13 de Diciembre de 2017

Yucatán

Celulares e internet consumen la productividad laboral (gráfico)

La mitad de los empleados de oficina sin restricciones, usa Internet de forma personal. Consumen 10 horas a la semana a redes sociales.

Algunos empleados tienen problemas por el uso desmedido de internet, pueden ser acreedores a medidas administrativas. (Milenio Novedades)
Algunos empleados tienen problemas por el uso desmedido de internet, pueden ser acreedores a medidas administrativas. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Celulares e internet <i>consumen</i> la productividad laboral (gráfico)Compartir en Twiiter Celulares e internet <i>consumen</i> la productividad laboral (gráfico)

Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- El presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur), Enrique Solana Sentíes, advirtió que las nuevas tecnologías, principalmente tabletas, teléfonos inteligentes e internet constituyen distractores que provocan perjuicios y reducido en más de 15 por ciento la productividad de algunas empresas.

“La situación es muy grave, ya que afecta la operación y los estándares de producción y de calidad en 10 ó 15 por ciento”, precisó en entrevista el dirigente del organismo empresarial más grande del país, ya que agrupa a 254 cámaras, que representan a 670 mil empresas.

Planteó la necesidad de actuar y poner restricciones en el uso de tecnologías digitales entre los empleados y ordenar usos adecuados mediante acuerdos o disposiciones previas sin que ello requiera una normatividad legal adicional, ya que ese tipo de medidas están previstas en la Ley Federal del Trabajo.

El dirigente empresarial recalcó la necesidad de poner atención al tema de los distractores tecnológicos, en particular en los sectores que representa como Concanaco-Servitur, ya que constituyen el 52.5 por ciento del total de la economía con participación del 53 por ciento de los empleos formales del país.

Sugieren limitar uso de equipos digitales, pero sin más normas legales

De acuerdo con un estudio de la empresa consultora Alto Nivel, cinco de cada 10 empleados de una oficina sin restricciones en el uso de nuevas tecnologías utiliza internet de manera personal, los cuales emplean hasta 10 horas a la semana para consultar Facebook, videos, responder a mensajes o sostener conversaciones mediante el chat.

Los correos electrónicos representan una gran pérdida de tiempo, ya que en promedio un internauta recibe 61 mensajes de correos diarios, que a la semana suman más de 300.

En promedio, este tipo de usuario de internet abre su buzón electrónico 36 veces para checar sus contenidos. Para Angélica de la Vega, gerente de Relaciones Públicas de Adecco México, el problema de productividad no radica en los distractores a los que está expuesto el trabajador diariamente, sino en las medidas de productividad de la empresa y el asesoramiento de los directivos.

Para la analista, los distractores propician que el empleado sólo cuente con 20 minutos de productividad por hora, la que implica pérdidas productivas de más del 65 por ciento por trabajador.

Coincidió con el presidente de la Concanaco en la necesidad de implementar estrategias de productividad para cada empresa, en cada área de trabajo y bajo la supervisión de los directivos. 

Restringen uso de celulares en las empresas

La prohibición de teléfonos inteligentes, celulares, tabletas y otro tipo de computadoras personales está en proceso de expansión en industrias, comercios, entidades gubernamentales e incluso en las instituciones educativas de Yucatán por ser altamente distractores.

Las gerencias de las cadenas de tiendas de autoservicio y departamentales en el Estado han dispuesto entre sus empleados la prohibición del uso de celulares, teléfonos inteligentes y computadores personales, de otra manera rescindirán los contratos de trabajo.

El presidente local de la Cámara Nacional de Comercio Servicios y Turismo (Canaco-Servytur), Manuel López Campos, reconoció que estas tecnologías son distractores que afectan la operación y productividad, por lo que algunos empresarios, indicó, ya han tomado políticas y medidas de prevención.

Anunció que en breve convocará a una reunión de consejeros para analizar el tema y, en su caso, exhortar a los agremiados a implementar acciones para frenar la afectación en la producción, los servicios y la calidad del trabajo.

Karol Kolozs, vicepresidente de Turismo de la Canaco-Servytur, reconoció que en las empresas de hospedaje y cadenas de hoteles de Mérida se restringió el uso de distractores tecnológicos sin que signifique coartar los derechos de comunicación de los empleados.

“Si un trabajador requiere comunicarse con un familiar u otra persona puede solicitarlo o recibir llamadas en caso necesario o urgente”, precisó el directivo.

Las restricciones también se extendió al sector educativo en todos sus niveles. En mayo de 2013, la Secretaría de Educación Estatal giró un oficio mediante el cual prohibió el uso de celulares, laptops (computadoras portátiles) y tableta electrónicas a los docentes de educación primaria, en horarios de clase.

La orden fue impuesta por el departamento de Educación Primaria de la misma dependencia, luego de recibir quejas de padres de familia por la desatención a los grupos por parte de los maestros que utilizan dichos aparatos; la indicación fue dirigida a los directores de cada plantel; éstos tuvieron que firmar una circular de enterados. 

Ven en dispositivos electrónicos una causal de despido

Mientras tanto, El presidente de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, Armando Aldana Castillo, sugirió a las empresas acordar con los empleados un reglamento interior de trabajo para restringir, con el conocimiento de las partes, el uso de teléfonos celulares y otros dispositivos electrónicos en horarios de labores.

“No me cabe duda que el uso de los celulares y de las nuevas tecnologías digitales afecta la productividad de las empresas”, expuso el funcionario de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, quien aclaró que su restricción no atenta contra los derechos de comunicación de los empleados.

Explicó que el trabajador debe disponer de enlace telefónico u otro tipo de comunicación cuando así lo requiera, ya sea para recibir llamadas por alguna emergencia o realizarlas con el permiso del patrón.

Reconoció que el uso de dichos dispositivos electrónicos en horarios de trabajo puede ser causal de despido de un trabajador, ya que afecta la operatividad y la productividad, de acuerdo con lo indicado en el artículo 47 fracciones VII y XI de la Ley Federal del Trabajo.

Cuestionado sobre el número de querellas de carácter laboral recibidas que hayan tenido como origen de conflicto el uso de celulares o dispositivos electrónicos, expuso que a la fecha la dependencia a su cargo ha atendido cerca de tres mil demandas, gran parte por despido injustificado.

Explicó que en el escrito de las demandas, los trabajadores afectados no especifican el motivo del despido, ya que al hacerlo, justificarían la medida adoptada por el patrón con base en las leyes vigentes. En ese sentido, los empleados señalan en su escrito que el cese se hizo “sin explicación alguna”, y por eso recurren a los tribunales, indicó.

Recomendó establecer con una representación de los trabajadores un reglamento interior de trabajo en el que se especifiquen las medidas de restricción y los derechos de comunicación, a fin de que no haya sorprendidos con las medidas que se adopten. 

De Ley
  • Artículo 47 de la LFT: “Son causas de rescisión de la relación de trabajo, sin responsabilidad para el patrón:
  • Comprometer el trabajador, por su imprudencia o descuido inexcusable, la seguridad del establecimiento o de las personas que se encuentren en él.
  • Desobedecer el trabajador al patrón o a sus representantes, sin causa justificada, siempre que se trate del trabajo contratado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios