16 de Enero de 2018

Yucatán

Yucatán baja a séptimo lugar nacional por influenza estacional

De los 54 casos registrados en la entidad en lo que va del año, cuatro de ellos han derivado en defunciones.

La temporada de influenza estacional inició en octubre del año pasado y concluirá entre marzo y abril de este año.  (SIPSE)
La temporada de influenza estacional inició en octubre del año pasado y concluirá entre marzo y abril de este año. (SIPSE)
Compartir en Facebook Yucatán baja a séptimo lugar nacional por influenza estacionalCompartir en Twiiter Yucatán baja a séptimo lugar nacional por influenza estacional

José Salazar/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- En las dos últimas semanas, en Yucatán solamente se ha confirmado un caso de influenza estacional con el cual suman 54 los acumulados en el presente año. El estado ha descendido al séptimo sitio a nivel nacional entre los estados que más casos de este padecimiento respiratorio reportan.

Hasta la semana 7 epidemiológica, con corte al 16 de febrero, cifras del Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Influenza indican que de los 54 casos de influenza diagnosticados en la entidad, se han derivado, cuatro defunciones. 

De acuerdo con estadísticas de la Secretaría de Salud, se han registrado 614 casos de Enfermedad Tipo Influenza (ETI). Esto indica que por cada cien personas que se consideran como casos sospechosos, nueve resultan infectadas con el virus de influenza. 

Cabe señalar que la temporada de influenza estacional inició en la semana epidemiológica 40 de 2016, al inicio del mes de octubre y concluirá entre marzo y abril de este año. 

En la presente temporada, Nuevo León (430 casos), Querétaro (168), la Ciudad de México (122), San Luis Potosí (107), Coahuila (78), Estado de México (57), Yucatán (54), Quintana Roo (52), Veracruz (51), Sinaloa (47) y Tlaxcala (47), concentran la mayoría de los casos registrados en el territorio nacional. 

El total de casos confirmados de influenza a nivel nacional es de 1,628, de los cuales 956 corresponden a influenza AH1N1, 320 a influenza B, 171 a la cepa de influenza tipo A y 181,a la cepa AH3N2. Se han notificado 92 defunciones relacionadas con esta enfermedad, la mayoría por la cepa AH1N1. 

Debido a los constantes cambios bruscos de temperatura en esta temporada de frentes fríos, la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY), recomienda vacunar a los menores de cinco años y personas en riesgo como adultos mayores y pacientes de enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión y VIH y a mantener cada uno de los espacios del hogar limpios y libres de polvo; desinfectar con agua, jabón y cloro todas las superficies (teclados de computadora, teléfonos, etcétera), lavarse las manos constantemente y cubrirse nariz y boca al estornudar. 

También se aconseja fortalecer la técnica correcta para el lavado de manos; así como la técnica adecuada para toser o estornudar (hacerlo con el ángulo del codo), para evitar contagios.

No se puede erradicar 

En la actualidad y aun con los avances científicos, el virus de la influenza no se puede erradicar —como sí sucedió con la viruela, por ejemplo—, esto se debe a que se trata de un virus que tiene mutaciones genéticas constantes que pueden producir una nueva cepa.

Selene Zárate Guerra, profesora investigadora del Centro de Ciencias Genómicas de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), explicó que si dos virus de influenza se encuentran en un mismo huésped: procedentes de un humano y de una ave, por ejemplo, se produce una nueva cepa viral. Las infecciones virales que se dan entre más de una especie animal hacen posible que el virus sufra cambios drásticos y con ello se vuelve virulento.

“El virus de la influenza es muy particular en su evolución, por un lado, adquiere un gran número de cambios en sus proteínas, eso hace que de un año a otro, aunque hayamos estado expuestos a estos virus, los anticuerpos que generamos en nuestro cuerpo contra el virus, los virus han cambiado lo suficiente para que nuestras defensas ya no los reconozcan”, explicó

Aunque existen cuatro tipos de virus de influenza A, B , C y D, el primero de ellos es el que genera un mayor número de casos graves y del cual existen varios subtipos: H1N1 y H3N2, principalmente.

De aves y cerdos

“Existen muchos subtipos de influenza A. Podemos encontrarlos en aves, cerdos y humanos. Esto hace posible que a veces un virus que normalmente esté en aves pueda ser capaz de infectar humanos y transmitirse eficientemente de una persona a otra, de hecho esta es la hipótesis de cómo se originó la pandemia de 1918: un virus que normalmente circulaba en aves, con el que la población humana nunca había tenido contacto y, por lo tanto, nadie tenía defensas contra ese virus”, puntualizó.

La especialista en dinámica de poblaciones virales y virus emergentes señaló que aunque por lo general en México se han reportado más casos de influenza H1N1, aún existen casos del tipo H3N2. “Podemos verlo en las estadísticas, circulan los dos subtipos y esta variabilidad es un potencial para que se presenten nuevos virus que puedan causar cuadros más graves”, detalla la investigadora.

Ante este contexto, el desarrollo de vacunas y antivirales hace posible el control de la infección viral y con ello prevenir epidemias. Las vacunas contra el virus de la influenza requieren de un periodo de desarrollo y producción de corto tiempo, debido a que deben estar listas para la siguiente temporada invernal.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios