12 de Diciembre de 2017

Yucatán

Un ‘contactado’ que visitó Chichén Iztá

Jonathan Reed vendió por mucho años la historia de que había tenido en contacto directo con un extraterrestre, pero...

Jonathan Reed (izq.) vendió durante muchos años la historia de que había sido contactado por los extraterrestres, e incluso que había recibido un brazalate con 'poder' teletransportador, pero nunca lo mostró públicamente. (YouTube)
Jonathan Reed (izq.) vendió durante muchos años la historia de que había sido contactado por los extraterrestres, e incluso que había recibido un brazalate con 'poder' teletransportador, pero nunca lo mostró públicamente. (YouTube)
Compartir en Facebook Un ‘contactado’ que visitó Chichén IztáCompartir en Twiiter Un ‘contactado’ que visitó Chichén Iztá

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Hoy les presento una experiencia ovni que tuvo el lector Armando Pech Vela, quien por varios años laboró como guía de turistas en Chichen Itzá.

Su experiencia más bien está relacionada con una personalidad del fenómeno ovni: el mundialmente famoso (al menos en cuanto a este tema) Jonathan Reed, quien estuvo hace varios años de vacaciones en esa zona arqueológica.

“Fue –creo- en el año 2001 cuando llegó a vacacionar con otras tres personas. Yo, la verdad, ni idea tenía de quién era, pues llegó normal (sic) como cualquier otra persona: sin guardaespaldas ni comitiva, ni nada.

“Mis compañeros me dijeron que era un norteamericano muy famoso, pues había sido contactado por extraterrestres e incluso le habían dado un ‘brazalete’.

“A simple vista era un tipo normal, sin ínfulas y, de hecho, pasó completamente desapercibido entre las demás personas, además de que él tampoco hizo nada para llamar la atención. Fue como un año después que vi que salió en televisión con Jaime Maussán, y que se supone que le habían dado un brazalete o algo así; sin embargo, con el paso del tiempo escuché que decían que fue un caso falso”.

Lo que dice don Armando es verdad, Jonathan Reed visitó Chichen Itzá en calidad de turista, no acudió a ningún medio de comunicación y prácticamente pasó desapercibido; fue poco después de esto que Maussán lo empezó a promover, sobre todo a raíz de que supuestamente éste le entregó el “brazalete extraterrestre”, el cual por cierto “casualmente” se extravió y nunca se demostró cómo funcionaba, ya que supuestamente teletransportaba a quien lo usara.

Fue en el año 1998 cuando los aficionados del programa radiofónico "Coast to Coast", conducido por el locutor Art Bell, quedaron sencillamente asombrados y algunos hasta emocionados, cuando el locutor invitó a su programa a un hombre que aseguró haber tenido un encuentro único con un ser extraterrestre.

Este hombre se presentó bajo el nombre de Jonathan Reed; dijo ser psicólogo infantil, graduado en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), y narró lo que en apariencia era la más grandiosa historia con pruebas fílmicas y fotográficas que revelaban la existencia de seres de otros planetas en nuestro mundo.

Jonathan Reed habló de su 'experiencia extraterrestre', por primera vez, en 1998, enun programa de radio

Reed relató que la tarde del 15 de octubre de 1996 decidió dar un paseo en compañía de su perra, una golden retriever llamada “Suzzie” por las montañas Cascade, al noroeste de Seattle, en el estado de Washington. Mientras caminaban por el bosque se les presentó de pronto un ser extraterrestre que mató al perro.

Molesto y con miedo, Reed atacó con un palo al extraterrestre, y pensó que lo había matado. En ese instante vio un objeto detenido en el aire como si fuera una especie de nave espacial, la cual pudo fotografiar y captar en video.

Reed asegura que tres días después del incidente, decidió revisar el cuerpo del alien (el cual se llevó a su domicilio), y tal fue la sorpresa: estaba vivo. Por alguna razón sitió remordimiento, y lo llevó dentro de su casa para cuidarlo hasta que sus heridas sanaran.

El alien, al que bautizó como “Freddy”, le indicó (seguramente por telepatía) que tenía que regresar a su mundo, y que le está muy agradecido por los cuidados que le brindó; el extraterrestre le dice también al humano que siente pena por haber aniquilado a su perra, y a manera de disculpa y agradecimiento de obsequia un brazalete.

Según Reed el brazalete es un sistema de teletransportación posicional, o sea, un instrumento que sirve para moverse de un lado a otro en segundos.

Desde que este caso salió a la luz pública, han habido varios investigadores que han puesto a prueba a Reed, incluso, de manera independiente se han dado a la tarea de investigar el pasado de este hombre, que asegura el gobierno le ha robado su identidad, ha matado a sus parientes, colaboradores y amigos, y le ha quitado lo poco que le quedaba.  

A final de cuentas se comprobó de forma contundente que esta persona era un estafador profesional, que no era psicólogo y que nunca había trabajado en los sitios prestigiosos que había mencionado ni había estudiado donde había dicho, sino que se dedicó a vender libros y a hacerse millonario, aunque con el paso del tiempo el fraude se comprobó al cien por ciento.

El brazalete “extraterrestre” fue hecho con un hule convencional (tipo contact) y los “científicos” que lo apoyaron en sus descubrimientos en realidad eran empleados de una gasolinera, etc.

En México este caso tuvo mucha fama a raíz de que Maussán sostuvo que era real, aunque tras afirmar que mostraría el brazalete como prueba, a final de cuentas casualmente “se extravió”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios