21 de Febrero de 2018

Yucatán

Mujeres, bajo el mar en la ciencia

Resalta científica del Cinvestav las desigualdades por cuestiones de género en los puestos directivos.

Dalila Aldaña Magaña, investigadora del Cinvestav, mostró las desigualdades de género que existen en el mundo de la ciencia. (Milenio Novedades)
Dalila Aldaña Magaña, investigadora del Cinvestav, mostró las desigualdades de género que existen en el mundo de la ciencia. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Mujeres, <i>bajo el mar</i> en la cienciaCompartir en Twiiter Mujeres, <i>bajo el mar</i> en la ciencia

José Salazar/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Dalila Aldana Aranda, especialista del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav), compartió un detallado análisis de las estadísticas sobre la participación de mujeres en el área de ciencias marinas del estado de Yucatán, en la que resaltó las desigualdades estructurales que operan desde el inicio de la trayectoria escolar hasta los puestos directivos más importantes.

“Las jóvenes que ahora terminan su preparatoria son a quienes tenemos que construirles una pista en la que puedan estar en igualdad de condiciones”, añadió.

En el paso más próximo a la carrera científica, un promedio de siete de cada 100 yucatecas está inscrita en alguna licenciatura. En el posgrado, las cifras disminuyen a cuatro.

Te recomendamos: Les salen bien las cuentas y es portada de Forbes: #LadyMatematicas

Para la investigadora, el campo de la ciencia resulta desigual cuando la sociedad es selectiva en cuanto a las plataformas que ofrece para que una mujer siga estudiando.

Muchas veces, la infraestructura de las instituciones no es la necesaria para que las estudiantes de posgrado puedan continuar con sus estudios, a los que llegan entre los 25 y 30 años edad, tiempo durante el que pueden tener hijos con sus parejas o ser madres solteras.

En una encuesta realizada por la investigadora, de 10 estudiantes de posgrado becarias del Conacyt en el área de ciencias marinas de la Unidad Mérida del Cinvestav, el 100 por ciento debe destinar un porcentaje de su percepción de beca para el cuidado de sus hijos, pues hasta ahora no existe una política científica que apoye en los gastos de guardería.

Así, en el Sureste, las mujeres todavía no llegan a los puestos directivos en ciencias más que en excepciones, según concluye análisis de las investigadoras del Cinvestav.

En cuanto a la presencia de mujeres en los puestos directivos, un dato relevante es que en los 94 años de existencia de la Universidad Autónoma de Yucatán nunca ha llegado una mujer a su rectoría, mientras que a nivel de dirección de facultades, actualmente sólo hay dos directoras.

En los 35 años del Centro de Investigación Científica de Yucatán (Cicy) tampoco ha llegado una mujer al puesto directivo más alto, y esto se repite en el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (Ciesas Sureste), la Unidad Mérida del Cinvestav y en Cicimar. Solamente en el Instituto Tecnológico de Mérida, después de 50 años de creación, una mujer está liderando la rectoría.

El dato
  • Aldana Aranda cuenta entre su trayectoria con el Premio al Mérito Ecológico y el Premio Caballero de las Palmas Académicas del Ministerio de Educación de Francia, además de formar parte del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) con nivel III, y de múltiples comités y comisiones del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la Academia Mexicana de Ciencias (AMC).

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios