos se ha logrado identificar que tener un antecedente de usar antibióticos en el primer año de vida es un factor de riesgo asociado a muchos otros para la generación de obesidad.

“Ahora bien si necesito utilizar un antibiótico porque tengo una infección a lo mejor lo que tengo que hacer es tratar de disminuir al máximo el efecto adverso que se pueda presentar, es decir esos prendidos o apagados de genes, potencialmente lo vamos a poder hacer a través de ciertas maniobras que evitan o mejoran la disbiosis intestinal, esto es a través del uso de probióticos, de prebióticos, pero todo esto está apenas en una fase de investigación y de generación de la información científica”, indicó.

“Los antibióticos forman parte de este rompecabezas que nos está permitiendo cada vez más entender cómo es que se genera una enfermedad tan compleja como es la obesidad”, comentó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios