15 de Octubre de 2018

Yucatán

Confunden mal pélvico con apendicitis o infección de los riñones

Expertos hacen énfasis en la importancia de no confundir la enfermedad pélvica inflamatoria con dolor de colon o gastroenteritis.

La enfermedad pélvica inflamatoria (EPI) afecta a muchas mujeres en edad reproductiva. (Milenio Novedades)
La enfermedad pélvica inflamatoria (EPI) afecta a muchas mujeres en edad reproductiva. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Confunden mal pélvico con apendicitis o infección de los riñonesCompartir en Twiiter Confunden mal pélvico con apendicitis o infección de los riñones

José Salazar/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- La enfermedad pélvica inflamatoria (EPI) es la infección más frecuente en mujeres en edad reproductiva, que tienen vida sexual activa y no se encuentran embarazadas. Es un síndrome clínico que inflama los órganos del tracto genital superior.

“La EPI afecta el cuello de la matriz, cervix, endometrio, trompas de falopio, ovarios, parametros (costados del útero) y el la capa que recubre el abdomen (peritoneo). Usualmente era producida por dos  patógenos, la Neisseria Gonorrhoeae y la Chlamydia Trachomatis, sin embargo hoy en día se ha comprobado que micoplasmas, cocos positivos y otros tipos de bacterias,  también la causan”, explicó el doctor  Luis Gerardo Mugartegui Sánchez, Ginecólogo Oncólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Normalmente, el cuello uterino (la abertura hacia la matriz) evita que las bacterias en la vagina se propaguen a los demás órganos reproductores femeninos. Sin embargo, si el cuello uterino está expuesto a una infección de transmisión sexual como la gonorrea o la clamidia, se infecta. Esto puede permitir que las bacterias asciendan a los órganos internos, y que estos se inflamen y se infecten. Si esto se produce, es posible que las trompas de Falopio de la mujer se dañen y que sea difícil para ella quedar embarazada en lo sucesivo.

El especialista dijo que una infección vaginal que no se trata adecuadamente puede derivar en enfermedad pélvica inflamatoria y que el principal grupo de riesgo son las adolescentes que tienen prácticas sexuales de riesgo; otros factores de riesgo son tener más de una pareja sexual y el uso del Dispositivo Intrauterino (DIU).

“Los síntomas de la EPI son dolor abdominal presente en más del 80 por ciento de los casos, sangrado uterino disfuncional, es decir cuando la mujer no menstrua mes con mes y tiene sangrado entre sus menstruaciones; la disuria, que es el ardor al orinar; la dispareunia, que es dolor al tener relaciones sexuales; fiebre, náuseas y vómitos”, mencionó el doctor Mugartegui Sánchez.

El ginecooncólogo añadió que la EPI suele confundirse con apendicitis, gastroenteritis, infección de los riñones o con un quiste ovárico ya que los síntomas son similares por lo que será necesario practicarle a la paciente un ultrasonido para poder confirmar el diagnóstico. Este estudio se complementa con una muestra de las secreciones que se envía a laboratorio.

“La enfermedad pélvica inflamatoria se divide entre grandes grupos: la asintomática que es leve, en este caso la paciente no tiene datos de inflamación peritoneal; La EPI con datos de inflamación peritoneal y la EPI severa que es la que revela datos de absceso roto y requiere cirugía”, comentó el médico.

El doctor Mugartegui dijo que en la mayoría de los casos la EPI se controla con la administración de antibióticos. En caso de estar embarazada, la paciente deberá ser hospitalizada ya que esta enfermedad puede afectar al producto.

Finalmente, el médico hizo énfasis en la importancia de no confundir la EPI con inflamación de colon, apendicitis o gastroenteritis.

“Las medidas de prevención son no tener prácticas sexuales de riesgo o en dado caso utilizar métodos de barrera, si es necesario realizar algún procedimiento intrauterino, como la colocación de un DIU, el médico deberá administrarle antibiótico a la paciente para evitar que alguna batería que pudiera ingresar no se desarrolle”, concluyó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios