19 de Agosto de 2018

Yucatán

Crece contaminación auditiva por temporada navideña

En teoría los negocios que utilizan aparatos de sonido deben pedir permiso a la Comuna, en la práctica esto no ocurre.

Diciembre es un mes con altas ventas en los comercios del centro. Muchos negocios sobrepasan los límites auditivos para llamar la atención de los clientes. (Milenio Novedades)
Diciembre es un mes con altas ventas en los comercios del centro. Muchos negocios sobrepasan los límites auditivos para llamar la atención de los clientes. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Crece contaminación auditiva por temporada navideñaCompartir en Twiiter Crece contaminación auditiva por temporada navideña

José Salazar/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- A unos días del arranque formal de las ventas de la temporada navideña, en teoría los negocios que usen aparatos de sonido en la vía pública deberían requerir el permiso del Ayuntamiento; además, los equipos sólo tendrían que ser usados en beneficio colectivo no comercial y no exceder los 75 decibeles, según el Reglamento de Protección al Ambiente y del Equilibrio Ecológico del Municipio de Mérida.

Sin embargo, en la práctica, las sanciones establecidas por violar esta disposición no se cumplen, ya que cada vez son más los negocios que  durante la mayor parte del día emiten continuamente ruido por medio de bocinas colocadas en la entrada de sus locales en el Centro Histórico de Mérida. 

Los límites de sonido permitidos son de 65 decibeles, de 10 de la noche a 6 de la mañana y de 68 decibeles de 6 de la mañana a 10 de la noche. Los comercios (con permiso) tienen permitido como máximo, 75 decibeles.

Las sanciones establecidas en el reglamento van de cien a veinticinco mil días de salario mínimo si la infracción fue derivada de una actividad comercial que dañe el ambiente, es decir van desde siete mil 304 hasta un millón ochocientos veintiséis mil pesos.

Los límites de sonido permitidos son de 68 decibeles de 6 de la mañana a 10 de la noche

La sanción máxima que la Subdirección de Servicios Generales, dependiente de la Dirección de Servicios Públicos Municipales de la Comuna, ha aplicado este año es de ocho mil 500 pesos, es decir las multas son mínimas con respecto a lo que esta normatividad establece.

Parte de las funciones de la dependencia municipal es vigilar que los comercios no excedan los límites de decibeles permitidos. Sin embargo, cada día es mayor el número de comercios que instalan bocinas a vista y paciencia de la autoridad. 

Establecimientos como farmacias, tiendas de ropa, zapatería, locales que venden discos apócrifos, tiendas de abarrotes, artesanías, casas de empeño entre otros utilizan equipos de sonido para promocionarse, la mayoría de las veces incurriendo en violaciones al reglamento.

Inicialmente se les exhorta para que reduzcan el ruido y en ocasiones se les ordena que la bocina permanezca en el interior del negocio. En caso de que no cumplan, lo que procede es la aplicación de una multa.

De acuerdo con la Subdirección de Servicios Generales del Ayuntamiento de Mérida, cualquier ciudadano puede levantar una queja por contaminación a causa del ruido comunicándose a Ayuntatel al teléfono 924-4000. 

La subdirección ambiental está obligada a revisar la denuncia y a acudir al lugar para comprobar la veracidad de los hechos y a más tardar, en 15 días hábiles, notificará al denunciante el trámite que se le haya dado. A los 30 días hábiles deberá hacer del conocimiento del denunciante el resultado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios