16 de Julio de 2018

Yucatán

¿Terminaron las vacaciones? Empeñan hasta ¡prótesis!

Esperan se incremente en los próximos días un 35 por ciento el número de personas que acuden a 'financiarse'.

Con el regreso de vacaciones, los empeño se incrementan hasta un 35 por ciento. La imagen es de la sucursal centro del Monte de Piedad. (José Acosta/SIPSE)
Con el regreso de vacaciones, los empeño se incrementan hasta un 35 por ciento. La imagen es de la sucursal centro del Monte de Piedad. (José Acosta/SIPSE)
Compartir en Facebook ¿Terminaron las vacaciones? Empeñan hasta ¡prótesis!Compartir en Twiiter ¿Terminaron las vacaciones? Empeñan hasta ¡prótesis!

Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Con la reanudación de las clases ayer, las casas de empeño reportaron un ligero incremento de ciudadanos que requieren “capitalizarse”, luego de los gastos de las vacaciones de Semana Santa, pero se espera que en los próximos días se registre un incremento del 35 por ciento en la atención.

Con tal de obtener dinero para solventar esos gastos, los yucatecos llegan incluso con objetos 'raros' o poco comunes como, por ejemplo, prótesis, tanques de oxígeno y hasta animales. Incluso hay gente que ha intentado empeñar diente de oro, o piezas dentales con incrustaciones de metales preciosos.

Y no falta quien haya empeñado una verdadera joya en todos lo sentidos: una las piezas más valiosas en una de las sucursales del Monte de Piedad en Mérida fue un collar de brillantes del diseñador italiano Roberto Coin, con valor superior a los 100 mil pesos.

Así, dos de las casas de empeño más importantes y antiguas que operan en el país: el Nacional Monte de Piedad, que en febrero pasado cumplió 240 años, y la institución de asistencia privada sin fines de lucro Rafael Dondé, con 109 de fundada, coinciden en percibir un aumento del 35 por ciento en la afluencia de pignorantes en los días previos y posteriores a los períodos vacacionales.

El porcentaje de 'recuperación' de empeños es mayor en las joyas, no sólo por su valor monetario sino también sentimental

Ambas instituciones atienden un promedio de 400 personas al día, cantidad que incrementa un 35 por ciento tras los periodos vacacionales; aunque esta cifra es variable, dependiendo del tipo del período de descanso y la coincidencia con las fechas de pago.

La política de estas casas es similar, facilitan que las personas recuperen sus prendas; según sus estadísticas, nueve de cada 10 pignorantes rescatan sus objetos.

Para el empeño se expende una boleta en el que se anota el interés o utilizan un nuevo sistema que llaman “Pagos libres”, en el caso del Monte de Piedad, y “Plazos Adecuados”, en Dondé.

Los planes que se adaptan a las posibilidades del cliente para saldar su deuda, comenzando a pagar los intereses para después abonar a capital; tal procedimiento ha permitido que los usuarios, en un lapso promedio de dos meses, recuperen sus pertenencias de una forma en la que no se les haga pesado, al estilo de un sistema de apartado con sus propias prendas.

Alhajas, oro y relojes son los rubros que reciben ocho de las nueve sucursales que operan en Mérida, informó Rommel Pedrera Pacho, gerente de la sucursal del Monte de Piedad ubicado en Plaza las Américas.

Agregó que la sucursal ubicada en el centro tiene la característica de ser la única de esta empresa en recibir todo tipo de objetos, como son electrodomésticos, electrónicos y piezas que tienen fecha de caducidad, debido a que atiende a usuarios de poblaciones cercanas a Mérida.

Las joyas, por lo contrario, poseen en general un valor sentimental, dado que muchas veces son herencias familiares; en este tipo de empeño es donde mayormente el porcentaje de recuperación del empeño es mayor, informó Manuel Sáenz, gerente de Comunicación Social de Rafael Dondé.

'Bienes son para remediar males'

Aunque en ocasiones se complica recuperar los objetos empeñados, diversos usuarios de las casas de empeño de Mérida consideran que es la única opción que tienen para realizar una compra fuera de su presupuesto o para saldar una gran deuda.

Uno de los usuarios, César González Pérez, reconoció que ha realizado empeños en diferentes casas de empeño, sobre todo los que están en el centro de la ciudad.

González Pérez relató que sólo una vez perdió el objeto, el cual era una televisión de pantalla plana, por la que le prestaron 600 pesos.

Recordó que con una guitarra, la cual ha empeñado varias veces, el refrendo que ha pagado ya supera el monto total; sin embargo, argumenta esta situación no le afecta, ya que sigue conservando su instrumento musical, el cual tiene un gran valor sentimental.

Cuestionado sobre los motivos que lo han llevado a recurrir al empeño, indicó que es sobre todo por falta de dinero para el pago de servicios, así como la colegiatura de la escuela de su hijo.

Otro de los clientes a estas casas de empeño, quien pidió el anonimato, comentó que el ir con regularidad a estos negocios le permitió relacionarse con algunos empleados, y ha visto una oportunidad de obtener recursos comprando lotes de piezas, para, después de pulirlas, venderlas en abonos.

Acerca de su experiencia en los empeños tras los periodos vacacionales, comentó que la gente se endeuda más de lo que se piensa, por lo que es común que utilicen sus bienes para obtener algunos recursos que les permitan pagar algunas deudas.

“Finalmente, los bienes son para remediar los males”, apuntó. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios