16 de Julio de 2018

Yucatán

Salvó la vida de 3 bebés que no respiraban

Elda María, paramédico especialista en partos difíciles, dice que es triste ver que los niños sufran.

Varios socorristas y paramédicos de la SSP recibieron reconocimientos por sus años de trabajo en la corporación. (Jorge Acosta/SIPSE)
Varios socorristas y paramédicos de la SSP recibieron reconocimientos por sus años de trabajo en la corporación. (Jorge Acosta/SIPSE)
Compartir en Facebook Salvó la vida de 3 bebés que no respirabanCompartir en Twiiter Salvó la vida de 3 bebés que no respiraban

Luis Fuente/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- “Cuando la gente nos dice: 'No sé con qué pagarles', nosotros contestamos que ya 'está pagado' con la satisfacción de hacer las cosas bien y dar la posibilidad a que la persona atendida pueda continuar con su vida”, manifestó la técnica en urgencias médicas, Elda María Flores Canul, quien ayer recibió un reconocimiento por su destacada labor y salvar la vida de un neonato en un parto difícil.

Con 10 años de servicio en la Unidad de Ambulancias de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) –los cumplió el día 12 de junio-, Elda María se ha convertido en una especialista en la atención de partos difíciles y prematuros; precisamente por su destacada labor recibió ayer un reconocimiento y una medalla de manos del gobernador Rolando Zapata Bello.

“Todos los servicios dan un tipo de sentimiento, pero cuando nos toca atender (a) niños es triste ver cómo sufren, por lo que entonces la mentalidad es si haces bien las cosas, ahora es hora de hacerlas mejor para sacar adelante al menor”, enfatizó la paramédico.

Señaló que en este año le han tocado cuatro servicios de partos difíciles y prematuros, en los que puso todos sus conocimientos y esfuerzo para lograr que los bebés salieran con bien y llevarlos al hospital para su atención por especialistas en este tipo de neonatos.

...la sensación de alegría por hacer bien las cosas, es algo que no se puede expresar con palabras: Elda María, socorrista.

“Uno de ellos fue de una señora que no llevaba control prenatal, por lo que no sabía que llevaba gemelos, de modo que nosotros recibimos al primer bebé de siete meses, que se le tuvo que reanimar, pero mientras se le brindaba la atención nació el segundo, por lo que también se le tuvo que dar asistencia y llevarlos, junto con la madre, al hospital”, relató.

Uno de los casos más dramáticos fue el de una señora que era atendida por una partera que no pudo controlar la situación y cuando Elda María y su equipo llegaron, el bebé sólo había asomado la cabeza y ya estaba morado.

“La partera señaló que la madre llevaba 40 minutos de parto y creyó que el bebé había muerto, pues estaba morado y no respiraba, por lo que lo ayudaron a nacer y se procedió a darle estímulos, así como aspirado en su boquita y nariz para extraerle las secreciones.

"La labor dio frutos cuando el bebé dio un gran suspiro y todos los que estábamos ahí también suspiramos; el neonato llegó bien al hospital”, dijo sonriendo Elda María.

El caso más reciente fue de una joven madre que tuvo un parto prematuro de seis meses, hechos que ocurrieron en el baño de una escuela de bachillerato, donde la mujer trabajaba.

“La madre pensó que el bebé había muerto porque estaba flácido y no reaccionaba, por lo que cuando valoré al neonato me di cuenta de que tenía pulso, por lo que procedí a aspirarlo y darle oxígeno hasta que comenzó a moverse y durante el traslado en la ambulancia retomó el color rosadito y llegó en buen estado de salud; al igual que la madre, quien estaba en shock”.

“Soy afortunada en tener estos casos cuando el neonato sale delante de una situación tan complicada, la sensación de alegría por hacer bien las cosas, es algo que no se puede expresar con palabras”, señaló Elda María.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios