15 de Octubre de 2018

Yucatán

Meditación gana terreno en Yucatán, como 'cura' del estrés

Centros especializados se abren paso entre personas que buscan método alternativos para la salud mental.

La meditación como forma de control de estrés e incluso problemas emocionales crece en Yucatán. La imagen es de contexto. (mexico.cnn.com)
La meditación como forma de control de estrés e incluso problemas emocionales crece en Yucatán. La imagen es de contexto. (mexico.cnn.com)
Compartir en Facebook Meditación gana terreno en Yucatán, como 'cura' del estrésCompartir en Twiiter Meditación gana terreno en Yucatán, como 'cura' del estrés

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- En medio de un panorama creciente de personas con estrés, tensión y hasta depresión derivada de la vida laboral o las presiones personales, los centros de prácticas de meditación de distintas escuelas orientales se abren paso en un público cada vez más interesado en los beneficios de salud física, mental y emocional.

Formados tanto por comunidades extranjeras residentes en Mérida y como por locales, estos grupos fomentan esta práctica con la visita de exponentes internacionales. Francisco Dokusho Villalba, destacado por ser el primer maestro Soto Zen español, estuvo en la ciudad el pasado fin de semana en para compartir técnicas y reflexiones. La actividad estuvo organizada por el italiano Alberto Giussani.

En entrevista con Milenio Novedades, indicó que ante la vida agitada por el trabajo y la tecnología es necesario una pausa para la relajación y abonar a una mejor calidad de la salud.

“Resumo la práctica del Zen, en dos palabras: sentarse y sentirse, es decir pararse y tomar conciencia de lo que uno está sintiendo. Últimamente la vida se ha vuelto tan trepidante, que vamos siempre corriendo detrás de algo o huyendo delante de algo, y nunca tenemos tiempo de parar, entonces meditar no es hacer algo especial o extraordinario; es sentarse, quedarse tranquilo, sintiendo la propia respiración, las sensaciones, haciéndose íntimo con uno mismo”, apuntó.

De acuerdo con estudios de centros de investigación de Estados Unidos, se sugiere que la meditación zen puede ser muy útil para tratar el Déficit de Atención con Hiperactividad, los trastornos obsesivo-compulsivo, los problemas de ansiedad y la depresión mayor. También identificaron que esta práctica favorece una atención vigilante pero relajada, una focalización tranquila y sin sobresaltos.

“La meditación zen se está extiendo por el mundo, Estados Unidos desde hace 50 años; por ejemplo en Europa es raro encontrar un lugar que no tengan un centro de meditación zen, eso quiere decir que hay cientos miles de personas, madres, padres de familia, trabajadores que han hecho de esta práctica parte de su vida. ¿Cuándo se sienta uno?, cuando está cansado de correr, de ir de un lugar para otro siempre persiguiendo la felicidad de muchas formas, cuando uno se desengaña, piensa en descansar, sentarse.

"Cuando se hace sin grandes expectativas es cuando la mente se calma, se simplifica es cuando surgen los beneficios, pero si uno busca los beneficios, no los consigue”, explicó.

Apuntó que hay que darle más peso al proceso y citó a Picasso: “Cada vez valoro menos el resultado final del acto pictórico; lo que me interesa más es cada instante, cada pincelada, el aquí y ahora de la creación”. 

El pasado 2 de octubre se presentó en el marco del Otoño Cultural con una conferencia sobre la tradición zen, y el 3 de octubre encabezó un taller de meditación.

Esta es la primera vez que visita Yucatán y con este primer acercamiento prevé próximos encuentros para dar seguimiento a la relación con la comunidad yucateca.

Datos claves
  • Algunos centros de meditación se ubican en el norte de la ciudad, como en San Antonio Cinta, Benito Juárez Norte, Pinos, Fraccionamiento Campestre; también en García Ginerés y Centro histórico.
  • Francisco Dokusho Villalba es fundador de la Comunidad Budista Soto Zen en España y abad-fundador del monasterio zen Luz Serena, donde actualmente reside.
  • Fue discípulo del maestro Taisen Deshimaru, de quien recibió la ordenación de monje soto zen en 1978 en París y bajo cuya dirección estudió hasta su fallecimiento. También fue aprendiz del maestro Shuyu Narita Roshi, abad del Templo Todenji, en Akita, Japón.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios