12 de Diciembre de 2017

Yucatán

Incongruencia de jueces en un fallo

El Segundo Tribunal de Juicio Oral del TSJE liberó a José Rafael Huchim Kuk, quien había sido sentenciado a 20 años por el homicidio de un policía.

José Rafael Huchim Kuk fue exonerado del delito de homicidio del que se le acusó. Supuestamente estuvo involucrado en la muerte de un policía de Tecoh. (SIPSE)
José Rafael Huchim Kuk fue exonerado del delito de homicidio del que se le acusó. Supuestamente estuvo involucrado en la muerte de un policía de Tecoh. (SIPSE)
Compartir en Facebook Incongruencia de jueces en un falloCompartir en Twiiter Incongruencia de jueces en un fallo

Francisco Puerto/Luis Fuente
MÉRIDA, Yuc.- El Segundo Tribunal de Juicio Oral del Poder Judicial del Estado dejó en libertad a José Rafael Huchim Kuk, al alegar que la Fiscalía General del Estado no hizo bien su trabajar al no tener los elementos suficientes para procesarlo penalmente por haber acribillado a un agente desarmado e indefenso, durante un asalto a un minisuper de Tecoh.

Como anticipamos, a los jueces Níger Desiderio Pool Cab, Verónica de Jesús Burgos Pérez y Sergio Marfil no les fueron suficientes las pruebas que se les presentaron para condenar al sujeto.

En este caso se habla que algún personaje muy poderoso intervino para beneficiar al ex militar y dos veces agresor de policías, Huchim Kuk.

Aunque también se dice que nada más se encargaron de aplicar el derecho, sin importarles lo que la más elemental de las justicias dice.

Cabe recordar que este sujeto, en primera instancia, fue condenado a pasar 20 años de cárcel (la pena mínima por matar a una persona) y luego sus abogados interpusieron un recurso de casación.

Es por eso que el Tribunal Segundo de Juicio Oral dependiente del Tribunal Superior de Justicia del Estado repuso el proceso, pues aparentemente se llevó en completa desventaja en contra del ahora liberado.

Lagunas legales

Para beneficiar al ex reo se creó ex profeso este Tribunal. Además, se incurrió en una contradicción, porque primero se le sentenció y ahora lo exculparon, dejándolo en completa libertad y de esta forma se cerró burocráticamente el caso, sin que se aplique justicia para el policía caído en cumplimiento de su deber, Adalberto Chablé Chan, y su familia.

Este sujeto fue sentenciado por ser responsable directo y material de los delitos de homicidio calificado y robo con violencia, tras privar de la vida al policía municipal Adalberto Chablé, el 14 de septiembre de 2013.

Esta sentencia fue duramente criticada, por lo baja que fue, ya que se esperaba que al ser exsoldado y reincidente los jueces no hubieran dudado en aplicarle mayor castigo.

El sujeto asaltó el comercio denominado “Halcón Centenario”, de la calle 30 entre 21 y 23, de Tecoh, en donde amagó a los dependientes, robó el dinero de la caja registradora y abrió fuego contra una de las empleadas y, posteriormente, contra el elemento policiaco.

Escapó a bordo de un automóvil pero finalmente fue detenido por las autoridades policiacas.

Hasta el arma encontraron

En el vehículo se encontró el arma homicida, balas, el dinero del hurto y el pasamontañas con el que se cubría el rostro, lo que no fue suficiente para esos jueces, porque supuestamente nadie le vio el rostro.

Tampoco se tomó en cuenta que, en enero de 2013, Alfonso Díaz Kantún (a) “Archie”, comandante de la Policía de Seyé, fue baleado en la comisaría de Canicab y fue el ahora procesado, al parecer, el autor del ataque, luego de que le tendió una emboscada.

José Rafael tiene un amplio historial delictivo en Seye, donde de acuerdo con las autoridades es detenido constantemente por cometer robos y escandalizar en la vía pública, pero luego es liberado porque llega a un acuerdo con los afectados.

Ayer, la complejidad del sistema penal oral volvió a beneficiarlo, pues el Segundo Tribunal Oral dependiente del Poder Judicial del Estado, integrado por Verónica de Jesús Burgos Pérez, quien fungía como Juez Cuarto Penal; Níger Desiderio Pool Cab, quien estaba a cargo del Juzgado Primero de ejecución de sentencias, y Sergio Marfil Gómez, quien estaba en el Tribunal Superior de Justicia.

A pesar de haber escuchado los mismos testimonios de las víctimas del delito, de los mismos peritos, y haber visto los mismos objetos y evidencias del primer juicio lo absolvieron del asesinato del policía.

Previamente, el Primer Tribunal  de Oralidad, conformado por Fabiola Rodríguez Zurita, Celia Fuentes Celis y Socorro Tamayo Aranda, lo condenaron a 20 años de prisión por el delito de homicidio calificado y robo con violencia por esos mismos hechos.

A pesar de haber escuchado los mismos testimonios de las víctimas del delito, de los mismos peritos, y haber visto los mismos objetos y evidencias que el Primer Tribunal consideró idóneos y suficientes para condenar a José Rafael HuchimKuk, decidió dejarlo libre, por considerarlo insuficiente, a pesar de que una de las dependientes señalo un pasamontañas, unos guantes y un sombrero como los que uso el homicida el día de los hechos.

Testigos

Además de que los testigos de cargo que comparecieron y dijeron ante ese tribunal de juicio oral que el asaltante y el acusado compartían las mismas características físicas, que en su vehículo se encontraron cartuchos del misma calibre que los casquillos encontrados en la tienda y de la bala hallada en el cadáver del policía, así como también se encontró el pasamontañas, los guantes, el sombrero y parte del botín robado. 

Además, en su comparecencia un testigo señaló el vehículo de Huchim Kuk como el que empleó el asaltante al huir, pues lo reconoció por el daño que le ocasionó en el marco del parabrisas al tirarle una piedra al momento de huir. También consideraron que en su vehículo se encontraron varias prendas, entre las que se encontraban la camisa y guantes usados para cometer el delito, ya que dieron positivo a residuos de pólvora por haber disparado un arma de fuego; todos esas pruebas relacionan de forma directa al acusado y por tal motivo el primer tribunal de juicio oral lo encontró culpable de los delitos antes citados.

Este sujeto también es señalado como el responsable del atentado ocurrido el 18 de enero de 2013 al comandante de la Policía de Seyé, Díaz Kantún (a) “Archie”, quien fue baleado cuando se dirigía a su casa en una comisaría de Acanceh.

Otro Huchim Kuk

El caso del comandante “Archie” dio un inesperado giro, ya que el juez de control no vinculó a proceso al sospechoso Bernabé Kuk Collí y ordenó su libertad por falta de pruebas en su contra, ya que parientes del entonces detenido declararon que el autor del atentado fue un primo ex militar de José Bernabé, identificado como Rafael Huchim Kuk.

Entre las 'hazañas' del ex militar en Seyé se cuenta su arresto tras ser sorprendido teniendo relaciones con una mujer en las afueras de la población.

Lo que originó la venganza fue que este sujeto fue detenido a principios de enero de ese mismo por robar un teléfono celular a una joven en el centro de Seyé. Esa vez fue detenido y le obligaron a devolver el aparato. Fue capturado por  el comandante “Archie”.

Por lo anterior, este sujeto se molestó por la detención y cumplió su venganza la noche del 19 de ese mismo mes, con el atentado contra Alfonso, quien primero fue perseguido con el Chevy placas YZV2153 y después baleado en la comisaría de Canicab, donde sus compañeros lo encontraron agonizando por el disparo que recibió.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios