11 de Diciembre de 2017

Yucatán

Elabora un menú atractivo para los niños

La clave está en involucrar a los pequeños en las compras del supermercado, dar el ejemplo, ofrecer variedad de sabores y platillos.

Es recomendable incluir a los niños en la preparación de los alimentos bajo la supervisión de los adultos. (Milenio Novedades)
Es recomendable incluir a los niños en la preparación de los alimentos bajo la supervisión de los adultos. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Elabora un menú atractivo para los niñosCompartir en Twiiter Elabora un menú atractivo para los niños

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Es una clásica escena las mamás que batallan con los pequeños cuando le sirven un plato con vegetales y no lo quieren comer.

Por más que les dicen que sabe rico, que son buenas para su cuerpo, que les dan superpoderes y otras más, simplemente no resulta. El niño solo quiere comer una hamburguesa o galletas. 

Ante este cotidiano problema, consultamos con la maestra Carla Noemí Azcorra Aguilar, coordinadora del grupo multidisciplinario de chef y nutriólogos de la Escuela de Gastronomía Infantil Chefsitos, para compartir recomendaciones y estrategias para lograr que sus alumnos, que van desde los tres años, tengan interés por sabores nuevos y los alimentos saludables. 

Toma en cuenta

  1. Las frutas y verduras son alimentos que constituyen una importante fuente de vitaminas, minerales, agua, fibra y antioxidantes. Su consumo es necesario pues contribuyen a la salud de toda la familia, ya que ayudan a reducir el riesgo de enfermedades como estreñimiento, hipertensión, dislipidemias, e incluso de ciertos tipos de cáncer. Recuerda consumirlas todos los días.
  2. Prepara verduras que se puedan comer con las manos, por ejemplo: la mazorca del elote, los brotes de brócoli, tiritas de zanahoria o pepino, pueden jugar a hacer figuras con ellas y después comerlas.
  3. Agrega a las verduras quesos, crema, dips, salsa teriyaki, chile piquín o salsa chamoy, les cambia el sabor.
  4. Sugiere a los padres de sus compañeros de escuela que al menos un día a la semana todos incluyan en las loncheras verduras, a la mayoría de los niños les gusta comer lo que tienen sus amigos.
Variar la clave

Los niños por naturaleza con inquietos, curiosos y se aburren fácilmente sino hay novedades, por eso es recomendable variarles el menú con diferentes tipos de verduras y frutas, carnes, granos, etc.

Para este fin es deseable que los papás se documenten o se asesoren con nutriólogos para saber cuáles son las mejores combinaciones para aportar los nutrientes necesarios y satisfacer el paladar de sus hijos.

Cocinar con los niños

Una medida exitosa para que los pequeños amplíen su paladar y les guste la comida sana es incluirlos en la preparación de los alimentos, que apoyen con pequeñas y seguras tareas, bajo la supervisión de los adultos, con el fin de brindarles un momento  de convivencia, en el que se sentirán importantes y comprometidos con lo que están cocinando y van a comer, por lo que será más fácil que lo prueben, les guste y repitan.

Invitarlos al super

Involucrar a los niños en las compras de víveres es una forma de reforzar los vínculos con los padres, los alimentos y la experiencia misma, para esto es factible invitarlos a elegir las frutas y verduras, que ellos propongan incluso, cuál les gustaría probar.

Sabores conocidos con nuevos

Una excelente forma de introducir nuevos sabores y vegetales es colocarlos como complemento de un platillo que les guste a los niños, para que asocien su sabor favorito con los otros y comience a apreciarlos.

Enseñar con el ejemplo

Los niños deben ver que sus papás y familiares comen y disfrutan  de consumir vegetales y frutas, si ellos tienen el hábito hay más probabilidades de convencer a sus hijos de que hagan lo mismo, porque los pequeños observan e imitan muchas acciones que ven en su casa, y si allí sus figuras de autoridad no lo hacen, ellos tampoco querrán hacerlo.

Enamora con la vista

Bien dice el dicho que se puede enamorar por la vista, en este caso también será por el sentido del gusto, pero atraído por lo que se ve.

Es decir, la presentación de los platillos puede influir en que los niños quieran o no comer los alimentos.

Para este fin los papás pueden armar platos con vegetales  de colores que acompañen la carne o la proteína que elijan; se vale hacer formas divertidas, elegir postres con frutas naturales y de formas atractivas, como las rebanadas de carambola que parecen estrellas.

No satinizar a los pequeños con la comida chatarra

La comida “chatarra” es un imán para los niños, pero el problema no son las frituras, ni los dulces o galletas, sino las cantidades.

En este sentido Carla, aconseja que mas que prohibir por completo su ingesta, se racione, que la mayoría de los días coma sano y se les inculque la preferencia por lo saludable, pero sin “satanizar” la “chatarra”, porque hará que los niños la deseen más porque es prohibida.  

Importante

En este proceso es ideal sustituir este tipo de alimentos con palomitas naturales bajas en sal y mantequilla, frituras de verduras y frutas, semillas y nueces. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios