16 de Diciembre de 2018

Yucatán

Yucatecos en proceso penal, 'atados' a la justicia

Desde que se implementaron las medidas cautelares, los jueces han determinado que 102 personas lleven el brazalete electrónico.

Actualmente, el sistema de justicia penal en Yucatán reporta como activos 52 brazaletes electrónicos. (Jorge Acosta/ Milenio Novedades)
Actualmente, el sistema de justicia penal en Yucatán reporta como activos 52 brazaletes electrónicos. (Jorge Acosta/ Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Yucatecos en proceso penal, 'atados' a la justiciaCompartir en Twiiter Yucatecos en proceso penal, 'atados' a la justicia

Luis Fuente/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- A dos años de su funcionamiento, el Centro Estatal de Medidas Cautelares reporta que 102 personas sujetas a procesos judiciales utilizaron, en lo que va de este año el brazalete electrónico, de los cuales la mitad ya regresó a su vida normal, sin perder su libertad durante el proceso.

El localizador electrónico como medida cautelar del nuevo sistema de justicia penal en Yucatán es un programa para evitar la saturación de las cárceles, pues el usuario permanece en libertad durante el proceso penal, pero a cambio de monitorear su ubicación las 24 horas del día para que no salga del perímetro que le fue asignado por el juez de control.

En 2014, cuando se creó como una instancia dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública, el Centro Estatal de Medidas Cautelares tenían tres equipos en uso. En el año 2015, se utilizaron 49 localizadores electrónicos. En lo que va de 2016, esta medida cautelar se ha aplicado en 102 ocasiones, de las que actualmente están activos 52. El último fue colocado apenas el lunes 15 pasado a un individuo acusado de asesinar a su hermano en una cantina de Motul, en hechos ocurridos en marzo de este año, porque la Fiscalía al hacer la acusación formal de este caso reclasificó el delito de homicidio en razón de parentesco a homicidio cometido por culpa.

El Centro Estatal de Medidas Cautelares tiene 120 equipos disponibles, de los cuales están activos 51 localizadores electrónicos en Mérida, nueve en el interior de Yucatán y uno más en Quintana Roo.

Generalmente, las alertas se encienden en las noches pero, lejos de intentos de fugas, éstas obedecen principalmente a batería baja del equipo y acceso del equipo a zonas sin señal del GPS.

El director del Centro Estatal de Medidas Cautelares, Jesús Humberto Herrera Góngora, señaló que la alerta más común es por batería baja del equipo, y se debe a que el usuario no tiene el cuidado de recargarlo diariamente;  el monitoreo es de 24 horas y no debe apagarse.

“Es un equipo de seguimiento de 24 horas en el que cada 5 ó 10 segundos envía datos para el rastreo “migaja” para que el monitoreo sea en tiempo real, de modo que el localizador debe tener la carga correcta para evitar que se bote”.

También ocurre que los procesados entran a su zona de exclusión, es decir, se pasan del perímetro que el juez de control les tiene delimitado como radio de acción.

Explicó que el artículo 174 de la Miscelánea del Sistema Penal Acusatorio y Oral señala que este tipo de fallos podrían ser tomados en cuenta por el juez de control y aplicar la medida de apremio que es el arresto hasta por 36 horas.

No se puede quitar

El problema se convierte en más grave cuando el usuario daña el localizador electrónico, ya sea que lo rompa, lo corte o lo arranque; para empezar se toma como un intento de fuga, pero además, si el equipo sufre daños intencionales considerables, se le podría hacer efectivo el pagaré de 15 mil pesos que firmaron cuando se les colocó.

Señaló que los usuarios justifican “de mil formas” daños al equipo, desde el robo de teléfono celular, pasando porque el dispositivo del tobillo recibió una pedrada durante una riña en una borrachera o que fue mordido por el perro.

“Hubo un dispositivo del tobillo que tenía marcas de cortes –rayones- y el usuario dijo que seguramente las hizo la hamaca”, comentó el funcionario.

“La idea es clara en el Código Penal, el hecho de cortar o dañar el equipo es presunción de intento de fuga”, finalizó.

Respetuoso

La utilización del brazalete no viola la intimidad ni la privacidad, pues se respeta la dignidad de la persona a la que se le impone;  va colocado en el tobillo que puede estar oculto con pantalones para evitar la estigmatización del individuo.

El uso de esta tecnología mantiene bajo vigilancia a los inculpados de un delito; puede  conocerse su ubicación en tiempo real y detectar si ha violado este mecanismo o alguna de las restricciones a las que fue sujeto, tras emitirse automáticamente una señal que alerta a las autoridades sobre cualquier anomalía.

¿Cómo funciona?

  • El brazalete electrónico es un aparato con tecnología de geolocalización que permite encontrar en tiempo real a la persona que lo lleva mediante un sistema digital que funciona las 24 horas durante los 365 días del año.
  • Está compuesto de dos partes: uno es un aditamento que va colocado en el tobillo del procesado que emite una señal a un equipo de telefonía celular que a su vez emite la ubicación al Centro Estatal de Medidas Cautelares por medio de GPS.
  • Utiliza un sistema satelital permite registrar el desplazamiento exacto del portador en cualquier parte del mundo.
  • Esta señal es monitoreada por personal de la Centro Estatal de Medidas Cautelaresa través de una página web las 24 horas del día.
  • Si la persona se lo quita, el aparato emite un sonido que el propio inculpado escuchará.
  • En caso de alerta se envían a policías de la corporación más cercana a verificar los hechos, aunque se garantiza que son aparatos diseñados para que sea muy difícil quitarselos o anularlos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios