16 de Diciembre de 2017

Yucatán

Yucatán: Guarda el mar la posible cura para demencia senil

Estudian los efectos de los extractos de las glándulas salivales del pulpo rojo, a fin de buscar una cura para el mal de Alzheimer.

La saliva del pulpo rojo puede paralizar a un animal por 10 segundos. (Milenio Novedades)
La saliva del pulpo rojo puede paralizar a un animal por 10 segundos. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Yucatán: Guarda el mar la posible cura para demencia senilCompartir en Twiiter Yucatán: Guarda el mar la posible cura para demencia senil

Coral Díaz/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Sergio Rodríguez Morales, doctor de la Unidad de Química del campus Sisal de la Universidad Autónoma de México (UNAM), coordina un proyecto en el que se estudian los efectos de los extractos de las glándulas salivales del pulpo rojo para caracterizar las moléculas que posiblemente puedan ayudar a combatir el Alzheimer.

El profesor de la facultad de Ciencias de la Unidad Multidisciplinaria de Docencia e Investigación la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM),  Carlos Rosas Vázquez, señaló que este es un proyecto multidisciplinario desarrollado con apoyo del Fondo Mixto del Estado de Yucatán.

El experto indicó que esta investigación, que se lleva a cabo desde hace tres años aproximadamente, con un equipo de colaboradores, estudia los desechos de la pesquería del pulpo, y busca desarrollar fármacos a partir de él.

De esta manera, explicó que el Doctor Rodríguez, encargado de este proceso, estudia las propiedades analgésicas y neuroparalizantes de las glándulas salivales de los pulpos, porque éstos cuando atrapan a una presa, la muerden, y al entrar la saliva del pulpo en el animal pueden paralizarlo de cinco a 10 segundos.

“Como buen químico se ha puesto a estudiar la molécula, la está caracterizando, viendo sus propiedades farmacéuticas, y seguramente muy pronto nos va a sorprender con un nuevo producto farmacéutico importante, ya que estos neuroparalizantes ayudan a controlar determinadas anomalías del sistema nervioso y posiblemente puedan ser aplicadas en patologías como el Alzheimer”, refirió.

Rosas Vázquez comentó que como parte de este proceso de investigación, Rodríguez Morales realiza un estudio de conducta y ha demostrado que los pulpos atacan a los cangrejos por atrás, porque en las patas  tienen una membrana donde hay una laguna sanguínea y al entrar la saliva del pulpo, el animal se queda petrificado.

“Se sabía que había un comportamiento conocido como el beso de la muerte, porque el pulpo atacaba por el frente a una jaiba, le arrancaba la estructura bucal y la escupía”, subrayó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios