23 de Octubre de 2018

Yucatán

¿Estaba soñando? Cuando despertó vio colgada a su esposa

Ya suman 137 suicidios en lo que va del año; en promedio, cada 36 horas, una persona se quita la vida en el Estado.

Compartir en Facebook ¿Estaba soñando? Cuando despertó vio colgada a su esposaCompartir en Twiiter ¿Estaba soñando? Cuando despertó vio colgada a su esposa

Adán Escamilla/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Decidieron cinco personas salir por 'la puerta falsa': una joven y cuatro varones se suicidaron; todos se ahoracaron y las muertes se sucedieron en menos de 24 horas.

El número de suicidios este año se elevó a 137. Del año han transcurrido 209 días, es decir, en promedio, una persona se suicida cada 36 horas.

De los suicidios de ayer, el primero fue de Maritza O. C., de 20 años de edad, quien sin motivo aparente se ahorcó luego de departir con familiares, en el predio que compartían en el fraccionamiento Ampliación Pedregales de Lindavista. Su muerte sigue siendo un misterio para sus seres queridos.

La convivencia fue durante la tarde y noche del martes pasado; según el esposo y la madre de la joven, bebieron cerveza y no hubo ningún incidente. Alrededor de las 20:00 horas, el hombre se fue a dormir, y como a las 2:30 de la mañana se despertó, y lo primero que vio fue a su mujer colgada de un hamaquero.

El asustado joven llamó de inmediato a su suegra, y entre ambos descolgaron a la muchacha, llamaron a los servicios de emergencia, pero nada se pudo hacer cuando llegaron los paramédicos.

Al personal del Semefo, el afligido joven explicó que su mujer nunca había manifestado deseos de suicidarse, nunca lo había intentado, y no tenía problemas ni enfermedades, por lo cual los motivos que la llevaron a tomar esa decisión son desconocidos.

Dijo que quería matarse

En el segundo caso, las drogas, el alcohol y una enfermedad llevaron a Eduardo M. S. a acabar con su existencia por propia mano y también por la vía del ahorcamiento.

Ayer por la madrugada logró su cometido luego de manifestar una y otra vez que quería suicidarse. Uno de sus camaradas fue quien lo descubrió, y luego la propia madre del hoy occiso fue quien ayudó a descolgarlo, pero ya nada había por hacer.

Se averiguó que además de consumir drogas y alcohol, Eduardo, de 33 años, sufría de tuberculosis, por lo cual constantemente escupía sangre.

Colgado en un naranjo

Abelardo C. M., de 44 años, quien se quitó la vida en el patio de su casa, en el fraccionamiento Juan Pablo II. Al parecer decidió seguir a su padre, quien murió hace unos días a consecuencia de una enfermedad. Abelardo estaba deprimido, según dijo su yerno a los policías que llegaron a auxiliarlo.

Según se supo en el lugar, el yerno llegó del trabajo como a las 18:00 horas, y saludó a todos, incluido el suegro, quien veía la televisión en su cuarto. Después de unos minutos salió al patio a buscar una cubeta y encontró a su suegro colgado de una mata de naranja. 

En tanto, José S. C. se ahorcó en la localidad de Akil; se desconoce qué problemas atravesaba este hombre que salió por “la puerta falsa”, caso similar al de una persona -aun no identificada- que se ahoró en un predio de la colonia San José Tecoh y cuyos motivos también son desconocidos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios