18 de Diciembre de 2018

Yucatán

Encuentran la muerte en su hamaca

Edmundo, de 59 años, fue hallado en estado de descomposición; mientras Jorge, de 56 años, se golpeó la cabeza y se durmió.

La hamaca fue el último reposo de dos hombres que encontraron la muerte mientras dormían. (Foto de contexto/Agencias)
La hamaca fue el último reposo de dos hombres que encontraron la muerte mientras dormían. (Foto de contexto/Agencias)
Compartir en Facebook Encuentran la muerte en su hamacaCompartir en Twiiter Encuentran la muerte en su hamaca

Adán Escamilla/Milenio Novedades
DZIDZANTÚM, Yucatán.- Edmundo A. M., de 59 años de edad, fue hallado en su hogar en estado de descomposición, luego de que familiares llegaron a visitarlo, en Dzidzantún.

Alrededor de las 10:00 de la mañana, Rosa A., hermana del ahora occiso, arribó al predio de su hermano Edmundo, ubicado en esta población, ya que desde hace tres días no lo había visto, por lo que, preocupada, decidió ir a visitarlo.

La mujer, al llegar al predio y no tener una respuesta de su hermano, ingresó a la casa y se llevó la terrible sorpresa de ver el cuerpo de Edmundo acostado en su hamaca y en estado de descomposición, de inmediato dio parte a las autoridades locales.

Al parecer el sujeto falleció de un infarto.

Se golpea la cabeza y duerme por siempre

Por otra parte, debido a que sufrió una caída cuando estaba alcoholizado, golpeándose la cabeza, Jorge P., de 56 años, falleció anteanoche, en su hamaca, en el interior de su casa que compartía con su esposa en la colonia Petcanché.

Jorge desde hace años se había dedicado al alcoholismo y el pasado día 15 se levantó de su hamaca y, como estaba ebrio, perdió el equilibrio, cayó al piso y se golpeó el cráneo,  pero luego de levantarse y hablar con su mujer, Manuela A. M., dijo que no iría al médico porque se sentía bien y no le dolía nada.

Sin embargo, anteayer se levantó por la mañana y salió de su casa. Al mediodía regresó a comer y ya estaba otra vez borracho.

Comió y se acostó a dormir en su hamaca, y ya no despertó. A las 8 de la noche que lo fue a despertar su esposa, ya estaba sin vida.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios