15 de Noviembre de 2018

Yucatán

Así se realiza una posada cristiana

Así se realiza la representación bíblica para tener una verdadera celebración espiritual.

Esta noche puedes celebrar la Navidad con una verdadera fiesta espiritual. (Milenio Novedades)
Esta noche puedes celebrar la Navidad con una verdadera fiesta espiritual. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Así se realiza una posada cristianaCompartir en Twiiter Así se realiza una posada cristiana

William Sierra/SIPSE

MÉRIDA, Yucatán.- Las posadas son tradicionales celebraciones de México y Centroamérica con las que se preparan los nueve días previos a la celebración de la Navidad. 

Es necesario hacer de las posadas un tiempo de preparación para recibir al Niño Jesús como se merece y no una mera ocasión para bailar, romper piñata, comer y beber sin medida, pero sobre todo, sin ningún beneficio espiritual.

Precisamente ante ello, el Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (Siame) ofrece una guía para ello:

La bienvenida. Es muy común que las posadas se realicen en diferentes lugares cada noche, por lo que los anfitriones de la casa en turno deberán estar atentos a la llegada de los invitados, evitando distraerse con preparativos de última hora.

 La integración. Mientras se ameniza la recepción de los invitados con villancicos, la familia anfitriona puede repartir hojas-guía, a fin de que todos participen.

El rezo del rosario. Orar con María durante estos nueve días es la mejor forma de prepararnos para la Navidad y advierte que rezar el rosario permite acompañar a los peregrinos en su andar, y constituye una oportunidad para pedirle a María su intercesión por la unidad de la comunidad y de las familias presentes.

 

La Letanía. Al concluir el quinto misterio del rosario, se organiza una procesión con las imágenes de los Santos Peregrinos, mientras se canta la letanía.

Petición de Posada. Al llegar a la casa donde se habrá de pedir posada, se sugiere que uno de los invitados lea una pequeña reflexión catequética en torno al momento de preparación que se vive y se hace una petición por alguna familia o sector específico de la comunidad. 

Ya en  la casa, el anfitrión reparte la comida (también puede ser que cada familia comparta algo) y se rompe la piñata.

Este debe ser el momento adecuado para la convivencia familiar.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios