19 de Junio de 2018

Yucatán

Yucatán, uno de los estados donde más se consume bebidas embotelladas

El impuesto a las bebidas azucaradas ha favorecido una leve reducción en su consumo.

El consumo de bebidas azucaradas está directamente relacionado con la incidencia de diabetes y obesidad en la población. (Milenio Novedades)
El consumo de bebidas azucaradas está directamente relacionado con la incidencia de diabetes y obesidad en la población. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Yucatán, uno de los estados donde más se consume bebidas embotelladasCompartir en Twiiter Yucatán, uno de los estados donde más se consume bebidas embotelladas

José Salazar/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012, Yucatán es uno de los estados del país en donde más refrescos embotellados se consumen al año, con un aproximado de 660 porciones de 8 onzas de refresco de cola, que equivalen a 1.8 botellas diarias (430 mililitros), los que representa 156.9 litros de refresco al año. Esta cifra se encuentra cercana al promedio nacional ,que es de 163.3 litros por año.

Ante el consumo desmedido de estas bebidas, que se relaciona directamente con el sobrepeso, la obesidad y la incidencia de diabetes, en donde la entidad también ocupa los primeros lugares a nivel nacional, el Gobierno Federal determinó en 2014 imponer un impuesto de un peso por litro de refresco.

Esta medida parece estar dando los primeros resultados, ya que un estudio reciente demostró que se reducido de manera significativa el consumo, en especial de bebidas azucaradas, en los hogares de un nivel socioeconómico más bajo.

Los resultados del estudio, publicado en la revista “Health Affairs” y realizado por investigadores del Instituto Nacional de Salud Pública de México y de la Universidad de Carolina del Norte, indicaron que el consumo de las bebidas con impuesto en los hogares de nivel socioeconómico más bajo se redujo en un 11.7% en 2015, contra el 9.7% de los demás sectores de la población.

En 2014, cuando se impuso el impuesto, la reducción general del consumo fue del 5.5%. Por otra parte, el consumo de las bebidas sin impuesto incrementó un 2.1%.

Ante este panorama, Zulema Cabrera Araujo, especialista en Nutrición Humana y Académica de la Facultad de Medicina de la Uady, comentó que la globalización y la presencia de refrescos y frituras han afectado la nutrición de los yucatecos, en particular la de los niños.

Menos pacientes

Actualmente, el 14.7% de la población adulta (20-79 años) mexicana tiene diabetes, y de acuerdo a datos de 2012, la prevalencia de sobrepeso y obesidad llegó a 71.3% en adultos y rebasó el 30% en niños y adolescentes.

Diversos estudios realizados mediante simulación por computadora estiman que la implementación del impuesto con una reducción poblacional en la ingesta de bebidas azucaradas disminuiría la incidencia de 189 mil 300 casos nuevos de diabetes, 20 mil 400 eventos de accidentes cerebrovasculares e infartos de miocardio y 18 mil 900 menos muertes a lo largo de 10 años, lo que representaría un ahorro de unos 983 millones de dólares para el Sector Salud.

El ajuste de un impuesto más alto se espera que se dé pronto, probablemente en este o el próximo año.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios