19 de Septiembre de 2018

Yucatán

Por lipoescultura 'barata' casi pierde la vida; detienen a médico

La paciente estuvo a punto de fallecer. Fernando G. Á. practicó una lipoescultura sin ser cirujano plástico.

El médico detenido se careó con su denunciante en el Ministerio Público, en donde aceptó que conocía a la paciente. (Milenio Novedades)
El médico detenido se careó con su denunciante en el Ministerio Público, en donde aceptó que conocía a la paciente. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Por lipoescultura 'barata' casi pierde la vida; detienen a médicoCompartir en Twiiter Por lipoescultura 'barata' casi pierde la vida; detienen a médico

Francisco Puerto/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- El doctor Fernando G. Á. fue detenido y enviado al reclusorio meridano por el delito de negligencia médica, ya que sin ser cirujano plástico le practicó una lipoescultura a una mujer que por poco muere por una sepsis generalizada, al engrangrenarse los glúteos. Este médico fue aprehendido por mandato del juez cuarto penal Jorge Andrés Vázquez Juan.

Detrás de las rejillas de prácticas, el médico general (que no cirujano plástico), escuchó la denuncia que interpuso en su contra Romina D. M. C.

La mujer indicó que se enteró que en una clínica del norte de la ciudad, le podrían realizar una lipoescultura y aumento de glúteos por un módico precio.

Acordaron que la operación tendría un costo de 16 mil pesos, de los cuales la mujer aportó 12 mil.

El médico detenido carecía de conocimientos y habilidades especiales para practicar cirugías cosméticas

El 17 de agosto del 2013 se efectuó la cirugía, con aparente éxito, pero la mujer, el 31 de ese mes, empezó a sentir que se le entumían las piernas y el glúteo izquierdo presentaba una herida por donde salía pus.

El otro glúteo también se le infectó y cuando acudió a dicho médico, éste le recetó  Tafil y con una jeringa le extrajo la pus.

Poco después presentó elevada temperatura y dolores intensos, por lo que su esposo le pidió al doctor copia del expediente, pues no mejoraba y el 9 de septiembre se desmayó y fue ingresada al Star Médica y de ahí trasladada a la Clínica Pensiones, donde le salvaron la vida después de permanecer una semana en terapia intensiva.

La mujer sufrió necrosis (putrefacción) en ambos glúteos, anemia y una afección severa en los riñones, teniendo secuelas permanentes y requirió otras cirugías para corregir “en algo” lo que le habían mal practicado.

En un informe del Sector Salud, se mencionó que dicha clínica sólo debía prestar servicios de consulta externa, que sus médicos sólo contaban con conocimientos generales y el lugar carecía de quirófano.

Además, el mencionado médico carecía de conocimientos y habilidades especiales para practicar cirugías cosméticas.

El médico se reservó su derecho a declarar, aunque en parte de su comparecencia ante el Ministerio Público aceptó que conocía a la paciente y reconoció como suyos unos documentos y recetas que había expedido.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios