17 de Noviembre de 2018

Yucatán

Celebra Berlie Belaunzarán misa del primer domingo de Adviento

El Arzobispo de Yucatán encabeza una ceremonia eucarística por el comienzo del Año de la Vida Consagrada.

El Arzobispo de Yucatán durante la celebración del primer domingo de Adviento. (Milenio Novedades)
El Arzobispo de Yucatán durante la celebración del primer domingo de Adviento. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Celebra Berlie Belaunzarán misa del primer domingo de AdvientoCompartir en Twiiter Celebra Berlie Belaunzarán misa del primer domingo de Adviento

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- El Arzobispo de Yucatán, Emilio Carlos Berlie Belaunzarán, exhortó a los feligreses a ser “cristorreferenciales” y no autorrefenciales, cuando se trate de tomar decisiones en la vida y “especialmente aquellas que pueden afectar a los demás, para que al final de sus días, puedan responder confiados la pregunta ¿qué escribiste en el libro de tu vida?”.

Esta reflexión la dijo en el marco del inicio del Año de la Vida Consagrada  y primer domingo de Adviento durante la misa en la Santa Iglesia Catedral

Además se dedicaron oraciones a los enfermos con VIH y al descanso eterno del obispo de Chetumal  Monseñor Javier Orozco Camarena quien murió en el año 50 de su ordenación sacerdotal y al fallecido actor Roberto Gómez Bolaños “Chespirito”, a quien el prelado reconoció como un personaje que ofreció comedia blanca para toda la familia.

“El Adviento es como una pedagogía de Nuestra Madre y Maestra, la Iglesia, para hacernos comprender que el sendero de la vida es como un caminar en cierta forma en la oscuridad y por lo mismo hay que permanecer atentos y vigilantes.

"Y en esta peregrinación hacia la patria definitiva es de gran importancia  la fe, como lámpara encendida que ilumina el sendero de nuestra vida. Debemos dejarnos guiar por la certeza de que el amor misericordioso y providente de Dios dirige nuestra vida, y que es necesario no ‘dormirnos’, al endurecer nuestro corazón y descuidar así la gozosa espera de su venida”, abundó.

Destacó que el estado de alerta y el espíritu de adviento debe prevalecer todo el año, reflexionando sobre lo que Cristo quiere para cada uno de sus hijos, con el fin de actuar bajo su ejemplo y no a voluntad o motivados por el placer, es decir ser “cristorreferenciales” y no “autorreferenciales”. 

“Nuestra espera no es de miedo, ni tampoco de superficialidad, el bienestar, las diversiones, la banalidad, la vanidad, son como una red que aprisiona cerebro y corazón, debemos evaluar y rectificar nuestra vida, para llevar adelante lo que aprobamos y desechar lo que no. Debemos conservarnos en el Adviento de toda la vida: atentos, vigilantes y despiertos, y poder escuchar los pasos de Dios Padre que esperamos y nos espera”, concluyó.

Eucaristía y procesión

Por la tarde, el Arzobispo de Yucatán, monseñor Emilio Carlos Berlie Belaunzarán, ofició una misa por el arranque del Año de la Vida Consagrada, en Catedral.

Poco antes de la ceremonia llevó a cabo una procesión con el Santísimo Sacramento, de la Iglesia del barrio de la Mejorada a Catedral. 

Por tercer año se realizó el Congreso Carismático “Cristo hace nuevas las cosas”, organizado por la parroquia María Reina de los Ángeles, en “La Inalámbrica”. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios