20 de Noviembre de 2018

Yucatán

Un yucateco de origen libanés que deja huella

"Si tenemos la suerte de que nos vaya bien, tenemos que hacer que otros logren un mejor nivel de vida”, dijo el Cónsul del Líbano, Roberto Abraham Mafud.

"Me gustaría ser recordado como una persona auténtica, que trató de hacer el bien en todas las áreas, que hizo todo lo posible para dejar una huella por la familia, por la gente necesitada, la cultura, el mundo empresarial, incluso en la diversión ”, dijo Roberto Abraham Mafud.
"Me gustaría ser recordado como una persona auténtica, que trató de hacer el bien en todas las áreas, que hizo todo lo posible para dejar una huella por la familia, por la gente necesitada, la cultura, el mundo empresarial, incluso en la diversión ”, dijo Roberto Abraham Mafud.
Compartir en Facebook Un yucateco de origen libanés que deja huellaCompartir en Twiiter Un yucateco de origen libanés que deja huella

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Con un concepto amplio del éxito, en el que tienen cabida las cuestiones económicas, profesionales, familiares, personales, altruistas, culturales e incluso espirituales, Roberto Abraham Mafud se ubica entre los yucatecos que dejan huella en distintos sectores de la sociedad y destacan por un profundo compromiso para lograr beneficios que impacten positivamente en el Estado.

Miembro de una estirpe de hombres y mujeres de origen libanés con una destacada cultura de trabajo, además de ser empresario del corporativo familiar, es Cónsul Honorario del Líbano, presidente de la Asociación Cultura Yucatán, creador de la fundación “Nueva Conciencia Para Yucatán” y miembro de la Legión de Honor Nacional de México, una organización sin fines de lucro que reconoce el trabajo de ciudadanos que contribuyen al desarrollo permanente de la cultura, la ciencia, el arte, el saber y la civilidad social, en la vida diaria de los mexicanos.

Desde sus diferentes trincheras ha impulsado proyectos que hoy forman parte la historia reciente de Mérida y el Estado; destaca su contribución a la cultura con proyectos de restauración en predios del Centro Histórico, iluminación de la Catedral, edición de libros y su aportación al liderar la propuesta original para tener en Mérida el Gran Museo del Mundo Maya. 

Actualmente, en su calidad de Presidente de Cultura Yucatán, está consolidando un proyecto de rescate y programa circuito de haciendas, preservación del arte sacro del convento de Conkal, la segunda fase de la Plaza de la Tercera Orden, el aprovechamiento de los terrenos de La Plancha y el edificio del Congreso del Estado para espacios culturales, tras su próxima desocupación.

En tanto, en el ramo empresarial, busca trascender con un plan maestro para un desarrollo habitacional que prevé ser una aportación urbanística en la capital yucateca.

En el tema altruista, próximamente lanzará el programa de acciones de la fundación “Conciencia Nueva Yucatán” y en su faceta artística, volverá a los escenarios con su piano, luego de 30 años de ausencia.

Sin miedo para emprender

“El éxito en diferentes fases. Lo primero que viene a la mente es el éxito económico y como empresarios, si un proyecto no es exitoso y no genera utilidades no nos sirve mucho, porque hay que pagar la nómina, y los gastos operativos de una empresa.

"Los esfuerzos deben tener varios objetivos. Cada proyecto y empresario tienen diferentes variantes, unos tienen una finalidad social, y otros de abrir mercado, pero aunque la cuestión económica es importante no debe ser ni lo único y lo principal.

"El fin es siempre buscar alternativas, tener mucho ingenio, creatividad, pero sobre todo la persistencia y organización. No tener miedo a los retos ni al fracaso. Hay que aceptar cuando algo no funcionó y tener la capacidad de resolver lo malo con creces, es parte de la habilidad de un empresario y un líder”, apuntó.

En la familia aprendió que el trabajo bien hecho, y en el marco de lo correcto, es garantía de éxito. Rodeado de hombres y mujeres emprendedoras, adoptó valores que hoy rigen su actuar en cualquier área: la verdad, la justicia, el amor a la familia, legalidad y trabajo.

“Las mejores lecciones de mi vida vienen de mis padres (Flora Mafud Jorge y Asís Abraham Dáguer), de mi tío William, quienes me enseñaron a hacer las cosas bien, ser honestos, ser auténticos, claros y siempre buscar un beneficio adicional para la gente. Tenacidad, no tener miedo, sobreponernos a los riesgos y circunstancias, generar bienestar para la comunidad y a pesar de las crisis. Como decía mi papá: Hay que trabajar sin salirse del camino recto y no te meterás en problemas”, abundó. 

Altruismo, compromiso personal y familiar 

“En la cuestión de altruismo, como familia tenemos un compromiso con la Fundación de Grupo Abraham y la Ciudad Vicentina, fundada por mi papá y mi tío William. Siempre apoyamos a diversas organizaciones en la medida de las posibilidades”, apuntó como ejemplo de que el valor de la solidaridad no se limita a los seres queridos, sino a sectores vulnerables. 

Por iniciativa propia fundó la Asociación Nueva  para Yucatán con la que promueve un plan de nutrición y apoyo a núcleos de familia de las comunidades más necesitadas del Estado. Actualmente afina detalles de las acciones, en tanto se realizaron pruebas en tres familias y con base en la evaluación de beneficios arrancará el proyecto al 100 por ciento, el cual pretende abarcar los 106 municipios.

“El objetivo es que la gente tome conciencia que hay que ayudar a las familias necesitadas desde la casa, es decir, por los empleados domésticos, los trabajadores de las empresas y tener un compromiso de apoyar por lo menos a una familia, en un rescate integral”, señaló, refiriéndose a los ejes que sostienen esta propuesta, que incluye la nutrición y salud de las personas beneficiadas, la capacitación de uno de sus miembros para que forme parte del sector productivo y conseguirles un empleo para obtener una fuente de ingresos para su hogar. 

Cultura para todos 

En el rubro cultural, desde hace ocho años participa activamente, con instituciones y autoridades. En ese camino fue el presidente del patronato del entonces Instituto de Cultura de Yucatán y tras el término de ciclo de este organismo, funda y preside desde 2010 la asociación Cultura Yucatán.

Con su organización fue creador del proyecto y concepto original del Gran Museo del Mundo Maya de Mérida, logrando que la capital yucateca tuviera un recinto cultural de esta envergadura. La iniciativa fue entregada para su desarrollo al patronato Cultur, institución que tomó la idea y la llevó a cabo con sus propios enfoques. 

En este 2015 la asociación se activa con propuestas que seguirán aportando al rescate y preservación de edificios históricos para detonar el turismo cultural. 

Dejando huella

“Me gustaría ser recordado como una persona auténtica, que trató de hacer el bien en todas las áreas, que hizo todo lo posible para dejar una huella por la familia, por la gente necesitada, la cultura, el mundo empresarial, incluso en la diversión, cuando fui propietario de los clubes Tequila.

"Me motiva ayudar, si tenemos la suerte de que nos ha ido bien, tenemos que hacer que a los otros les vaya bien y logren un mejor nivel de vida. También recordado como empresario, miembro de una gran familia, promotor de la cultura, altruista, compositor y místico porque tengo 15 años de hacer estudios de investigación en la Academia para la Ciencia Futura”, finalizó.

Perfil

  • Roberto Abraham Mafud nació en Mérida el 28 de febrero de 1959 en el seno de una familia de siete hermanos de origen libanés.
  • En diciembre de 2014 recibió la Medalla al Mérito Humano entregada por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán por contribución al derecho humano a la cultura.
  • Tiene el grado de Contador Público y desde 1980 incursiona en el área industrial; asimismo dirige unos años el corporativo de servicios contables y fiscales de la familia.
  • Hizo estudios profesionales de piano y composición en los conservatorios de Viena, Salzburgo y la escuela Berklee College of Music de Boston.
  • Incursionó en los medios, en el área de televisión, fue director de la Televisora de la Península S.A. de C.V. De igual manera, ingresó en el área de gestiones especiales y bienes raíces.
  • Fue presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y Televisión Delegación Yucatán.
  • Es vicepresidente de la asociación Cultura por la Paz A. C., en Mérida.
  • Actualmente administra la empresa inmobiliaria  Riviera Maya Promotores S.A. de C.V. y forma parte como accionista del consejo del grupo empresarial “San Francisco de Asis”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios