15 de Julio de 2018

Yucatán

Cómo cuidar a tu perro de los fuegos artificiales de Año Nuevo (video)

Si para los humanos los cohetes suenan muy fuerte, ese sonido se multiplica por cuatro en una mascota.

Si de cachorro nunca fue expuesto a ruidos fuertes es probable que les tema de adulto. (Archivo/Agencias)
Si de cachorro nunca fue expuesto a ruidos fuertes es probable que les tema de adulto. (Archivo/Agencias)
Compartir en Facebook Cómo cuidar a tu perro de los fuegos artificiales de Año Nuevo (video)Compartir en Twiiter Cómo cuidar a tu perro de los fuegos artificiales de Año Nuevo (video)

Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Para quienes tienen mascotas, los festejos de Año Nuevo pueden resultarles desagradables, ya que tanto perros como gatos suelen entrar en pánico con los juegos pirotécnicos.

“Probablemente las personas que encienden un fuego artificial no saben, o no quieren considerar, que éstos pueden tener consecuencias negativas para los animales, ya que las fiestas de fin de año constituyen uno de los momentos más traumáticos para ellos”, señaló la etóloga Liliana Fernández Aguilar.

“Vemos cómo las mascotas se esconden en algún rincón de la casa que perciben como seguro o tranquilo o bien se pegan a las piernas de sus dueños ante los estruendos. Para evitar que vivan las fiestas de manera traumática, se pongan ansiosos y sufran, se deben tomar medidas para cuidarlos”, dijo.

Ante ello, los veterinarios recomiendan utilizar diversos métodos, que van desde colocar algodones en los oídos de las mascotas, agregar agua de azahar al plato de bebida y acondicionar un espacio que los blinde del ruido. Cabe indicar que es normal que un perro que nunca haya oído un explosivo reaccione con miedo. Si el dueño se comporta normalmente y le demuestra que nada pasa, es probable que se calme. 

Por lo contrario si el dueño lo acaricia, lo besa, lo apretuja, le dice cosa como: ¡Pobrecito! En los ojos del perro, lo que el dueño está haciendo es premiando al perro por tener miedo. Este verá su comportamiento reforzado.

El resultado es catastrófico: el perro percibe que su dueño también piensa que esta es una situación para asustarse, y además cuanto más tiembla, más lo miman. Estaremos condicionando la respuesta de miedo en su subconsciente.

Aunque estos métodos suelen ser eficientes, hay una técnica que está siendo muy comentada últimamente en las redes sociales pues está basada en un modo de entrenamiento de animales llamado Tellington Ttouch, que propone un adiestramiento amable, respetuoso y efectivo.

Para ponerlo en práctica, se tiene que utilizar un pañuelo o una venda y colocarla en el pecho del animal, formando un “8” alrededor de su cuerpo y atar los extremos en la columna o lomo. Con esto, se consigue estimular la circulación sanguínea en las regiones extremas para aliviar la tensión y la irritabilidad.

Esta técnica logrará que el perro o gato se sienta más seguro y confiado pues la circulación de la sangre influirá en su sistema nervioso, aliviando su temor. 

Algunas creencias:
  • Pueden predecir los terremotos desde días antes de que se produzcan.
  • Son capaces de saber cuándo su dueño está regresando a casa, a pesar de estar a larga distancia.
  • Se pueden dormir escuchando la TV, pero se despiertan tan pronto como escucha algo no relacionado con el sonido de la TV.

Las fobias del perro

Algunos desarrollan un miedo irracional a los ruidos. Puede ser a sólo una clase (truenos, petardos, etc.), a varios o a todos los ruidos fuertes en general.

Posibles causas del miedo:

Si de cachorro nunca fue expuesto a ruidos fuertes es probable que les tema de adulto.

También puede ser debido a una experiencia traumática; por ejemplo, un perro que haya sido golpeado por una moto puede desarrollar miedo irracional al ruido de estas máquinas.

Propensión genética a desarrollar miedo a los ruidos. Son perros hipersensibles al ruido (se sobresaltan fácilmente ante cualquier sonido fuerte).

En algunos casos la fobia del perro a un ruido (trueno, petardo, etc.) ha sido desencadenado inadvertidamente por su dueño.

Lo que se recomienda hacer:

Modificar conductas
  • Se debe modificar la conducta de la mascota; por ejemplo, haga estallar un globo pequeño para simular un ruido a petardo y asócielo a un estímulo gratificante.
Crear un lugar seguro
  • Adecuar un lugar para su perro cuando escuche los ruidos que le asustan; pero recuerde que éste debe ser un sitio seguro desde la perspectiva del can, no la suya.
Si encuentra un perro asustado
  • Si ve un perro o gato corriendo aterrorizado y sin control por la calle, trate de tranquilizarlo en lo posible.
  • Si va a atarlo porque no hay otra alternativa, verifique que el collar gire en el cuello y que no se enrosque o enrede si el animal se mueve bruscamente en un ataque de pánico. . 

Sensible a los sonidos

El oído del perro es realmente bueno, puede escuchar sonidos desde muy lejos, mucho más lejos de lo que se imagina.
Un can puede levantar una oreja para captar un sonido inicial, después puede usar ambas para percibir el máximo número de ondas sonoras, razón por la que algunos son excelentes guardianes.

El oído es el segundo de los sentidos más desarrollados de los perros,  que escuchan mucho mejor que los seres humanos. Son capaces de oír frecuencias que nosotros no escuchamos.

Además, pueden detectar el sonido en seis centésimas de segundo y muchos de ellos utilizan los músculos de las orejas para canalizar el sonido. Por esta razón, las órdenes que se le quiere enseñar o en las clases del adiestramiento, no se les tiene que levantar la voz o gritarles, se les puede decir de forma tenue y concisa.

El Dato
  • Ante un caso de fobia, es decir, un miedo extremo, desproporcionado e irracional a alguna cosa en concreto, se debe acudir al veterinario

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios